El Parlamento letón ha votado a favor de un proyecto de ley que impide a los legisladores nacionales y a los cargos electos locales desempeñar su trabajo si no están vacunados contra el coronavirus. Letonia se convierte así en el primer país del mundo que aprueba una medida de este tipo. El proyecto de ley, que fue apoyado por 62 de los 100 diputados, impide a los legisladores votar y participar en el debate.
paso,experimento,totalitario,Parlamento letón,impide,votar,diputados,inyectado,
© REUTERS/Janis Laizans
La gente hace cola en el exterior de un centro de vacunación masiva mientras Letonia abre el plan de vacunación contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Riga, Letonia, el 16 de abril de 2021.
La prohibición, que entra en vigor el lunes, afectará al menos a nueve diputados.

El proyecto de ley también afecta a los miembros de los ayuntamientos, que serán suspendidos de sus funciones hasta que se vacunen o se recuperen del COVID-19. Los legisladores no cobrarán durante este periodo. Está previsto que la prohibición se mantenga hasta julio del año que viene, pero se revisará cada dos meses.

Letonia es el primer país del mundo que suspende a los legisladores que se niegan a vacunarse contra el coronavirus. Algunos juristas han cuestionado la constitucionalidad de la prohibición, que puede ser impugnada ante los tribunales.

Dina Meistere, jefa de la oficina jurídica del Parlamento, dijo que la prohibición no se ajusta a la Constitución y no pasa la "prueba de proporcionalidad", ya que los diputados sanos y aptos serán suspendidos.


Comentario: Las pruebas de proporcionalidad de todas las constituciones de las partidocracias de la Unión Europea -constituidas realmente por el Pentágono norteamericano- poco pueden hacer ante las órdenes de las élites financieras y corporativas internacionales.


Letonia tiene una de las tasas de vacunación más bajas de la Unión Europea.