Traducido por el equipo de SOTT.net

La ciudad italiana de Milán amaneció este martes con el agua hasta el cuello.
A man looks at a flooded street in Milan, Italy on Tuesday after a storm caused the Seveso river to burst its banks. Lake Como also overflowed in the storm that brought heavy rainfall and strong winds.
© Paolo SalmoiragoUn hombre observa una calle inundada en Milán, Italia, el martes después de que una tormenta provocara el desbordamiento del río Seveso. El lago de Como también se desbordó durante la tormenta, que trajo consigo lluvias torrenciales y fuertes vientos.
Las fuertes lluvias que acompañaron a una violenta tormenta desbordaron el río Seveso al amanecer, provocando inundaciones extremas en el norte de la ciudad, con coches arrastrados por las calles. No se han registrado víctimas en la región.

Las autoridades locales están trabajando para adaptarse al clima extremo construyendo más cuencas de detención para retener parte del volumen de agua de las crecidas de los ríos. Sin embargo, las cuencas necesitan trabajo, Marco Granelli es el consejero de seguridad del municipio de Milán y dice: "No hemos tenido inundaciones tan grandes desde 2014, esto significa que tenemos que trabajar en las cuencas, la de Milán está lista, estamos probando las bombas y entrará en acción en noviembre, pero el resto de la región de Lombardía carece de cuencas de detención."





Otras ciudades del norte de Italia informaron de inundaciones y tormentas, entre ellas Parma, Piacenza y zonas de las afueras de Génova.

Cinco regiones están en alerta naranja, el segundo nivel de alerta, y al menos una, Véneto, en alerta roja. En Venecia se está produciendo el fenómeno "acqua alta", que inunda los canales de la ciudad.

Los meteorólogos prevén que la situación mejore a lo largo del día. La tormenta se desplazará hacia el centro y el sur del país, donde se vive un otoño inusualmente caluroso: el martes, Palermo registró 34 grados centígrados y Roma 28.