El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, está en la cuerda floja, ya que la élite occidental parece estar buscando a otra persona que ocupe su lugar, según ha declarado al podcast New Rules de Sputnik el exagente de la CIA Larry Johnson, también exfuncionario del Departamento de Estado.
Zelenski
© AFP 2023 / ANGELA WEISS
Las señales de una lucha entre bastidores en Ucrania se han manifestado recientemente en el abierto desafío del comandante en jefe, el general Valeri Zaluzhni, a los planes de guerra ininterrumpidos de Volodímir Zelenski; la misteriosa muerte de un estrecho colaborador de Zaluzhni, y la negativa del presidente ucraniano a celebrar elecciones el próximo año.

Larry Johnson, veterano de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por su sigla inglesa), cree que la "mano invisible" de Occidente está orquestando lo que puede desembocar en un cambio de régimen en Ucrania.

Según él, la extensa entrevista de Zaluzhni a la prensa británica, que provocó tanta ira en la calle Bankovaya — residencia presidencial ucraniana — no fue en absoluto casual. "Siempre es importante prestar atención a lo que ocurre en los medios de comunicación, porque estas historias no aparecen de la nada", dijo Johnson a Sputnik.
"No es que algún intrépido reportero de The Economist dijera: 'Oye, ¿sabes?, creo que sería muy ingenioso si pudiera ir a entrevistar al general Zaluzhni'. Porque creo que todo ese acuerdo fue posible gracias a la intervención del MI6 para elevar el perfil de Zaluzhni en Occidente", apuntó.
"Y recuerden que en esa revista de The Economist lo entrevistaron, luego escribió un artículo de opinión y le dieron un artículo más largo online, el Economist online. Así que Zaluzhni consiguió tres éxitos. Y se consideró que socavaba el mensaje que había estado saliendo de Ucrania", agregó.

Asimismo, la muerte del ayudante del comandante en jefe, Gennadi Chastiakov, huele a un posible sabotaje del infame servicio de seguridad ucraniano, según el exanalista de la CIA.
"Esta granada que estalló... He visto en un par de relatos diferentes que alguien le dio una granada cargada y luego su hijo estaba jugando con ella y accidentalmente tiró del pasador y estalló. Pero parece un sabotaje. Y Zelenski sigue teniendo apoyo dentro del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) y no sería en absoluto ajeno al SBU que Zelenski pensara que es una buena idea enviar un mensaje como este para intentar intimidar a Zaluzhni".
Sin embargo, no es Zaluzhni el principal problema de Zelenski, sino el menguante apoyo al presidente ucraniano desde Occidente, tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos, según Johnson.

"Recordemos que hace una semana la revista Time, que había puesto a Zelenski en su portada en 2022 como Hombre del Año, lo describió como 'la reencarnación de Winston Churchill' y 'este gran estratega militar'. Ahora se le puso en la portada de Time y se le describió básicamente como Adolf Hitler en sus últimos días, delirante, fuera de contacto con la realidad, loco", subrayó.

"Así que cuando veo aparecer ese tipo de artículos tanto de fuentes británicas como de fuentes estadounidenses, ello me dice que los estamentos políticos de ambos lugares están preparando la rampa de salida para Zelenski. Y Zaluzhni puede ser visto como alguien con quien quieren sustituir a Zelenski. Así que estamos en una fase de todo este asunto en la que las luchas internas se están volviendo letales. No se trata sólo de insultarse unos a otros y quizá herir los sentimientos de alguien. Esto se está convirtiendo en un enfrentamiento sangriento", calificó el exoficial de inteligencia.

Johnson llamó la atención sobre el hecho de que, además, NBC News publicó el 4 de noviembre que funcionarios estadounidenses y europeos han comenzado a "hablar en voz baja" con el Gobierno en Kiev sobre posibles "negociaciones de paz con Rusia" para poner fin al estancamiento.

Parece que los responsables occidentales no se hacen ilusiones sobre Zelenski: saben que tenía cero cualificaciones para asumir la presidencia, pero era "un cómico famoso por su habilidad para utilizar sus genitales para tocar el piano", ironizó el veterano de la CIA.

Por su parte, el general parece ser alguien "que podría negociar con Rusia, porque Zaluzhni en su día al menos tuvo contactos y se entrenó con miembros del Ejército ruso antes de la escisión, cuando Ucrania tomó su propia dirección", subrayó Johnson.


Al parecer, Zelenski sigue esforzándose por inclinar la balanza a su favor. Recientemente, canceló las elecciones del próximo año en Ucrania, a pesar de la insistencia de Occidente en la necesidad de llevar a cabo este procedimiento democrático en medio del conflicto.

"Así que claramente la única voz, que solía ser que 'Ucrania está ganando, Rusia está perdiendo, la economía está en ruinas, y el Ejército ruso es incompetente', toda esa operación informativa ahora se ha dejado de lado", identifica.

"La nueva operación informativa es 'Ucrania no tiene recursos humanos para sobrevivir, Ucrania tiene que encontrar una salida negociada'. Y creo que Zelenski no está dispuesto a participar en esto. Está luchando por aferrarse e intentar sobrevivir. Y eso puede deberse a que teme que este movimiento ultraneonazi que él ha ayudado a propiciar, lo mataría si lo ve haciendo algún tipo de gesto para intentar ser conciliador con Rusia", concluyó Johnson.