Traducido por el equipo de Sott.net

El martes, las redes eléctricas de Kazajstán, Uzbekistán y Kirguistán sufrieron grandes cortes simultáneos.
central asia blackout 2022
© liveuamap.com
Zonas afectadas por un corte masivo de electricidad en Asia Central, del 24- 25 de enero de 2022
Millones de personas de toda Asia Central se han quedado sin electricidad tras la caída de una red eléctrica compartida, que interrumpió el martes las redes nacionales de tres países distintos.

Se han registrado apagones masivos en el sur de Kazajistán, incluyendo partes de Almaty, la antigua capital del país.

Los trolebuses se detuvieron en la ciudad, donde viven alrededor de 1,7 millones de personas, y los semáforos se apagaron en varias intersecciones, creando largas colas de vehículos.

La empresa estatal de energía KEGOC dijo que un "desequilibrio crítico" en la red de suministro de energía estaba detrás del corte, que también afectó a los vecinos Uzbekistán y Kirguistán. Los países de Asia Central dependen de un único sistema energético desde la época soviética.

El martes se restableció el suministro eléctrico en Almaty y la región circundante, añadió la empresa.

Los medios de comunicación kazajos citaron una carta enviada por KEGOC la semana pasada en la que se advertía de que dejaría de suministrar energía a los mineros profesionales de criptomonedas durante un periodo comprendido entre el 24 de enero y el 1 de febrero, alegando la presión sobre la red del país. Kazajstán es el segundo centro de minería de bitcoins del mundo.

Alan Dordzhiyev, el jefe del sindicato de blockchain y centros de datos del país, dijo al sitio web de noticias Informburo que las líneas y estaciones eléctricas decrépitas del país deberían ser culpadas por el apagón, no los mineros. "Todo nuestro sistema está al borde... Una central eléctrica media tiene unos 40 años en Kazajstán", dijo.

Los trenes de metro se detuvieron y sus pasajeros fueron evacuados en la capital de Uzbekistán, Tashkent, mientras que los vuelos se interrumpieron en el principal aeropuerto del país.

Los servicios de emergencia rescataron a 80 personas atrapadas en los teleféricos de dos estaciones de esquí, y a más de 10 personas atascadas en el interior de los ascensores de los complejos de apartamentos, informaron los medios de comunicación uzbekos, citando a funcionarios.

En Bishkek, la capital de Kirguistán, los hogares se quedaron sin calefacción ni agua.

Al igual que en Kazajstán, las autoridades uzbekas y kirguisas afirman haber comenzado a restablecer gradualmente el suministro eléctrico en las zonas afectadas. El Ministro de Energía de Kirguistán, Doskul Bekmurzayev, dijo que el apagón era el peor de la historia del país. "Tenemos todos los medios [para restablecer la energía], y me gustaría pedir una vez más a la gente que no entre en pánico", añadió.

"Es la primera vez que experimentamos una amenaza de este tipo. Nos prepararemos [para acontecimientos similares] en el futuro", prometió el primer ministro kirguís, Akylbek Zhaparov.