Traducción por el equipo de SOTT.net en español.

La Rebelión contra la Extinción de los manifestantes ambientales ha pasado la semana bloqueando las calles de Londres, organizando escenificaciones de "muertes", atándose a los trenes, subiendo a los autobuses e incluso encadenándose a la casa del líder laborista Jeremy Corbyn. El objetivo de los activistas es causar lo máximo de disturbios y ser arrestados para llamar la atención sobre el cambio climático. Los líderes de la protesta afirman que la humanidad se enfrenta a la extinción a menos que las emisiones de carbono se reduzcan a cero para el año 2025.

Extinction Rebellion protest
Se han comparado con Gandhi y Martin Luther King. Un podcast de la BBC pregunta si los miembros de la Rebelión contra la Extinción son "las nuevas sufragistas". Han sido apoyados por muchos de la izquierda radical que se han persuadido a sí mismos de que una rebelión seria está en marcha.

La semana pasada, el nuevo medio de comunicación izquierdista Novara Media publicó en los medios sociales un video del veterano guerrero ecológico George Monbiot. En él, Monbiot hace un llamamiento para que se ponga fin a la manipulación verde y a las "tonterías microconsumistas" de los bastoncillos de algodón sostenibles, etc. En cambio, dice, "necesitamos llegar al corazón del capitalismo y derrocarlo". El público aplaudió y el clip se volvió viral, con más de un millón de visitas. James Corden de Gavin and Stacey lo retuiteó. Los izquierdistas tuitearon emocionados sobre un cambio decisivo y radical en la "Ventana de Overton" a favor de la abolición del capitalismo.

Tradicionalmente, la izquierda haría campaña a favor del progreso humano, más riqueza, y de que una mayor parte de esa riqueza terminara en manos de la gente de la clase obrera. El principio organizador de Novara Media de "Comunismo de Lujo Totalmente Automatizado" le hace un guiño a esta aspiración. En términos marxistas, el capitalismo sería reemplazado por una sociedad comunista de abundancia para todos.

Pero si quitamos la charla de rebelión y revuelta pseudo-radical, queda claro que ni la Rebelión contra la Extinción ni las excéntricas divagaciones de Monbiot deben ser discutidas como un serio desafío de la izquierda al capitalismo. No es un llamado a abandonar el capitalismo en favor de un nuevo sistema que podría proporcionar abundancia para todos. Por el contrario, la crítica ambiental del capitalismo es que tenemos demasiadas cosas, demasiada riqueza, y ahora deberíamos volver a un estado feudalista preindustrial.

monbiot

Radical extremista, y predicador del terrorismo verde.
Por ejemplo, en ese clip viral, dos de las cosas que Monbiot nos dijo que dejáramos son la carne y el transporte aéreo. El vuelo, la capacidad de atravesar continentes en períodos de tiempo cada vez más cortos, es sin duda uno de los mayores logros de los tiempos modernos. Por varios cientos de libras, usted puede viajar al otro lado del mundo. Por menos de £100, puede viajar a prácticamente cualquier país de Europa. Del mismo modo, la abundancia de alimentos que el mundo desarrollado puede disfrutar es un triunfo de la modernidad. La evolución de la agricultura, el envasado y el transporte modernos significan que ya no es necesario racionar la carne. Incluso las personas más pobres de Occidente pueden disfrutar de una dieta basada en la carne de una manera que sólo hubiera sido posible para los aristócratas hace menos de un siglo. Según los ambientalistas, este progreso es muy malo.

El ataque ambiental contra el aumento del nivel de vida de los pobres suele ser explícito. En 2007, molesto por el hecho de que los adolescentes "en una de las zonas más pobres de Gran Bretaña" pudieran permitirse "cortes de pelo caros, ropa de moda y teléfonos móviles", Monbiot concluyó en una columna del Guardian que las naciones ricas han llegado al punto en el que lo lógico sería dejar de crecer. No sólo eso, sino que deberían empezar a encogerse y empobrecerse. "Traigan la Recesión" fue el titular que eligió cuando republicó el artículo en su sitio web.

En su libro Heat, de 2007, Monbiot describió el ambientalismo como "una campaña no por la abundancia sino por la austeridad, no por más libertad sino por menos... Es una campaña no sólo contra otras personas, sino contra nosotros mismos".

Muchos observadores han notado la composición abrumadoramente blanca y de clase media de las protestas de la Rebelión contr la Extinción. No es de extrañar que pocas personas de la clase obrera compartan la creencia de los ambientalistas de que todos somos demasiado ricos y que deberíamos aceptar la moderación, el racionamiento y la recesión.

Donde antes se hacían llamados para derrocar al capitalismo en nombre de la abolición de la miseria humana, los anticapitalistas de hoy dejan claro que su objetivo es promover la miseria humana. El capitalismo puede ser explotador y desigual, pero el nuevo anticapitalismo es francamente antihumano.

Fraser Myers es redactor de spiked y presentador del podcast spiked. Síguelo en Twitter: @FraserMyers.