Traducido por el equipo de Sott.net

Un equipo internacional de investigadores ha encontrado pruebas de un megaterremoto ocurrido hace aproximadamente 3.800 años frente a la costa de lo que hoy es Chile. En su artículo publicado en la revista Science Advances, el equipo describe las pruebas que encontraron del tsunami que se produjo y su impacto en las personas que vivían en la zona en ese momento.
tsunami
© CC0 Public Domain
En 1966, un terremoto de gran magnitud sacudió el suelo del sur de Chile. Los sismógrafos mostraron que fue de 9,5 en la escala de Richter, el terremoto más fuerte de la historia. En este nuevo trabajo, los investigadores han encontrado pruebas de un terremoto igual de fuerte que se produjo en la misma zona hace aproximadamente 3.800 años, y que desencadenó un enorme tsunami que causó estragos entre los primeros cazadores-recolectores que vivían en la costa.

paleo-beaches
© Gabriel Easton
Levantamiento de paleoplayas en el yacimiento arqueológico de Zapatero a causa del terremoto.
El trabajo de los investigadores consistió en excavar en capas de tierra en el desierto de Atacama en busca de los sedimentos dejados por el tsunami. La datación por radiocarbono de las conchas y los fragmentos de carbón vegetal presentes en el sedimento demostró que era de hace aproximadamente 3.800 años. El tsunami fue tan grande que dejó un rastro de escombros a lo largo de 1.000 millas y probablemente empujó el agua del mar hasta 15 o 20 metros por encima del nivel del mar.

La costa de Chile se encuentra en una zona de subducción: la placa oceánica de Nazca está siendo empujada lentamente bajo la placa continental sudamericana y, por ello, la zona sufre muchos terremotos. A veces son realmente grandes, lo que se denomina megaterremotos. La actividad de las placas también es responsable de la creación de la cordillera de los Andes y de su actividad volcánica.

Los investigadores también encontraron pruebas de cambios en los centros de población tras el tsunami: la gente se trasladó al interior y a terrenos más altos. También se encontraron pruebas de que la gente trasladó sus cementerios. Los investigadores descubrieron que la gente no empezó a regresar a la costa hasta pasados mil años e incluso entonces, parecían dudar de acercarse demasiado al mar. Los investigadores señalan que no han encontrado pruebas de cómo el recuerdo del tsunami pudo persistir durante tanto tiempo en un pueblo que no tenía una lengua escrita. También sugieren que su trabajo podría contribuir a los planes de seguridad para las personas que viven hoy en la zona.
Más información: Diego Salazar et al, Did a 3800-year-old M w ~9.5 earthquake trigger major social disruption in the Atacama Desert?, Science Advances (2022). DOI: 10.1126/sciadv.abm2996 Journal information: Science Advances