Traducido por el equipo de Sott.net

Muchas partes de Nueva Zelanda se han despertado con temperaturas gélidas esta mañana, con partes de la Isla del Sur que han bajado a un solo dígito mientras la nieve y los vientos del sur se asentaban.
Snow covers a daffodil in Tekapo.
© George Empson
La nieve cubre un narciso en Tekapo.
La nieve ha caído en algunas partes de la Isla Sur y 1News ha recibido imágenes y vídeos de la nieve caída en Methven y Tekapo en Canterbury.

MetService pronostica un nuevo descenso de las temperaturas durante la noche y se espera que la mayoría de las regiones experimenten la ola de nieve y frío impropios de la época.

MetService dice que el intenso brote de frío se extenderá hacia el norte del país hoy y el jueves, trayendo poca nieve a la Isla del Sur y la parte baja de la Isla del Norte.


La NIWA dijo que para la madrugada del jueves, se prevé que toda la Isla del Sur "se sienta" por debajo de los 0°C, con muchas sensaciones de entre -15 y -5°C.

También son posibles vientos del sur al suroeste, especialmente en el este de Invercargill a Wellington.

Hay varias alertas meteorológicas, sobre todo en la Isla del Sur. Hay un aviso de fuertes nevadas para la península de Banks, Southland, la isla de Stewart, Clutha, Dunedin, Central Otago al sur de Alexandra, el distrito de los lagos del sur de Queenstown y Fiordland desde Te Anau hacia el sur.

El Servicio Meteorológico ha advertido que "la fuerte nevada puede interrumpir los viajes en las zonas afectadas y podría dañar los árboles y las líneas eléctricas. Las condiciones de frío pueden causar estrés en el ganado".

En la Isla del Norte, la carretera Napier-Taupo (SH5) y la carretera Remutaka Hill (SH2) también tienen una advertencia de fuertes nevadas y se espera que los chubascos de nieve afecten a la carretera durante la noche y mañana temprano.

El meteorólogo del Servicio Meteorológico, Lewis Ferris, dijo a 1News que el tiempo se estabilizará para el fin de semana.
"Hoy estamos viendo que el aire más frío se mueve hacia el norte y se mantendrá el jueves. El viernes seguirá haciendo frío, pero los vientos del sur disminuirán gradualmente y el tiempo húmedo y nevado se alejará hacia el este del país y permanecerá en alta mar.

Para el fin de semana, las altas presiones se situarán en nuestras costas, lo que traerá consigo condiciones más estables para el fin de semana".
El ministro dijo que la próxima semana sigue siendo inestable, pero que habrá oportunidades para sacar a los niños al aire libre, aunque habrá que estar atentos a las previsiones, ya que se esperan algunas lluvias en todo el país.