Traducido por el equipo de Sott.net

La tormenta que azotó el lunes el sur de California batió récords de precipitaciones al descender desde el norte y aportar la tan necesaria humedad a zonas resecas por la sequía.
The North Fork of the Kaweah River,
© AP
La bifurcación norte del río Kaweah, que fluye desde el Parque Nacional Sequoia, se ve hinchada con agua negra y espumosa, el lunes en Three Rivers, California.
Un sistema de baja presión que se encontraba a unos 320 kilómetros de la costa de Seattle envió un frente frío hacia el sur de California, y por primera vez en siete meses, la zona se vio afectada por lluvias importantes.


La tormenta alcanzó un nivel de presión de 943 milibares, que es extremadamente bajo y significa "una tormenta muy intensa", dijo David Sweet, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Oxnard.

"Ver eso en octubre es muy impresionante", dijo.

En algunas zonas del condado de Los Ángeles y de la costa se registraron más de 25 mm de lluvia. Algo menos de 15 mm cayó sobre el centro de Los Ángeles, según el Servicio Meteorológico Nacional. Beverly Hills registró 28 mm y Bel Air recibió 25 mm.

Varias comunidades de la falda de la montaña vieron incluso más humedad, con East Pasadena y la cercana La Cañada-Flintridge recibiendo ambas 33 mm.

Las montañas, en particular, fueron azotadas por las precipitaciones, recibiendo más de 125 mm en algunos lugares.

Opids Camp, un lugar típicamente lluvioso situado a unos 3.600 pies por encima de Pasadena, registró 67 mm de lluvia. En el paso de San Marcos, en las montañas de Santa Ynez del condado de Santa Bárbara, llovieron 115 mm. Rocky Butte, situado en las montañas de Santa Lucía, en el noroeste del condado de San Luis Obispo, recibió 145 mm, la mayor cantidad registrada en la zona de previsión.

Las autoridades meteorológicas se prepararon para el aguacero, y "básicamente cumplió lo que se esperaba", dijo Sweet.

La poderosa tormenta, conocida por su intensa fuerza y su llegada relativamente temprana a la temporada de lluvias, batió varios récords.

El aeropuerto internacional de Los Ángeles registró 10 mm, batiendo el récord diario de 5 mm establecido en 1951. En el aeropuerto de Long Beach también se registró una precipitación récord de 3,3 mm, superando el récord diario de 2 mm establecido en 2010. El aeropuerto de Camarillo registró 1,8 mm, superando el récord diario anterior de 9 mm registrado en 1940.

El aeropuerto de Paso Robles, que registró 39 mm, superó su récord de 4,6 mm establecido en 1950. El aeropuerto de Santa María también batió su récord tras recibir 32,5 mm, superando los 7,6 mm que cayeron en 1951.

Impulsada por un feroz río atmosférico, la tormenta causó estragos en el norte y centro de California durante el fin de semana antes de adentrarse en el sur del estado.

Algunas zonas del norte fueron azotadas con hasta 250 mm de lluvia, y allí también se batieron récords.

El centro de Sacramento registró un total de precipitaciones récord en 24 horas de 138 mm, superando la marca establecida en 1880, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Las autoridades de la ciudad dijeron que los totales de precipitación representaban incluso más que un "nivel de tormenta de 200 años", que se produce a 116 mm y tiene una probabilidad del 0,5% de ocurrir en un año determinado.

Blue Canyon, en el condado de Placer, recibió 264 mm de lluvia, batiendo su anterior récord de 1964.

Y en el área de la bahía de San Francisco, las 102 mm de lluvia que cayeron el domingo marcaron el día más lluvioso de octubre en el centro de San Francisco, y el cuarto día más lluvioso de la ciudad en la historia registrada.

Ahora que los cielos se han despejado en el sur de California, se espera que se produzca una tendencia al calentamiento, según las autoridades meteorológicas. Se esperan condiciones soleadas durante el resto de la semana, y algunas zonas podrían alcanzar los 26 grados el jueves, cuando se pronostican vientos de Santa Ana por la mañana.

El evento de viento tiene el potencial de desencadenar una advertencia, dijo Sweet.

Los escritores del Times Hayley Smith y Luke Money y City News Service contribuyeron a este informe.