La borrasca atlántica 'Beatriz' y una baja secundaria que se formará más cerca de España traerán desde este martes hasta el próximo jueves un temporal al noroeste de la península con rachas de viento que podrán superar los 110 km/h, olas que alcanzarán los seis metros de altura y lluvias fuertes de hasta 15 litros por metro cuadrado en una hora o persistentes de hasta 80 litros por metro cuadrado en 12 horas, según las zonas.
Varios peatones se cubren de la lluvia.
© Europa Press/Archivo
Varios peatones se cubren de la lluvia.
Nombrada por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)., 'Beatriz' es la segunda borrasca profunda de esta temporada de otoño-invierno en España, Francia y Portugal, después de 'Adrián', que se formó el pasado 29 de octubre en Baleares y ha causado la muerte a 29 personas en Italia en una semana.

Uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, indicó este martes a Servimedia que 'Beatriz' va a generar "vientos muy intensos" con rachas superiores a los 110 km/h. Hasta las 16.00 horas había llevado rachas de 116 km/h en Estaca de Bares y de 113 km/h en Fisterra (A Coruña).

La borrasca procedente del oeste desde las islas británicas invitará a los frentes a barrer toda la geografía de oeste a este, dejando lluvias a su paso. Estas han sido más contundentes durante este lunes en el noreste peninsular -Aragón, Cataluña, norte de Valencia y Baleares- y han llegado hasta Canarias, acompañadas de vientos alisios. La cota de nieve en el noroeste peninsular ha alcanzado los 1200-1400 metros; en el resto bajó hasta los 1200 ó 1600 metros.

El ascenso de la cota de nieve se notará en Pirineos, donde se llegará a los 1400-1800 metros, y a los 1800-2000 en el Sistema Ibérico.
mapa
El miércoles será más nuboso, ocasionando precipitaciones intermitentes en zonas del norte peninsular; en zonas comprendas entre el golfo de Cádiz hasta el Sistema Ibérico, y en el norte de Canarias. Por su parte, en la zona del mediterráneo persistirá una mayor tranquilidad derivada de los claros que se irán produciendo desde el martes.

Habrá un régimen de vientos del suroeste, con intervalos fuertes en Galicia, el Cantábrico occidental y Canarias, y norte de Baleares. Se esperan alisios en Canarias. La cota de nieve ascenderá hasta los 2000 metros en Pirineos y oscilará entre los 1200-1800 metros en el Cantábrico.
mapa
¿Qué se espera para jueves y viernes?

A partir del jueves, debido al paso de un nuevo frente atlántico, habrá abundancia de nubes y precipitaciones generalizadas en todo el país, con menor probabilidad al sur del mediterráneo y Cantábrico oriental.

Se espera que las precipitaciones puedan ser localmente fuertes, persistentes y que puedan traer tormentas leves en el oeste de Galicia, partes del Sistema Central y oeste de Asturias y Castilla y León. Durante la segunda mitad del día llegarán a los Pirineos; en Baleares no se descarta algún chubasco aislado. En Canarias, probabilidad de lluvias débiles.

Predominio de vientos del suroeste y sur en la Península y Baleares y del oeste en el Estrecho y Alborán.

El viernes deparará precipitaciones en gran parte del medio norte peninsular -gran intensidad en Galicia, Sistema Central y oeste de Asturias y Castilla y León- y Baleares. Dejará de lado áreas del centro mediterráneo y Andalucía occidental.

La cota de nieve estará alrededor de los 1000-1200 metros en el noroeste peninsular, sin descartar que puede llegar hasta los 1800 metros a lo largo del día. Mientras que en los Pirineos pasará de los 1800-2000 metros hasta los 1200-1400.

Ante posibles novedades en el temporal y actualizaciones de los pronósticos, Protección Civil ha recomendado seguir los avisos a través de la página web de AEMET.

Precaución en la carretera

Protección Civil también ha aconsejado que, en caso de que se viaje por carretera, se preste atención a los avisos que expone la Dirección General de Tráfico (DGT) en su página web sobre el estado de las carreteras.

Es imprescindible tomar toda serie de precauciones: revisar el vehículo, los neumáticos, el anticongelante y los frenos. El conductor deberá asegurarse de que el depósito de combustible está lleno y, mientras la conducción, prestar atención a las placas de hielo en las carreteras.

Asimismo, llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y cargador de automóvil.

En caso de quedar atrapado por la nieve, permanecer dentro del vehículo, con la calefacción puesta y renovando el aire cada cierto tiempo.

En el caso de viento en zonas costeras, alejarse de esas zonas y lugares bajos que puedan ser afectados por mareas y oleajes. Conviene, además, asegurar puertas, ventanas y retirar objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse.

Con lluvias es conveniente reducir la velocidad en carretera y no parar en zonas donde pueda discurrir mucha cantidad de agua.

En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, tomar en cuenta dónde se aparca el vehículo, alejarse de ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, y dirigirse a los puntos más altos de la zona.