Los cuerpos identificados como 2011 JG4 y TOV40Y fueron detectados dentro de la campaña International Astronomical Search Collaboration en la que participan estudiantes de educación media superior.

Imagen
© Archivo El Universal
Algunas de las fotografías que se envían exclusivamente para las escuelas participantes, pueden llevar o no la imagen de algún asteroide desconocido, así que dependerá de la habilidad de los alumnos para identificarlo
Aficionados mexicanos en la astronomía descubrieron nueve asteroides en los últimos 15 días como parte del proyecto International Astronomical Search Collaboration, (IASC) en el que participan varias escuelas de este país.

El coordinador del proyecto, Andrés Eloy Martínez Rojas, identificó la mayoría de estos cuerpos durante la segunda etapa de la campaña que inicio a fines de agosto.

"Recientemente recibimos la confirmación de dos nuevos descubrimientos, el asteroide 2011 JG4 y el asteroide TOV40Y, cuya pista desgraciadamente se perdió, ya que la NASA no pudo seguirlo, y ahora en el ultimo recuento de descubrimientos se confirmaron nueve hallazgos en el cinturón principal de asteroides. Esto es muy emocionante", afirmó Martínez.

Martínez ya había descubierto el año pasado el asteroide 2010 RJ139, y ahora logró sumar a ocho escuelas de educación media superior en Morelos en la campaña con lo que se han identificado 10 hallazgos en el país.

El objetivo de IASC es el de descubrir asteroides potencialmente peligrosos para la Tierra, que cada año se acercan a nuestro planeta y de los cuales los astrónomos desconocen su existencia.

El proyecto comenzó en el 2006 con escuelas de Estados Unidos y se ha ido extendiendo a escuelas de todo el mundo. México se integró a esta búsqueda en 2010, año en el que se identificaron los asteroides 2010 RJ137 y el 2011JG4.

La nueva campaña en México IASC incluye la participación de cuatro escuelas más, todas ubicadas en Morelos.

"La idea es utilizar un software de análisis de imágenes astronómicas llamado Astrometrica, previa capacitación de los alumnos y maestros de las escuelas. Aquí se conjugan la suerte y la pericia, ya que algunas de las fotografías que se envían exclusivamente para las escuelas participantes, pueden llevar o no la imagen de algún asteroide desconocido, así que dependerá de la habilidad de los alumnos para identificarlo en las imágenes, entre cientos de puntos luminosos, que representan estrellas o señales de rayos cósmicos, que pueden confundir a los cazadores de asteroides", afirmó Martínez.

México participará en lo que resta del año en otra campaña más IASC después de octubre y que se prolongara hasta el mes de diciembre.

De acuerdo a Martínez, el proyecto es importante no sólo porque los alumnos tiene acceso a la tecnología y métodos de búsqueda que emplean los científicos en la identificación de asteroides alrededor del mundo, sino porque también se contribuye en la búsqueda internacional de asteroides que pudieran significar alguna amenaza para nuestro planeta.

"Algo que causa sentimientos encontrados entre quienes participamos en este, ya que aunque sería un descubrimiento original el hallar un asteroide peligroso, en el fondo nadie desea descubrir algún asteroide asesino", señaló Martínez.

Una vez conocidos todos los parámetros orbitales, los descubridores pueden ponerles nombres a los asteroides. Martínez señalo que ya tiene en mente algunos nombres que podría sugerir para algunos de los 10 asteroides descubiertos hasta ahora, ante la Unión Astronómica Internacional, instancia encargada de la nomenclatura planetaria.