Los expertos dicen que es una hazaña casi imposible nadar así. Así es su triste vida, luego de quedar enredada en una red.

Los animales son seres increíbles, maravillosos. Incluso pueden ser un gran ejemplo de fortaleza. Así lo mostró una solitaria ballena jorobada captada en el golfo de Tribugá (Oceáno Pacífico), al occidente de Chocó en Colombia.

Este mamífero tenía una condición sorprendente: le faltaba toda la cola y aún así seguía nadando, una hazaña casi imposible.
La pobre ballena sin su cola.
© Fundación Macuáticos Colombia
La pobre ballena sin su cola.

Los tripulantes de una barco en el mar avistaron el cetáceo cuya cola fue cortada cuando se quedó atrapada en una red de pesca, mientras hacia su migración, según confirmó la Fundación Macuáticos Colombia.

¿Cómo puede nadar sin su único propulsor?
"El avistamiento fue el pasado jueves en inmediaciones de Cabo Corrientes, extremo sur del golfo de Tribugá. En este punto nosotros hacemos monitoreo de ballenas jorobadas y otros mamíferos y el jueves nos encontramos con esta ballena mutilada", indicó Natalia Botero, investigadora y miembro fundadora de la Fundación Macuáticos.
Fundación Macuáticos Colombia
© Fundación Macuáticos Colombia
A pesar de que le falta una de las partes más importantes de su cuerpo, nada y lucha por sobrevivir.
En las fotos que tomaron los expertos se puede ver como le falta esa parte de su cuerpo y en su lugar aparece un muñon, así como las marcas de la red, sugiriendo que la malla cortó el flujo sanguíneo a la cola hasta que esta se desprendió.

El "monstruo marino" se zambulle, se desplaza y finalmente alcanza la superficie para respirar.
Fundación Macuáticos Colombia
© Fundación Macuáticos Colombia
Cada día mueren decenas de ballenas y delfines enredados en las redes de pescar.

"Las secuelas a causa del enredo en redes es quizás la peor forma de abuso de bienestar animal conocida por el hombre" , dijo a The Dodo, Michael J. Moore, un biólogo marino de la Institución Oceanográfica Woods Hole.

Esta no es la primera vez que se ve a una ballena sin trematodos debido al enredo .

En la década de 1990, una ballena gris sin flujo fue avistada en un lapso de nueve años en las aguas de la península de Baja California.

Otro fue visto en 2011, viajando unas 100 millas náuticas registradas en tan solo nueve días sin cola.

Y en 2012, un delfín sin flujo fue detectado en la costa de Australia. El animal se había adaptado nadando de un lado a otro como un tiburón para mantenerse a flote.