narciso
© Desconocido
El mito de Narciso ilustra metafóricamente un tipo de personálidad psicopática incapaz de sentir empatía y de ver la realidad tal como es
En el foro 'La Tertulia de los Martes', el invitado fue el profesor titular de la ULA, médico cirujano, especialista en psiquiatría, doctor Ignacio Sandia Saldivia, quien de manera amplia y precisa comenzó su magistral exposición proporcionando ejemplos puntuales de Sociopatía y Narcisismo en Venezuela y cómo estas enfermedades, presentes en algunos venezolanos que han cumplido o cumplen responsabilidades de Gobierno, crearon mafias sindicales, empresariales, políticas, académicas, magisteriales y militares.

En este sentido, ubica a los individuos en diferentes tipos de personalidad: a) Modelo personalista; la acción del individuo está determinada por variables personales propias del individuo; b) Modelo situacionista; el ambiente determina la conducta; c) Modelo interaccionista, el comportamiento individual está determinado por características personales y variables situacionales; estos modelos crean la teoría del estado y la teoría del rasgo, las cuales generan cinco rasgos fundamentales de la personalidad, que son: la apertura a la experiencia o cerrado, la consciencia o inconsciente, la extroversión o la introversión, la afabilidad o el mal humor y el neuroticismo.

Sobre los trastornos de personalidad, el doctor Ignacio Sandia señala tres grupos. En el grupo A, raros o excéntricos; en él se encuentran los paranoides, los esquizoides y los esquizotípicos. En el grupo B, dramáticos, emocionales o erráticos y están los antisociales, los limítrofes, los histriónicos y los narcisistas. Y el grupo C, ansiosos o temerosos, se localizan los evitativos, los dependientes y los anancásticos u obsesivos.

Destaca que en Venezuela las personalidades que más existen son las histriónicas, cuyas características predominantes son la tendencia a la representación de un papel, teatralidad y expresión exagerada de las emociones, la preocupación excesiva por el aspecto físico y la búsqueda de actividades que le permitan ser el centro de atención, o sea, una personalidad que desea ser la Miss Universo o el cuarto bate del equipo.

Así mismo despunta otro grupo de venezolanos de personalidad evitativa, miedosos, con preocupación por ser fracasados, gente que le da miedo a ser criticada, entonces no se meten en política, no hablan de ciertas cosas, no van a reuniones, restringen su vida a tener una seguridad física; a este grupo se le controla manteniendo una inseguridad en la calle.

Y finalmente está el grupo de las personas con personalidad dependiente, que son una gran mayoría en el país, tienen que ver con el estado paternalista, son los que esperan que se les dé todo, no hacen ningún esfuerzo por ganarse algo, tienen temor a ser abandonados por la persona con la que se tiene una estrecha relación y sienten miedo a ser dejados a su propio cuidado, además poseen una capacidad limitada para tomar sus propias decisiones.

La Sociopatía y el Narcisismo en Venezuela

En este contexto, el doctor Ignacio Sandia califica la Sociopatía como el peor gen que tienen los venezolanos para sus personalidades, que de acuerdo al psiquiatra Herrera Luque es heredado de los conquistadores, define este tipo de personalidad como un ser con despreocupación por los sentimientos de los demás y falta de empatía, con una actitud marcada y persistente de irresponsabilidad y despreocupación por las normas, las reglas y obligaciones sociales, incapacidad para mantener relaciones personales duraderas y ausencia para sentir culpa y aprender de la experiencia, así mismo, posee muy baja tolerancia a la frustración dando lugar a un comportamiento violento, mantiene una marcada predisposición a culpar a los demás, a decir que la culpa es del pasado, este tipo de personalidad puede presentar irritabilidad persistente.

Y sobre el Narcisismo, señala que es un proceso de desarrollo del individuo que se constituye como sujeto, cada experiencia implanta la forma del ser, surge la etapa del autoerotismo, o sea, el individuo va aprendiendo a quererse a sí mismo y a querer al otro, aún cuando el otro no existe como medio para satisfacer la propia realidad, por tanto no se construye una realidad compartida sino una falsa y egoísta.

Dentro de las características de esta personalidad destacan: 1. La grandiosidad; con un ego anormalmente hipertrofiado, con un concepto absolutamente inflado de sí mismo y con fuertes tendencias egocéntricas, se creen los más bellos, inteligentes, predestinados, mesiánicos y seductores; 2. Son exhibicionistas; necesitan de atención y admiración constantes, tienen tendencia al lucimiento en base a la apariencia física, la vestimenta, los dotes intelectuales o peculiaridades de la personalidad; 3. Son omnipotentes; se plantean metas y proyectos mucho más allá de sus capacidades reales y de las posibilidades que brinda el ambiente, se creen líderes de procesos sociales que ocurren en otros países o el mundo; 4. Tienen frágil autoestima; poseen hambre de estímulos y una adición a los homenajes y gratificaciones; 5. Incapacidad de amar; debido a que toda la carga afectiva está concentrada en el propio ego, no tienen disponibilidad afectiva para las demás personas; 6. Juicio de la realidad; al no ser capaces de ver mas allá de su propio ego, tienden a falsear la realidad y a negar aspectos que no concuerdan con sus propósitos, por eso, suelen fracasar en sus proyectos porque solo ven lo que les conviene y proyectan la culpa sobre los demás cuando algo no sale bien; 7. Rabia narcisista; se genera con las frustraciones y la crítica en su entorno, oscureciendo la consciencia y creando reacciones psicóticas transitorias con características paranoicas; y 8. La envidia; este es el afecto predominante en estos individuos, que fuera del ego grandioso no puede haber nada valioso, destruyen todo lo bueno y valioso que exista, para que no haya nada que envidiar.

Próximo foro

En La Tertulia del martes 26 de julio, el invitado es el almirante Iván Carratu Molina, quien disertará sobre 'Un modelo de Fuerzas Armadas para Venezuela', tema de investigación para su tesis doctoral en Ciencias Políticas, cuyo tutor es el reconocido historiador venezolano Germán Carrera Damas.