Traducido por el equipo de Sott.net

(Canadá) - La tienda de Rosedale se quedó sin leche hacia la 1 de la tarde del martes. La tienda de Rosedale, B.C., un pequeño pueblo agrícola a unas dos horas al este de Vancouver, no recibió ningún envío en todo el día del martes. El camión de productos agrícolas no apareció, ni el de productos lácteos, ni el de productos no perecederos, todo ello debido a las inundaciones que han cortado el acceso a las carreteras de gran parte de la parte baja de la provincia.
Near-empty shelves line a grocery store in Kelowna this week, following catastrophic flooding in British Columbia.
© CHRISTIAN SASSE
Estanterías casi vacías en una tienda de comestibles de Kelowna esta semana, tras las catastróficas inundaciones en la Columbia Británica.
"Cuando nos quedamos sin leche, ese fue el punto de nerviosismo", dijo la gerente de Rosedale Grocery, Caitlin Lajeunesse. "Tuvimos que poner a alguien en la puerta principal para que no dejara entrar a la gente porque no se podía mover en la tienda, había mucha gente".


Las autoridades provinciales y los líderes de la industria minorista han tratado de disipar la ola de compras de pánico en las tiendas de la Columbia Británica desde el martes, en medio de los temores de que las carreteras y las líneas de ferrocarril inundadas podrían dar lugar a la escasez temporal, incluyendo los productos lácteos.

Lea la noticia completa en inglés aquí