Supongo que no es necesario recordar todo lo que han estado diciendo durante la última semana los presidentes de España, Alemania o Francia o los representantes de la Troika como Juncker o Lagarde. Como todos han utilizado las mismas mentiras y manipulaciones, podríamos resumir su mensaje en que votar 'no' en el referéndum griego suponía salirse del euro, incluso de Europa, suponía el fin de la negociaciones, sólo votar por el 'sí' podría sacar a los griegos del abismo.

Después de la aplastante mayoría del 'no' frente al 'sí', como por arte de magia, todos tienden su mano a Grecia para negociar. La campaña de miedo ha desaparecido porque ya ha cumplido su finalidad, generar pánico en los griegos para impedir que ganara el 'no' (recordemos el corralito). Pero después de la derrota, ahora toca bajarse los pantalones. No se puede ir contra todo un pueblo, así que nueva campaña de generosidad y buenas intenciones, que sabemos que en la práctica se quedará en nada, pero ¿no es maravilloso ver a estos burócratas sudar la gota gorda?
Imagen

Merkel, Draghi, Lagarde y Junckers sudan la gota gorda.
Es increíble lo que puede conseguir el pueblo cuando está unido. Y una vez más vuelve a ser en Grecia donde se reparten clases gratuitas de democracia y libertad. Vean, a continuación, la nueva y sorpresiva postura de los dirigentes europeos ante Grecia. Hacía tiempo que no sufríamos hipocresía tan burda.

El Eurogrupo ahora acepta examinar nuevas propuestas de Atenas, que antes rechazaba, y lo hará mañana mismo en un congreso extraordinario. Berlín también se ofrece a negociar pero deja claro que sin tercer rescate. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, también está dispuesta a prestar asistencia a Grecia.

El Presidente francés, François Hollande, manda un mensaje directo a Tsipras: 'Estoy listo para ayudarte'. Hollande ha dejado claro, según informa Le Fígaro, que quiere a Grecia dentro del euro.

Y sorpresivas han sido las palabras del Ministro de Economía español, Luis de Guindos: "El Gobierno español está abierto a las nuevas negociaciones con Grecia". ¡En España han sido más abiertos al diálogo que los alemanes! De Guindos sí está dispuesto a negociar un tercer rescate con Grecia. Así lo ha soltado esta mañana, sin anestesia. El Gobierno español ha sido el más duro en la campaña por el sí en el referéndum y ahora parecen ser los más generosos y razonables para la negociación. Las órdenes de Bruselas se cumplen a rajatabla en España, sin duda, pero tal vez deberían contenerse un poco porque cambios tan radicales resultan sospechosos hasta para el más 'dormido'.

Lo mismo ha ocurrido con el PSOE, Pedro Sánchez también rebaja el tono contra Syriza tras el 'no' en Grecia.

La gran sorpresa en la política española ante el referéndum griego la ha dado Ciudadanos posicionándose junto a PP y PSOE a favor del 'sí'. En temas como estos es donde se definen claramente los partidos, Ciudadanos sigue insistiendo en que ellos quieren hacer una nueva política, pero en las decisiones importantes siguen actuando igual que el bipartidismo. No ha debido hacerles ninguna gracia a ninguno los 20 puntos de diferencia que le ha sacado el 'no' al 'sí'.
Imagen

Pedro Sánchez, Mariano Rajoy y Albert Rivera, los defensores del Sí.
Desde aquí veo la sonrisa de Pablo Iglesias y Alberto Garzón. No ha ganado sólo Grecia, han ganado los valores de las personas normales.
Imagen

Pablo Iglesias y Alberto Garzón.
Una de las buenas noticias de hoy es que el Banco Central Europeo (BCE) parece entender que no pueden seguir cerrando los bancos griegos, un miembro del BCE, Ewald Nowotny, ha declarado hoy lunes que 'los bancos de Grecia no pueden estar cerrados de forma indefinida', según recoge Reuters. Las entidades financieras de Grecia llevan cerradas una semana, desde que el BCE provocó el 'corralito' en el país para generar miedo en los griegos y coaccionarlos a votar por el 'sí'.

Sin duda, la táctica más rastrera de Draghi contra Grecia, sólo superada por aquellas cuentas 'maquilladas' que crearon la crisis griega cuando Draghi era un ejecutivo de Goldman Sachs. Aún sigo sin entender cómo este individuo puede seguir dando lecciones desde su asiento en la presidencia del Banco Central Europeo.

Esperemos que el BCE desista de estas crueles medidas de opresión de los pueblos, al ver que no han servido para manipular al pueblo hacia sus intereses.

El economista estadounidense, Paul Krugman, lo ha dejado muy claro al afirmar que estas presiones a Grecia han sido de lo más vergonzoso 'en la historia de la Europa moderna'. Para él, con la decisión de los griegos de votar por el 'no' en el referéndum, 'Europa gana'.

Por supuesto que gana, si estos burócratas hubieran tenido éxito con esta doctrina del shock, se habría sentado un precedente peligroso para todos los pueblos de Europa. Aún así, no descartemos que en el futuro el BCE vuelva a atacar los bancos griegos, debemos asumir ya que Grecia y el resto de países europeos están expuestos a boicots bancarios siempre que al BCE le apetezca.

Imagen
© Desconocido
Tsipras y Putin, ejemplos de decencia política.
Lo más interesante del día (y para terminar con un poco de esperanza) es que Putin y Tsipras han hablado por teléfono para evaluar el resultado del referéndum. Putin ha ofrecido su ayuda al pueblo griego para superar las dificultades. Pero él no ha cambiado de opinión de un día para otro como los líderes europeos, él lleva ofreciendo ayuda a Grecia desde que Tsipras tomó el poder.

Seguro que el Presidente ruso tiene sus intereses en Grecia, los yacimientos de petróleo y gas en el mar Jónico son un caramelo muy jugoso para las petroleras rusas, pero hay que resaltar la política sensata de Putin de conseguir algo a cambio de ayudar al país y no destruyendo los países como hacen EE.UU. y la UE.

De momento, según recoge RT, no ha habido ninguna solicitud por parte de Grecia de ayuda financiera a Rusia, pero sería muy interesante que el mundo viera como mientras los socios europeos de Grecia se niegan a ayudar, Rusia ofrece de nuevo su generosa ayuda financiera a Grecia para poder defenderse de los acreedores europeos. Como ya hizo con el acordado proyecto Turkish Stream.

¿Tal vez esto también obligue a la Troika a suavizar sus condiciones? ¿Quién sabe? Pero tener a Putin en la sombra dispuesto a ayudar es siempre una medida de presión para forzar a la UE a actuar con más sentido común y respeto hacia los griegos. No olvidemos que Europa es una marioneta de EE.UU., y éste no quiere perder Grecia ante Moscú. Por eso, EE.UU. ya ha pedido en varias ocasiones a Europa que busque una solución para Grecia cuanto antes, no vaya a ser que se adelante Rusia.

Este resultado en el referéndum griego está lleno de ilusión y esperanza, pero no olvidemos que aún queda un largo camino para solucionar el problema de la estafa de la deuda de los pueblos europeos.

Paciencia, mucha paciencia necesita Syriza para seguir negociando con estas 'serpientes' de Bruselas, de momento está aguantando las embestidas con mucha fortaleza. Y este referéndum del pueblo le ha dado más autoridad para seguir en esta lucha contra la austeridad.

Aunque, de lo que se trata realmente, es de una lucha porque prevalezcan en el mundo los valores de los seres humanos normales frente a los valores de los psicópatas.
Imagen
© Desconocido
Vea también: