Imagen
© Desconocido
El Papandayan emitiendo gases
Las autoridades indonesias han elevado la alerta en el volcán Papandayan al nivel 3, un grado inferior al de la erupción, y han impuesto un perímetro de seguridad de cerca de dos kilómetros de radio en torno al cráter, informaron hoy los medios locales.

La Agencia Nacional de Respuesta ante los Desastres ha enviado a esa cumbre de 2.665 metros de altitud, que está situada a 175 kilómetros al sureste de Yakarta, un equipo de expertos para colaborar en la evacuación de turistas y residentes de la zona de exclusión.

La población grande más próxima al volcán es Garut, a unos 29 kilómetros al noreste de la cima, con una población de más de dos millones de habitantes.

El portavoz de esta agencia, Sutopo Purwo Nugroho, explicó que han registrado un aumento significativo de la actividad volcánica en las últimas 24 horas, según la edición digital del diario Jakarta Globe.

Su última erupción sucedió el 11 de noviembre de 2002 y no causó víctimas mortales, aunque destrozó viviendas y dejó un manto de cenizas en una área de diez kilómetros de radio. En 1772, este volcán mató a 2.951 personas y destruyó 40 aldeas.

El pasado día 8, el Karangetang, en el norte de la isla de Célebes, entró en erupción después de tres días consecutivos de actividad que obligaron a evacuar a cientos de vecinos. Indonesia está asentada en el denominado "Anillo de Fuego" del Pacífico y alberga unos 500 volcanes, de los que 129 se encuentran activos.