Traducido por el equipo de sott.net

Las manifestaciones caóticas estallaron en todo Brasil después de la pérdida electoral del presidente.
bolsonaro protests
© AP / Andre Penner
Camioneros que apoyan al presidente brasileño Jair Bolsonaro comienzan a desbloquear una carretera durante una protesta contra su pérdida electoral, cerca de Sao Paulo, Brasil, 1 de noviembre de 2022.
El presidente brasileño Jair Bolsonaro ha pedido a sus partidarios que dejen de bloquear las principales carreteras para protestar por su derrota en las elecciones de la semana pasada, diciendo que tales acciones no son "manifestaciones legítimas."

En un mensaje de vídeo compartido en las redes sociales el miércoles por la noche, Bolsonaro suplicó a los manifestantes que encontraran otras salidas para su ira tras su derrota ante el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva en una segunda vuelta el fin de semana, sugiriendo que los camioneros y otros que bloquean las carreteras están desacreditando su propia causa.

"Sé que están molestos... Yo también. Pero tenemos que mantener la cabeza fría", dijo. "Voy a hacer un llamamiento: despejen las carreteras".

Bolsonaro añadió que la Policía Federal de Carreteras (PRF) de Brasil estaba enfrentando "enormes" dificultades para tratar de despejar a los manifestantes, ya que han sido superados en número en muchos lugares. Según la PRF, los bloqueos de carreteras permanecen en 126 sitios diferentes en todo Brasil, aunque la agencia dijo que ese número había disminuido desde el martes por la noche.

La policía también dice que ha despejado más de 700 bloqueos distintos en total, pero señaló que las carreteras siguen obstruidas en 14 de los 26 estados del país. Las carreteras obstruidas han supuesto interrupciones en la distribución de combustible, alimentos y otros productos clave, especialmente porque muchos camioneros de largo recorrido han participado en las protestas.

La agencia nacional de salud Anvisa ha avisado de la posible escasez de suministros médicos por el bloqueo de carreteras, mientras que el regulador del petróleo de Brasil ha relajado ciertos requisitos de almacenamiento en preparación para la escasez.

El líder saliente dijo luego que "el cierre de carreteras en Brasil perjudica el derecho de las personas a ir y venir", argumentando que "no forma parte de las manifestaciones legítimas". Añadió a sus seguidores: "Protesten de otra manera, en otros lugares. Esto es bienvenido, es parte de nuestra democracia".

El martes, Bolsonaro rompió días de silencio tras su derrota en las urnas, afirmando que las protestas eran el resultado de la "indignación y el sentimiento de injusticia" por la elección, aunque no instó a sus seguidores a parar en ese momento. Todavía no ha reconocido públicamente su derrota, pero ha autorizado la transición de poder.