La madre del acusado prometió a la víctima y a su madre que su hijo se casaría con la chica cuando fuera mayor de edad.
Sharad Arvind Bobde
© Mohd Zakir / Gettyimages.ru
Sharad Arvind Bobde, presidente del Tribunal Supremo de India , el 15 de noviembre de 2019 en Nueva Delhi, India.
Miles personas han firmado en la India una petición para que Sharad Arvind Bobde, presidente del Tribunal Supremo, renuncie a su cargo luego de que sugiriera a un acusado de violación que se casara con la víctima para evitar ir a la cárcel, informa el diario indio The Hindu.
"Al sugerir que este violador se casara con la víctima-sobreviviente, usted, el presidente del Tribunal Supremo de la India, intentó condenar a la víctima-sobreviviente a una violación de por vida a manos del torturador que la llevó a intentar suicidarse", dice la petición.
Mohit Subhash Chavan, un funcionario del Gobierno que trabaja como técnico de la Compañía de Producción Eléctrica del Estado de Maharashtra, fue acusado de violar a una menor de edad entre 2014 y 2015.

"Si quieres casarse, podemos ayudarte. Si no, pierdes su trabajo y vas a la cárcel", señaló Bobde este lunes durante una audiencia de apelación ante la negativa de la Justicia de otorgar libertad bajo fianza al presunto violador.

Chavan, de 23 años, rechazó el ofrecimiento del juez. "Quería casarme con ella. Pero ella se negó. Ahora no puedo, porque ya estoy casado", indicó por medio de su abogado.

La Corte procedió a suspender la detención del acusado, otorgándole una protección provisional durante cuatro semanas. Mientras tanto, se le pidió que solicitara una fianza regular. Como funcionario del Gobierno, el hombre perdería automáticamente su puesto de trabajo si permanece en prisión. "Deberías haberlo pensado antes de seducir y violar a la joven. Sabías que eres un funcionario del Estado", dijo el juez.

Denuncia de violación

Entre 2014 y 2015, Chavan habría acechado, atado, amordazado y violado repetidamente a la víctima cuando tenía 16 años. Según el documento de apelación, el hombre solía seguirla a la salida de la escuela y aprovechaba el momento en que sus padres no estaban en casa para violarla. Luego la amenazaba con rociarle ácido en la cara y hacer daño a su familia si revelaba lo ocurrido.

Tras un intento de suicidio, la madre de la adolescente se enteró de lo ocurrido y la acompañó a la Policía para poner una denuncia. La madre del acusado se enteró de lo ocurrido y la persuadió para que retirara la denuncia, prometiéndole que su hijo se casaría con ella cuando la chica cumpliera la mayoría de edad.

Asimismo, consiguió que la madre de la victima, que es analfabeta, firmara un documento que aseguraba que las relaciones sexuales entre su hijo y la menor se habían llevado a cabo de manera consensuada.

La víctima lo denunció de nuevo tras cumplir la mayoría de edad sin que se concretara la propuesta de matrimonio.