Traducido por el equipo de Sott.net

Al menos tres niños desaparecieron tras ser arrastrados por las inundaciones en dos incidentes distintos.
Flood damage in Bangui, Central African Republic
© Croix-Rouge Centrafricaine
Daños causados por las inundaciones en Bangui, República Centroafricana, julio de 2022.
Seis personas fueron trasladadas al hospital para ser tratadas por las heridas sufridas durante el mal tiempo. Unas 250 viviendas se derrumbaron y muchas más resultaron dañadas o inundadas, dejando a miles de personas sin hogar. Algunos de los que se quedaron sin hogar se refugiaron en edificios religiosos o escuelas. No se informó de que el río Ubangi se hubiera desbordado.

El mal tiempo también afectó a otras zonas del país. En la prefectura de Lobaye, situada al sur de la capital, 9 personas de una misma familia murieron en el pueblo de Bouchia debido a la caída de árboles. Más al norte, en la prefectura de Haute-Kotto, las fuertes lluvias provocaron el derrumbe de las paredes de una casa en Bria, dejando una persona muerta y 3 heridas.


El gobierno y la Cruz Roja están llevando a cabo una evaluación completa de los daños y el número de afectados podría aumentar.

Bangui sufrió graves inundaciones en mayo del año pasado, y de nuevo en agosto. La falta de un sistema de drenaje adecuado y los canales a menudo obstruidos con desechos y basura aumentan el riesgo de inundaciones en la ciudad.

Las inundaciones provocadas por el desbordamiento de los ríos desde octubre de 2019 afectaron a más de 100.000 personas en Bangui y en las prefecturas de Basse-Kotto, Lobaye, Mbomou, Nana-Gribizi, Ombella M'Poko, Ouaka y Ouham.