Traducido por el equipo de Sott.net

Una fuga significante en una de las cápsulas rusas acoplada a la Estación Espacial Internacional se debió probablemente al impacto de un pequeño meteoroide contra un radiador, lo que provocó que el refrigerante se esparciera por el espacio, según informó un funcionario de Roscosmos.
soyuz leak

Captura de pantalla
Sergei Krikalev, antiguo cosmonauta y actual director de programas de vuelos espaciales tripulados de la corporación espacial rusa, dijo que la fuga del jueves de la Soyuz MS-22 podría afectar al sistema de refrigeración general de la cápsula, pero que no había "ninguna amenaza para la tripulación" de la estación espacial.

La fuga provocó que dos cosmonauta abortaran una caminata espacial que estaba programada antes durante el día. También suscita preocupaciónes sobre si la cápsula podrá regresar a la Tierra la próxima primavera con dos cosmonautas y un astronauta de la NASA, como estaba planeado, o si habrá que enviar un vehículo reemplazo de emergencia.


Los micrometeoroides, trozos de roca natural o metal que pueden ser tan pequeños como un grano de arena, representan un peligro significante para los vuelos espaciales tripulados. Se desplazan alrededor de la Tierra a una velocidad aproximada de 27.400 km/h (17.000 mph) -muy por encima de la velocidad de una bala.

La "basura espacial" de origen humano también puede dañar los equipos. El año pasado, Rusia hizo estallar uno de sus satélites en una prueba de misiles que generó nubes repletas de metralla.


Comentario: La mayoría de los países que han llegado al espacio son responsables de ensuciar los alrededores de nuestro planeta con basura espacial. No es de asombrarse que The Guardian, un medio de propaganda del sistema, sólo mencione a Rusia.


El jueves, un " torrente visible de partículas" llevó a los controladores de vuelo rusos a abortar la caminata espacial, según mostró una retransmisión en directo de la NASA.

"La caminata espacial de esta noche ha sido cancelada debido a una fuga observada de lo que se cree que es una sustancia refrigerante de la Soyuz MS-22", se puede escuchar decir al comentarista de la Nasa Rob Navias en una transmisión desde el Centro Espacial Johnson de la Nasa en Houston.

"Observamos un torrente visible de partículas que salían por la popa de la Soyuz, cerca del módulo de instrumentación y propulsión, lo que era indicativo de una fuga", añadió Navias.

El percance se produjo justo antes de que dos de los cosmonautas de Roscosmos, el comandante de la tripulación Sergey Prokopyev y el ingeniero de vuelo Dimitri Petelin, se prepararan para una caminata espacial prevista para trasladar un radiador de un módulo a otro en el segmento ruso de la ISS.

Anteriormente, se oyó a un funcionario del control de operaciones de la misión rusa cerca de Moscú decir a la pareja en una transmisión de radio que su caminata espacial se cancelaba mientras los ingenieros trabajaban para determinar la naturaleza del problema.

La NASA también dijo no se pensaba que la tripulación de la ISS corriera peligro alguno a causa de la fuga.