El tabaco "se ha quedado a años luz" de la alimentación como causa del cáncer, advirtió Javier Espinosa, e indicó que los químicos utilizados en la elaboración de alimentos y las sustancias con las que se tratan las cosechas favorecen la proliferación de células cancerígenas.
© desconocido
Casi 250.000 personas son diagnosticadas de cáncer en España cada año. Se trata de una cifra que "da vértigo", según expresó Javier Espinosa, jefe de servicio de oncología del Hospital General Universitario de Ciudad Real, quien brindó una conferencia sobre nuevas terapias en la I Jornada Informativa de la Junta Provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer de Ciudad Real.

Lo alarmante es que de todos los factores de riesgo conocidos, como el tabaco, alcohol, radiaciones, y los fármacos, este médico puso el acento en la alimentación:

El tabaco "se ha quedado a años luz" de la alimentación como causa del cáncer, advirtió Espinosa y apuntó a los productos químicos empleados en la elaboración de los alimentos o las sustancias con las que se tratan las cosechas favorecen, a lo largo del tiempo, la proliferación de células cancerígenas.


Comentario: Nos llama la atención lo arraigada que está en la sociedad la falsa idea de que el tabaco provoca cáncer, incluso para aquellos que empiezan a darse cuenta de que las causas del cáncer son otras, aún así no descartan nunca el tabaco como factor de riesgo.

Esta situación es más que patética si tomamos en cuenta que el tabaco no sólo no es perjudicial sino que es beneficioso para nuestro organismo (hablamos en todo momento del tabaco natural, y no de esa basura que nos venden en cajetillas en todos los estancos/tabaquerías).

Para una mayor comprensión sobre los beneficios del tabaco y las mentiras que propagan los gobiernos sobre esta planta medicinal, lea: Como ya hemos comentado por activa y por pasiva en Sott.net, la mala alimentación es la causa principal de la proliferación de células cancerígenas. Para más información:

En Argentina, la situación de riesgo en que nos pone el modelo de agroproducción actual es desconocida por la mayoría de la población, y ya se cumplieron 20 años desde que el Estado comercializa las semillas transgénicas de Monsanto y los agroquímicos que las acompañan, como el glifosato, sobre el cual la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió en 2015 que puede causar cáncer, además de una investigación de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) que demostró que este causa un mecanismo de toxicidad en el desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso.

Recordemos que en Argentina 1 de cada 5 personas que mueren es por cáncer, pero en los 'pueblos fumigados' (los pueblos que sufren las fumigaciones aéreas con agroquímicos) mueren de cáncer 1 de cada 3 personas, y en algunos pueblos como San Salvador, se mueren 1 de cada 2, como indican las estadísticas de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados.

Según Espinosa, los gobiernos tendrán que sentarse y asumir que es mejor la prevención (por la gente que está muriendo, por un lado, y por el gasto que supone intentar curar la enfermedad) que tratar el cáncer. Es más, le resulta "increíble" la poca cantidad de medios que se destinan a prevenir esta enfermedad, ya que es la primera causa de muerte en España (En el hombre, el cáncer más habitual es el de próstata, aunque es el de pulmón el que más mortalidad produce. Y en la mujer, los casos más diagnosticados son de cáncer mama, colorrectal y ginecológico).

Asimismo, el riesgo de morir descendió en la última década gracias a la detección precoz, especialmente en los cánceres de colon y mama, y a la mayor eficacia de los tratamientos. El médico se refirió a la quimioterapia, que avanzó poco y que produce los conocidos efectos secundarios, por lo que destacó otros tratamientos más precisos como los anticuerpos monoclonales, los inhibidores de señales intracelulares y la hormonoterpia.