Mientras me pongo al tanto de todas las travesuras geopolíticas en curso entre EE.UU. y Rusia en Siria, me doy cuenta de una omisión recurrente y muy evidente en cada reporte de los medios de comunicación masivos sobre la situación: una razón sensible de por qué cada país está tan interesado en Siria.
enfoque joe
Existen, por supuesto, narrativas como que ambos países están "luchando contra el terrorismo," o que EE.UU. está apoyando una democracia en Siria por medio del intento de derrocar al "dictador brutal," Assad. Pero asumo que en este punto, la mayoría de las personas son bastante escépticas con esas explicaciones. Después de todo, muy atrás en 2003, en el período previo a la invasión de EE.UU. en Irak, 15 millones de personas ordinarias pudieron ver correctamente a través de la narrativa política de que la invasión era para proteger a las poblaciones occidentales de las armas de destrucción masiva de Saddam (no existentes) y marcharon a lo largo de las calles de Europa, vitoreando "no a la guerra por petróleo."

Muchas personas sabían la razón real de este revoltijo en Irak, ¿pero conocen las razones de este desorden en Siria? ¿Y qué hay de Rusia? ¿Putin está luchando una guerra puramente ideológica en contra de los terroristas y ayudando su aliado de mucho tiempo, Assad, a mantenerse en el poder? ¿Es una razón suficiente para poner en marcha por primera vez un despliegue militar a gran escala de la Rusia moderna en el extranjero?

En un ensayo que realicé en octubre de 2015, esbocé la política real detrás de la guerra en Siria en ese momento. Todo era, y todavía es, por los recursos naturales, especialmente el petróleo y el gas. Intrincadamente ligado al desarrollo de estos dos recursos, y para la futura configuración de la economía mundial, está la integración Euroasiática y la "nueva ruta de la seda", es decir, una red de vías de comunicación terrestre entre Asia y Europa

Cambio en la fase de energía

Desde sus comienzos en 1930, la extracción y el suministro del petróleo saudí y de Medio Oriente eran controlados por EE.UU., lo que a su vez le permitía a EE.UU. manipular y controlar gran parte del mundo desarrollado y en desarrollo a lo largo del siglo XX. Siendo el recurso de energía natural dominante para la mayor parte de los últimos 100 años, la mayoría de las necesidades de petróleo del mundo fueron proporcionadas por Medio Oriente, en particular Arabia Saudita, que sigue siendo hoy el mayor exportador mundial de petróleo. El petróleo representa aproximadamente el 75% de los ingresos del gobierno de Arabia Saudita, y el otro 25% proviene de las "rutas del petróleo". Así que si un país en el mundo pudiera ser descrito como una estación de gas disfrazada de país, serían los "cortacabezas" de Arabia Saudita.

Un cambio global en la fase energética ha estado en marcha desde hace 20 años. Usted probablemente ha escuchado el término "pico petrolero" (o cénit petrolero), donde las reservas de petróleo de fácil extracción han alcanzado su punto máximo y ya no pueden mantenerse al día con la creciente demanda mundial. El término "fácil extracción" es la clave aquí. Todavía hay vastas reservas de petróleo debajo de nuestros pies, pero son de un tipo y en lugares que las hace mucho más caras para ser llevadas al mercado. La realidad del "petróleo de fácil extracción" fue sin duda la principal fuerza motivadora para la invasión estadounidense de Irak y Afganistán. Se consideró necesario asegurar campos petroleros iraquíes para las empresas occidentales y así poder asegurar la continuación de la 'manera de vida estadounidense', también conocida como la hegemonía global a través del control de los recursos energéticos. Pero la aparición de otras naciones ricas en recursos no alineadas, como Irán, Rusia y China, no podía ser contenida por siempre, y hoy en día la capacidad de EE.UU. para continuar manipulando el mundo a través del suministro de energía está bajo seria amenaza.

enfoque joe

Actuales reservas probadas de gas: quién las tiene (colores oscuros) quién las necesita (colores claros)
El gas natural se considera cada vez más como un reemplazo viable para el petróleo. Como un recurso relativamente (en comparación con el petróleo) sin explotar, las reservas de gas son abundantes. El gas es también más limpio que el petróleo y, desde el punto de vista geopolítico de Rusia y China, va a desempeñar un papel fundamental en la integración Euroasiática.

Además del acceso al petróleo y al gas, la invasión y la ocupación (en curso) de Afganistán fue diseñada para colocar una pieza estratégica de ajedrez militar en el tablero, por parte de Estados Unidos, justo entre China e Irán, y entre Rusia (incluyendo los 5 países del Asia Central) y Pakistán y la India, y de este modo el acceso al Océano Índico y las rutas de navegación a Asia. Afganistán está también justo a lo largo de una de las varias "rutas de la seda'' que eran utilizadas para el transporte de los recursos energéticos y materias primas a través de Eurasia y "teje" a los países del continente juntos en una alianza económica y política de facto.

Así que la pesada presencia militar de EE.UU. tanto en Irak como en Afganistán, proyecta el poder de EE.UU. directamente en dos posiciones bastante estratégicas en el "tablero de ajedrez" geopolítico, con la intención de suplantar la coalición liderada por Rusia/China y dominada por la integración Euroasiática. Con el control de EE.UU. sobre Afganistán también se obtuvo el beneficio de acceder potencialmente a trillones de dólares en recursos minerales, tal como dejo muy claro el General David Petraeus en 47 segundos, mientras era Comandante de las Fuerzas Estadounidenses en Afganistán, durante la siguiente entrevista:


En resumen, "¡libertad y democracia, por mis coj*nes!"

Siete guerras, una meta

En 2007, el General Wesley Clark contó una discusión que tuvo en el Pentágono justo después de los ataques del 11-S:
Yo había pasado por el Pentágono justo después del 11-S. Fui abajo sólo para saludar a algunas de las personas en el Estado Mayor Conjunto que trabajaban para mí, y uno de los generales me llamó. Él dijo: "Señor, tiene que entrar y hablar conmigo un segundo." Dijo: "Hemos tomado la decisión de que vamos a la guerra con Irak." Era más o menos sobre el 20 de septiembre. Le dije: "¿Vamos a la guerra con Irak? ¿Por qué?" Contestó: "No sé." Me dijo, "supongo que no saben qué más hacer." Así que le respondí: "Bueno, ¿encontraron alguna información que conecte a Saddam con Al Qaeda?" Me dijo: "No, no... No hay nada nuevo de eso. Ellos simplemente tomaron la decisión de ir a la guerra con Irak." Continuó: "supongo que es porque no sabemos qué hacer con los terroristas, pero tenemos un buen militar y podemos acabar con los gobiernos." Y dijo: "supongo que si la única herramienta que tienes es un martillo, todo problema tiene que parecerse a un clavo."

Así que volví a verlo un par de semanas más tarde, y en ese momento estábamos bombardeando Afganistán. Le dije: "¿Aún vamos a la guerra contra Irak?" Y contestó: "Oh, es peor que eso." Se inclinó sobre el escritorio. Cogió un trozo de papel. Y me dijo: "Acabo de recibir esto del piso de arriba -refiriéndose a la oficina del Secretario de Defensa- hoy." Y continuó: "Éste es un informe que describe la forma en que vamos a deshacer siete países en cinco años, comenzando con Irak, y luego Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán y terminando la acción en Irán." Le dije: "¿es clasificado?" Contestó: "Sí, señor." Le dije: "Bueno, no me lo muestre a mí." Y lo vi hace más o menos un año y le dije: "¿Recuerdas eso?" El dijo: "¡Señor, no le mostré ese informe! ¡No se lo mostré a usted!"
Lo que cuenta Clark de esta reunión parece ser genuino, dado que EE.UU. ya ha invadido e intentado destruir tres de los países objetivos. Pero el aparente despiste de por qué estos siete países estaban en la mira es falso. La razón obvia es el control de EE.UU. del petróleo y el gas en un intento de mantener control sobre Europa (el segundo mercado más grande de petróleo y gas del mundo), y empujar hacia atrás a Rusia y China y la amenaza que se avecinaba (incluso en ese entonces) con la integración Euroasiática.

Libia fue una "obviedad". Sentada justo al otro lado del Mediterráneo italiano, sus recursos petroleros (los más grandes de África) podrían fácilmente abastecer a Europa durante muchos años. ¿Pero bajo Gadafi? Un líder que tenía bien arraigados puntos de vista antiestadounidenses (¿y por una buena razón?) ¡De ninguna manera! Si Libia iba a cumplir con algunas necesidades energéticas de Europa (o China), entonces iba a ser bajo el control de EE.UU. Así que Gaddafi y Libia fueron bombardeados por la OTAN, completamente con las alegaciones estándares de un "dictador brutal," y fue instalado un gobierno títere. Sin embargo, cuatro años después de la campaña de bombardeo de la OTAN, las cosas siguen bastante caóticas en Libia, con EE.UU. y sus aliados aún comprometidos en ataques aéreos en contra de los yihadistas que utilizaron para derrocar a Gaddafi, que forma parte del curso de un "cambio de régimen" de EE.UU.

Somalia aún no se ha dirigido directamente hacia un cambio de régimen, lo cual es comprensible dado que no ha estado funcionando correctamente un gobierno en el país durante 20 años (gracias a EE.UU.) Así que en vez de esto, según lo revelado por el New York Times hace unos días, la administración de Obama ha autorizado el uso de tropas de operaciones especiales, mercenarios y ataques aéreos en el país. La misión, que se conoce ingeniosamente en círculos militares como la "campaña de Somalia", tiene varios cientos de soldados estadounidenses en el país en un momento dado, supuestamente "combatiendo a los terroristas," que es el término general utilizado durante décadas por EE.UU. para justificar las intervenciones militares en el exterior al servicio de la expansión y el control imperial. El control sobre Somalia, que se encuentra frente a Yemen, se ve, junto con Yemen, como esenciales por Washington para controlar el estrecho de Bab el-Mandeb y el Golfo de Adén, a través de los cuáles grandes cantidades de petróleo y otros productos transitan, incluso grandes cantidades de petróleo destinadas a China y Asia.

somalia

Somalia y Yemen y la ruta de navegación hacia el Este.
Yemen no estaba en la lista de Clark, pero la Fuerza Aérea de EE.UU. y la Marina, han bombardeado de forma activa ese país durante dos años por medio de Arabia Saudita, cuya fuerza aérea es realmente la de EE.UU pero con otro nombre. La meta de esta campaña sanguinaria es prevenir que los iraníes apoyados por los rebeldes houthi tomen el poder en el país y avance el control iraní sobre la península arábiga y sus rutas marítimas estratégicas.

Sudán tampoco ha sido sometido al cambio de régimen tradicional, pero en vez de esto ha sido envuelto en una "guerra civil" desde el año 2003, con el gobierno de Sudán luchando contra los "rebeldes" apoyados por Washington (¿le suena familiar?), EE.UU. y sus aliados, con la grotesca de siempre, Samantha Power, manejando el megáfono "humanitario," orquestando la división del país. El nuevo país, Sudán del Sur, sostiene la mayoría de los recursos petroleros. Antes de la separación, Sudán representaba el 8% de las importaciones chinas de petróleo, y China importaba casi el 80% total de las exportaciones sudanés. La guerra civil y división de Sudán, fue entonces un intento descarado por parte de EE.UU. para privar a China de un socio estratégico importante que ha recibido cientos de billones de dólares en inversión china en los años recientes.

Desde 2001, EE.UU. ha estado arrendando una base militar en la nación diminuta de Djibouti, que se encuentra en el lado contrario de Yemen y en el estrecho de Bab el Mandeb, comparte también una pequeña frontera con Somalia. Recientemente, jets F-16 de EE.UU. fueron desplazados allí por la eventualidad de una "posible crisis en Sudán del Sur" Japón estableció una base militar allí en 2011 y justo anunció planes de expansión para "contrarrestar la influencia china." China recientemente comenzó a trabajar en su primera base naval marítima en el país. Es un área a la que sin duda se debe prestar atención.
bush

Minni Minnawi, líder del Ejército de Liberación del Frente de Darfur/Ejército de Liberación de Sudán, que disparó los primeros tiros en la guerra civil de 2003 la en Sudán, con George W. Bush en 2006
Así que eso nos deja con Irak, Siria, Líbano e Irán. Irak ya ha sido "conquistado" y sus campos de petróleo han sido entregados a las corporaciones de EE.UU. Irán siempre iba a ser un problema debido a su tamaño, por lo tanto estaba en la lista de Clark. En años recientes, Washington decidió estar en contra de los ataques directos a la nación persa y, en vez de esto, escogió neutralizarlos por medio de la retención de Afganistán y "cuidar" a Siria y al Líbano primero. Por consecuencia, impidiendo las posibles exportaciones e importaciones de gas y petróleo iraní hacia China y Europa, y (ellos esperaban) suplantándolas con gas y petróleo de Arabia Saudita y sus amigos cortacabezas de las monarquías del Golfo.

Como reporté en mi ensayo previo, uno de los planes para Siria después de Assad, era exportar gas Qatari hacia Europa por medio de Siria y Turquía. El otro plan era exportar el gas y los terrenos de petróleo que yacen en la costa Siria. Pero la primer orden del negocio era asegurarse de que Rusia no llegara primero. Para hacer eso, la Siria de Assad tenía que ser aniquilada.

Los cables obtenidos por Wikileaks del Departamento de Estado de EE.UU., dejan claro que EE.UU. está trabajando para quebrantar el gobierno sirio desde 2006, fomentando tensiones sectarias, aislando a Siria políticamente, y financiando a los grupos de oposición dentro del país.

Roland Dumas, un ex ministro de exteriores francés, le dijo a la televisión nacional francesa en 2009 que oficiales de la Oficina de Exteriores de Gran Bretaña le contaron sobre preparaciones secretas para que "hombres armados invadieran Siria."

Un cable secreto de EE.UU., con fecha del 28 de abril de 2009, enviado a la CIA, al Consejo de Seguridad Nacional, el Secretario de Estado, la Casa Blanca, Paris y Londres, muestra que las operaciones para un "cambio de régimen" ya estaban en marcha en Siria desde entonces:
"La política de Estados Unidos podría aspirar menos a fomentar el "cambio de régimen" y más a fomentar "la reforma de comportamiento." Si esta suposición es válida, entonces una nueva evaluación de la actual programación patrocinada por Estados Unidos que apoya facciones en contra del Gobierno de la República Árabe Siria [NdT: SARG, por sus siglas en inglés], tanto dentro como fuera de Siria, puede también resultar productivo."
Reservas mediterráneas en paraísos fiscales

CGGVeritas es uno de los topógrafos sísmicos más grandes del mundo y es en parte propiedad del gobierno francés. En 2005 fue contratado por el Ministro Sirio de Petróleo y Recursos Naturales para llevar a cabo encuestas sísmicas sobre el petróleo y gas sirio. En 2011, apareció un estudio en GeoArabia, un periódico de la industria petrolera publicado por una consultoría basada en Bahrain, GulfPetroLink, que es patrocinada por algunas de las compañías más grandes de petróleo, incluyendo a: Chevron, ExxonMobi, Saudi Aramco, Shell, Total y BP. El estudio identificó "Tres cuencas sedimentarias situadas en la costa de Siria" que tienen la perspectiva de ser objetivos de "barriles por billón/multi-TCF [trillones de pies cúbicos] para perforación.
leviathan fields

Yacimientos de gas y petróleo en la cuenca del Levante
Ese mismo año, CGGVeritas tenía un contrato exclusivo con el gobierno sirio para suministrar apoyo técnico para la 'ronda de ofertas Internacionales de paraísos fiscales de Siria' en 2011, para que empresas exploren, desarrollen y produzcan petróleo y gas desde los tres bloques de paraísos fiscales en el Mar Mediterráneo a lo largo de la costa siria. El estudio dice:
"La actividad de exploración se ha incrementado en el este del Mediterráneo en los años recientes, seguidos por varios descubrimientos importantes de gas, de multi-TCF (trillones de metros cúbicos), hechos en la cuenca levantina de la costa sur," escribió Steve Browman, el autor del reporte. "Rondas de licitaciones están programadas para ser anunciadas durante 2011, para áreas a lo largo de Siria, Líbano y Chipre, países que se cree tienen fuertes similitudes geológicas con estos descubrimientos."
En 2012, el Departamento del Interior de Estados Unidos publicó una encuesta geológica de EE.UU, Minerals Yearbook, que observó que el gobierno sirio era propietario de la Compañía Petrolera Siria.
"...cooperando con varias compañías petroleras internacionales, tales como la Compañía Petrolera Nacional China, (CNPC por sus siglas en inglés), la Petrolera Gulfsands del Reino Unido, Corporación de Petróleo y Recursos de Gas de India, Royal Dutch Shell del Reino Unido, y Total SA de Francia, por medio de compañías subsidiarias.
Es decir, no hay compañías estadounidenses. También tenga en cuenta que las rondas de licencias para el desarrollo de campos de gas sirios estaban previstas para el 2011, pero, casualmente, la "revolución" de Siria comenzó ese mismo año.

En diciembre de 2014, la Escuela de Guerra del Ejército de Estudios Estratégicos de EE.UU., elaboró un informe titulado: Regionalización de gas del Mediterráneo oriental: la seguridad energética, la estabilidad y el papel de EE.UU. El informe cita un estudio geológico de EE.UU. realizado en 2010, el cual señala que esa región - incluyendo Chipre y las zonas a lo largo de Israel, y algunas zonas fuera (y otras dentro) de Siria, el Líbano y los territorios palestinos - podría retener más de 1.7 billones de petróleo y hasta 122 trillones de metros cúbicos (TFC) de gas, dejando tanto como dos tercios de la base de recursos potenciales de la región aún por descubrir.
"El Mediterráneo oriental ha sido testigo de un auge sin precedentes de los recursos naturales desde finales de la década de 2000, cuando Israel, seguido de Chipre, hizo sus primeros descubrimientos significativos de hidrocarburos en alta mar en muchos años. Desde entonces, estos descubrimientos han probado ser substancialmente más grandes que cualquier otro recurso previamente explorado en el Mediterráneo Oriental. Al mismo momento de este escrito, consiste principalmente de gas, aunque se espera que sean descubiertos otros líquidos fuera de la costa, incluyendo aguas en Libia y Siria potencialmente ricas en hidrocarburos."
El reporte también señala que:
"Una vez que se resuelva el conflicto de Siria, las perspectivas para la producción fuera de la costa de Siria son altos [...] recursos potenciales de petróleo y gas se pueden desarrollar con relativa facilidad una vez que la situación política permita cualquier nuevo esfuerzo de exploración de sus territorios en alta mar."
Claro, la situación política en 2011 ya permitía el desarrollo de petróleo y gas en Siria, pero entonces los yihadistas apoyados por Occidente invadieron Siria, mientras que Washington gritaba para que Assad fuera derrocado.

Con referencia a la gran proporción potencial de Israel en los campos de gas en alta mar, el informe declara:
"La seguridad de Israel y la estabilidad del Levante [...] se encuentra en el centro de la política exterior de Estados Unidos en la región. [...] El apoyo militar de Estados Unidos para sus aliados en el caso de una erupción del conflicto de recursos naturales al este del Mediterráneo puede resultar esencial en la gestión de posibles conflictos en el futuro, lo que implica la cooperación en la evaluación de los diferentes riesgos asociados con varias opciones de exportación de la región.

Cualquier ausencia visible de asistencia diplomática y técnica por parte de EE.UU. puede llevar a un cambio paulatino de alianzas entre algunas partes de la región hacia los poderes emergentes y los posibles hacedores de paz, tales como Rusia - quien ya tiene un gran interés en los desarrollos del gas al este del Mediterráneo - y notablmente China.
Así que en respuesta a la pregunta de las intenciones reales de Rusia y las de EE.UU. en Siria: Rusia está defendiendo su derecho a no ver sus lazos económicos vitales con Europa y Medio Oriente destruidos por EE.UU.; y bueno, EE.UU. está afirmando su derecho excepcional a destruir los intereses económicos vitales de cualquier nación que pudiera cambiar la hegemonía de EE.UU. (haciendo valer sus derechos naturales). Pero el gran esquema aquí se extiende mucho más allá de Siria, tanto geográficamente como con sus implicaciones para nuestro futuro colectivo.
Percentage of EU gas needs met by Russian supplies

Porcentaje de gas que necesita la UE reunidos por los suministos rusos.
El estallido de China y Eurasia

Mientras que EE.UU. intenta forzar a Europa a "diversificar" el suministros de gas natural lejos de Rusia y controlar los suministros de petróleo y gas en el Medio Oriente que China necesita desesperadamente para alimentar su economía creciente, Rusia, China e Irán, están todos activamente diversificando y expandiendo sus propios lazos económicos tradicionales.

Como se ha señalado, China está invirtiendo fuertemente en el petróleo africano, vías férreas, carreteras y la infraestructura de energía para transportar el petróleo a la costa. El mes pasado las firmas chinas completaron el proyecto de 656 kilometros de ferrocarril entre Etiopía y Djibouti. El nuevo ferrocarril eléctrico une la capital de Etiopía, Addis Abeba, a la costa de Djibouti. China también está construyendo carreteras y un puerto de aguas profundas en Pakistán para enlazar China directamente con el Mar Arábigo, y está en marcha trabajar en otra vía férrea y puerto marítimo en Bangladesh. Todo lo cual está en línea con el plan de "cadena de perlas" para la región del Océano Índico, la preparación que incluye los primeros ejercicios militares conjuntos de China con India, que tuvieron lugar en Jammu y Cachemira hace unos días. Cuando se toma en cuenta la reclamación de China por 'nuevos trazados de líneas' hasta el mar del sur de China, lo que estamos viendo es un auténtico estallido chino fuera de la "cárcel" económica y política que Washington ha tratado de imponer a la mayor potencia económica y militar de Asia.
china euroasia

La línea del cero de China, delimitando las aguas territoriales chinas en el Mar del Sur de China
Aparte de sus movimientos cambiando el juego en Siria, Rusia recientemente reestableció el acuerdo del gasoducto turco con Turquía, que suministrará gas ruso a Europa; completó la venta de sistemas de misiles S-300 a Irán por 900 millones de dólares; y firmó una serie de acuerdos con India en la reciente cumbre del BRICS en Goa, incluyendo una venta multibillonaria del sistema de misiles S-400 y acuerdos para construir helicópteros militares, fragatas y enlaces ferroviarios entre los dos países. Además, el gigante energético ruso Rosneft acaba de comprar la segunda mayor refinería de petróleo de India, que incluye una franquicia de 2.700 estaciones de servicio.

Estos son todos movimientos inteligentes dado que la India, una nación de 1.3 millones de personas, importa el 80% de su petróleo, en su mayoría procedente de Medio Oriente. Pero eso parece que va a cambiar. En una señal de que Rusia es seria acerca de su deseo de un mundo multipolar, Rosneft dijo que iban a suministrar su nueva adquisición de la India con el petróleo venezolano. Para colmo de males, Rusia e India han comenzado los debates sobre la construcción de un gasoducto de gas natural de Rusia, con un valor de 25 de millones de dólares, de Siberia a la India.

Irán parece estar siguiendo el ejemplo de Rusia y China con un puerto marítimo previsto en Chabahar (en asociación con la India), en la costa del mar Arábigo de Irán, que no sólo facilitaría el envío de los vastos recursos energéticos de Irán a la India y Asia, sino que proporcionaría un pasillo al mar a Afganistán para explotar los trillones de dólares en minerales codiciados (y actualmente reivindicados ilegalmente) por EE.UU.

Todo esto puede ser sumado en la frase "nueva ruta de la seda," que se representa bastante bien en la siguiente imagen:

ruta de seda
Tenga en cuenta que la imagen de arriba es la visión china y no describe los corredores económicos de Rusia e Irán que, sin embargo, son totalmente compatibles con el modelo chino. El modelo chino, o 'un cinturón, un camino: la ruta de la seda' (OBOR por sus siglas en inglés), se describe como una iniciativa que:
[...] excede por mucho el desarrollo de conexiones lineales entre Europa y Asia. De hecho, Beijing se esfuerza por establecer una amplia red comprensiva de infraestructura de Eurasia. Los corredores transregionales son para enlazar las rutas terrestres y marítimas. Como el principal inversor y arquitecto de las redes de infraestructura de Eurasia, Beijing está creando nuevas redes de tuberías centradas en China de transporte ferroviario. Además de esto, el gobierno chino se centra en la ampliación de los puertos de aguas profundas, en particular aquellas en el Océano Índico.

Con la ruta de la seda [OBOR], el liderazgo de China está principalmente persiguiendo tres metas principales:
  • Diversificación económica
  • Estabilidad política
  • El desarrollo de un orden global multipolar
Políticamente hablando, el liderazgo chino espera que la iniciativa OBOR estabilice las provincias oestes de Beijing, así como los lugares vecinos con problemas, como Pakistán y Afganistán.

El objetivo general es ser una parte activa en el establecimiento de un orden mundial multipolar. China busca jugar un papel constructivo en la reforma del sistema internacional. La iniciativa de OBOR está destinada a ser la base de un nuevo tipo de relaciones internacionales. La dirección china habla de la creación de una "comunidad de destino común". Los elementos centrales son más conectividad en Eurasia, "cooperación donde todos ganan", "el progreso y la prosperidad mutua," así como la defensa del principio de no intervención de la ONU en los asuntos internos de otros Estados.

La dirección china habla de un proceso inclusivo, lo que significa que todas las partes involucradas están invitadas a formar y promover el "cinturón económico de la ruta de la seda" y la "ruta de la seda marítima del siglo 21," junto con sus propios interéses económicos.

Los primeros pasos de la institucionalización ya están surgiendo. La reciente creación del Banco de Inversión de Infraestructura Asiático (AIIB por sus siglas en inglés) y el Fondo de la Ruta de la Seda sirven para financiar los proyectos. En mayo, China y Rusia acordaron vincular la Iniciativa de la Ruta de la Seda con el Programa de Desarrollo de Extremo Oriente de Rusia para Siberia. Además de esto, Moscú y Pekín acordaron vincular la Unión Económica Euroasiática con OBOR. Por otra parte, en junio, Hungría y China firmaron un memorando de entendimiento para promover conjuntamente la iniciativa de la Ruta de la Seda.
Para simplificar aún más las cosas y tal vez resumir en una imagen todo lo que he escrito aquí, la imagen siguiente da en el clavo:

eurasia
© sott.net
¿Ahora puede ver por qué el imperio angloamericano está tan preocupado?

Siendo completamente sincero, les digo que si una horda de alienígenas en masivas naves nodrizas descendiese a la Tierra con la intención de esclavizar a la humanidad, y si la única esperanza para la libertad de la humanidad radicara en que los Estados nación de nuestro mundo dejaran a un lado sus diferencias uniéndose ante la amenaza existencial de extraterrestres, puede apostar lo que sea que EE.UU. sería el único arrastrando sus talones y mirando de ponerse del lado de los "extraterrestres moderados" con la esperanza de joder a Rusia y China.

Lo que estamos viendo que se está llevando a cabo en el escenario mundial es un choque de civilizaciones, un choque entre dos enfoques fundamentalmente diferentes de la vida y las relaciones internacionales. Por un lado, tenemos la visión multipolar de la estabilidad económica y política, donde la guerra no sólo es indeseable, sino también contraproducente, donde las naciones respetan la soberanía de los demás y pueden llegar a acuerdos que sean mutuamente benéficos. Por otro lado, tenemos el mundo unipolar donde una nación tiene la licencia para controlar, explotar y destruir a otras naciones que no entreguen sus recursos a la potencia hegemónica mundial.

¿Tal vez se quiera preguntar a sí mismo, en qué mundo le gustaría vivir?