Moscú considera que Jerusalén Oeste es capital de Israel y Jerusalén Este es capital de Palestina, comunicó una fuente del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores.
trump jerusalen
© Desconocido
Trump firma el controvertido traslado de la embajada a Jerusalén
Moscú está preocupado por la decisión de Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel. Una fuente de Exteriores ruso destacó que la medida unilateral de EEUU sobre Jerusalén no favorece las conversaciones palestino-israelíes.

"Estamos preocupados por la decisión de EEUU, reconocimos a Jerusalén Oeste como capital de Israel y a Jerusalén Este como capital de Palestina; en nuestra opinión, es una posición objetiva y equilibrada", dijo.

De acuerdo con la fuente diplomática, las negociaciones palestino-israelíes deben desembocar en "una solución al problema basada en el principio de dos Estados, Palestina e Israel, que vivan en paz y buena vecindad". Aseguró que "este es el enfoque de Rusia", y en este sentido Moscú "apoya todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y la Asamblea General, así como la Iniciativa de Paz Árabe".

La fuente señaló que las acciones emprendidas por EEUU "no se ajusta a la posición de la comunidad internacional formulada en las resoluciones concernientes a la solución del conflicto en Oriente Medio".Agregó que la decisión unilateral de EEUU sobre Jerusalén no favorece las negociaciones palestino-israelíes. "Es una decisión unilateral que no fue acordada con nadie y que no favorece las negociaciones palestino-israelíes", indicó.

El 6 de diciembre el presidente de EEUU, Donald Trump, reconoció oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel y ordenó iniciar los preparativos para trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a esa ciudad. Muchos países de África, América, Asia, Europa y varias organizaciones internacionales expresaron su repudio a la decisión de Trump.

Israel se anexionó Jerusalén Este, que estaba en territorio de Jordania, en 1967 durante la Guerra de los Seis Días, acción no reconocida y declarada sin validez legal por la comunidad internacional que considera que su estatus debe ser definido en el marco de un acuerdo con los palestinos, que buscan crear su propio Estado en los territorios ocupados por Israel.

Israel considera que Jerusalén, incluidos los barrios orientales que reclaman los palestinos, es su capital "única e indivisible". Por el momento, todas las embajadas extranjeras se encuentran en la ciudad de Tel Aviv, para evitar tomar parte en la disputa entre israelíes y palestinos.