Traducido por el equipo de Sott.net

Las fuertes lluvias han vuelto a provocar inundaciones y corrimientos de tierra en Abiyán (Costa de Marfil), donde, según las autoridades, han muerto al menos 6 personas. Se trata de la segunda racha de inundaciones que sufre la ciudad en los últimos 7 días.
Flood damage in Abidjan, Ivory Coast, June 2022.
© Government of Côte d’Ivoire
Daños causados por las inundaciones en Abiyán (Costa de Marfil), junio de 2022.
Las fuertes lluvias caídas durante la noche del 20 al 21 de junio de 2022 provocaron inundaciones repentinas y corrimientos de tierra en algunas zonas de Abiyán. Según los datos de la agencia meteorológica de Costa de Marfil, algunas zonas de Yopougon registraron 161 mm de lluvia y Cocody 158 mm en 12 horas hasta la madrugada del 21 de junio.

Hasta el 21 de junio, la Agencia de Protección Civil informó de la muerte de 6 personas, entre ellas 4 niños de entre 4 y 15 años, todos de la misma familia, que perdieron la vida en la aldea de Angorankoi, en la comuna de Bingerville, después de que parte de su casa se derrumbara debido a la subida de las aguas.


Una delegación gubernamental visitó el lugar del siniestro el 21 de junio, y concluyó que sigue habiendo enormes riesgos para la población residente, que debe ser trasladada a un lugar más seguro para evitar nuevas tragedias.

Las inundaciones dañaron viviendas y carreteras en otras zonas de la comuna de Bingerville, situada al este de la ciudad. Los residentes se vieron obligados a refugiarse en los tejados o en los pisos superiores de sus casas. Dos personas murieron en incidentes separados tras ser arrastradas por las aguas de la inundación. Una de las víctimas estaba en un vehículo en ese momento.


Defensa Civil informó de que las inundaciones en otros barrios de Abiyán dejaron inutilizadas varias carreteras importantes. Los bomberos informaron de que habían rescatado a más de 90 personas en diferentes zonas, como Yopougon, Bingerville y
Cocody.


La semana pasada murieron 6 personas en un corrimiento de tierras en Mossikro, en la comuna de Attécoubé (Abiyán), tras las fuertes lluvias del 16 de junio de 2022.