Traducido por el equipo de Sott.net

Un tornado, granizo del tamaño de una pelota de tenis y carreteras que parecen ríos son algunos de los fenómenos que se han visto este fin de semana, mientras se mantiene la alerta por tormentas eléctricas
Massive hailstones seen in Vercel-Villedieu-le-Camp in Doubs,
© Météo Franc-Comtoise / @Meteo_FC_ / Twitter
Granizo masivo visto en Vercel-Villedieu-le-Camp en Doubs, captado por Météo Franc-Comtoise
Un mini-tornado, la lluvia y el granizo gigante han causado estragos en Francia este fin de semana, con una torre de una iglesia destruida en Indre-et-Loire, coches destrozados en Doubs e inundaciones en Essonne y Reims.

La iglesia de Saint-Nicolas-de-Bourgueil, en Indre-et-Loire, fue dañada por un tornado, y las fuertes rachas de viento derribaron la torre. La caída de la piedra dañó los coches que se encontraban debajo.

La sala de fiestas del municipio también resultó dañada, al igual que los viñedos circundantes en las zonas vitivinícolas del pueblo. No se ha informado de que haya habido heridos.



hail

hail
hail