Traducido por el equipo de SOTT.net en español

A buen entendedor, pocas palabras bastan: ¡Cuidado con el Nuevo Tratado Verde! ¡Cuidado con la Agenda 21 y su New Deal ecológico!
AOC Green New Deal
Aparentemente de la noche a la mañana, el New Deal Verde ha llegado. Dada la lamentable situación de nuestro medio ambiente, ¿qué posibles objeciones podría haber? En este caso, muchas, y todas ellas se remontan a los vínculos profundamente complejos y subrepticios de este Nuevo Tratado Verde con el Programa 21 de las Naciones Unidas.

Aquellos que afirman que la Agenda 21 es poco más que un despotricamiento de la derecha o que es de alguna manera antisemita están, en el mejor de los casos, gravemente desinformados. Quienes se adhieren a la jerga cuidadosamente elaborada del desarrollo sostenible, el crecimiento inteligente, la reurbanización y el Nuevo Tratado Verde también están mal informados y necesitan saber que el movimiento ambientalista ha sido secuestrado por el plan de la Agenda 21.

Primero, algunos antecedentes

Al periodista Thomas L. Friedman se le atribuye a veces el haber sido la fuente original del término "New Deal verde" porque en dos artículos de 2007, en el New York Times y en el New York Times Magazine, Friedman conectó el "New Deal" de Roosevelt con una nueva economía "verde", sugiriendo que esto podría proporcionar un programa de estímulo económico que podría abordar la desigualdad económica y el cambio climático al mismo tiempo. Casi proféticamente, Friedman también argumentó en escritos anteriores que se necesitaría un "puño de hierro dentro de un guante de terciopelo" para mantener el nuevo orden mundial que se avecina.

El mismo año en que salieron los artículos de Friedman, se formó el Green New Deal Group [Grupo del Nuevo Tratado Verde]. En julio de 2008, este grupo presentó su informe Green New Deal, publicado originalmente por la New Economics Foundation. Unos meses más tarde, en octubre de 2008, Adam Steiner, que era Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), dio a conocer la Global Green New Deal Initiative, cuyo objetivo era rescatar la economía mundial en decadencia mediante la creación de puestos de trabajo en industrias "verdes", "financiadas", por supuesto, por los grandes bancos.

Thomas Friedman

Thomas Friedman del New York Times
Luego, siguiendo el ejemplo de los Verdes Europeos en 2006, el Partido Verde de los Estados Unidos adoptó una plataforma para el Nuevo Tratado Verde en 2010. Para su crédito eterno, el Partido Verde de Estados Unidos también ha colocado la reforma monetaria como uno de sus pilares centrales, poniendo fin al privilegio del sistema bancario de crear el dinero de la nación (como crédito o deuda) y devolver el privilegio monetario al gobierno al que pertenece, sin esta reforma no es posible realizar ninguna otra reforma. Otros partidos políticos harían bien en adoptar este objetivo tan importante, ya que es el verdadero corazón del "populismo" históricamente. Sin embargo, la mayor parte de la plataforma del Nuevo Tratado Verde del Partido Verde tiene un marcado (y preocupante) parecido con el Nuevo Tratado Verde establecido a través del programa de Desarrollo Sostenible de la Agenda 21 de las Naciones Unidas.

Más recientemente, una congresista neoyorquina de veintinueve años, Alexandria Ocasio-Cortez, ha logrado de la noche a la mañana no sólo ser noticia en los titulares nacionales, sino también atraer toda la atención del Congreso, una hazaña nunca antes lograda por alguien tan joven y tan pronto en el cargo. Fue su promoción del New Deal Verde lo que parece haberle dado una fama tan repentina. Pero la llamada legislación que ella ha estado promoviendo es en realidad un "proyecto de texto" que pide añadir una propuesta para "las Reglas de la Casa": esto es cambiar las reglas y crear un nuevo proceso para la asignación de poder, al mismo tiempo que se hace eco casi literalmente de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Como dice un artículo reciente en Technocracy News, con una versión completa del "proyecto de ley" de Alexandria incluido: "Su alcance y mandato para la autoridad legislativa equivale a una concesión radical de poder a Washington sobre las vidas, hogares, negocios, viajes, banca y más de los estadounidenses". La Dra. Naomi Wolf lo confirma repasando el documento punto por punto.

El Nuevo Tratado Verde es, de hecho, parte de un programa global de desarrollo sostenible que se puso en marcha oficialmente en la "Cumbre de la Tierra" celebrada en Río de Janeiro, Brasil, en 1992. De esa cumbre surgió la Cumbre para la Tierra del Programa 21: El Programa de Acción de las Naciones Unidas de Río, un documento de 354 páginas que puede adquirirse en tiendas de libros en línea o descargarse en formato pdf del sitio web de las Naciones Unidas.
Earth summit
La Agenda 21 ha sido actualizada para incluir la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y su derivado el Nuevo Acuerdo Verde Global, que es un programa que fue comisionado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, o PNUMA para abreviar, mencionado anteriormente. Un mapa y un esbozo de los "socios" revela cuán profundamente arraigado en el pensamiento global se ha convertido este programa. Efectivamente, el Programa 21 proporciona el modelo, mientras que el Programa 2030 proporciona los objetivos para lograr el "desarrollo sostenible".

En la medida en que el Objetivo 13 de Desarrollo Sostenible se refiere a la Acción Climática, cabe señalar que en 2009 la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) estableció un régimen climático internacional no electo con autoridad para dictar el uso de la tierra, reubicar los "asentamientos humanos" e intervenir directamente en los asuntos financieros, económicos, de salud, educación, impuestos y medio ambiente de todas las naciones que firmaron el tratado. Uno debe preguntarse por qué se han gastado más de 100.000 millones de dólares en la promoción del actual modelo del calentamiento global, sin embargo, casi ninguna discusión está dedicada a los agentes naturales forzantes tales como la radiación solar y cósmica, los volcanes, las nubes, el vapor de agua y los grandes mínimos solares, a pesar de que está bien documentado en la bibliografía científica que tienen un impacto significativo en el clima. Tampoco se han comprometido fondos para difundir información sobre la guerra militar contra el clima u otros proyectos de geoingeniería de larga data y sus efectos en el clima. Sin embargo, al menos cinco defensores de la geoingeniería de la radiación solar fueron coautores de la sección que cubre los contrails [Estelas de condensación, NdT] en el informe del IPCC de 2007.

Tal como lo descubrió la prominente activista Rosa Koire, el Desarrollo Sostenible fue creado y definido originalmente por las Naciones Unidas en 1987. El presidente George Herbert Walker Bush, junto con líderes de otras 178 naciones, firmaron el "Plan de Acción" presentado en Río en 1992.

Este plan está anclado en la filosofía política del comunitarismo, que establece efectivamente un nuevo sistema legal utilizado por los gobiernos regionales y locales afiliados al gobierno global emergente, eludiendo la ley nacional a través de un programa de "equilibrio". Aplicada por un grupo relativamente pequeño de personas con poder de decisión e influencia que se autodenominan y que logran el "consenso" entre ellos mismos en lugar de a través del proceso de votación pública, esta filosofía sostiene que los derechos de la persona son una amenaza para la comunidad mundial. En la práctica, el grito de guerra consistente "por el bien común" se define de cualquier manera que se adapte a los que están en el poder.

Sustainable America
A los seis meses de su elección en 1992, el expresidente Bill Clinton emitió la Orden Ejecutiva #12852, creando así el Consejo Presidencial sobre Desarrollo Sostenible, o PCSD por sus siglas en inglés. Este Consejo duró seis años, de 1993 a 1999. Entre sus miembros se encontraban Secretarios de Gabinete de Transporte, Agricultura, Educación, Comercio, Vivienda y Desarrollo Urbano, la Agencia de Protección Ambiental, la Administración de Pequeñas Empresas, Energía, Interior y Defensa. También se incluyeron directores generales de varias empresas, como Enron, Pacific Gas & Electric, BP Amoco, Dow Chemical y otras, así como organizaciones ambientales, entre ellas el Consejo Nacional de Defensa de los Recursos, Sierra Club, el Instituto de Recursos Mundiales, Nature Conservancy y el Fondo de Defensa del Medio Ambiente, entre otras.

Para facilitar aún más la transición, Clinton otorgó a la Asociación Americana de Planificación una subvención multimillonaria para escribir un plan legislativo sobre el uso de la tierra para cada municipio de los EE.UU. Completado en 2002, este plan se titula Growing Smart Legislative Guidebook with Model Statutes for Planning and the Management of Change. Como Koire nos dice, esta guía está siendo utilizada en todas las universidades, colegios y oficinas de planificación del gobierno en la nación. Y como parte del programa Common Core para los más jóvenes, el exvicepresidente Al Gore ayudó a escribir Rescue Mission Planet Earth: A Children's Edition [Misión rescate del planeta Tierra: Edición Infantil] de la Agenda 21.

En 2012, la "H Concurrent Resolution 353" fue discutida por el Congreso de los Estados Unidos. Un corto video de 8 minutos de duración muestra a varios miembros, incluyendo a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, alzándose en apoyo a la resolución 353 de la Cámara de Representantes, la cual "expresó el sentido del Congreso de que Estados Unidos debe asumir un fuerte liderazgo en la implementación de las decisiones tomadas en la Cumbre de la Tierra de Río, desarrollando una estrategia nacional para instalar la Agenda 21 y otros acuerdos de la Cumbre de la Tierra a través de la política interna y externa".

Como Koire relata, el objetivo claro de estas iniciativas era, y es, cambiar la política pública para alinearla con el plan de la Agenda 21.

Implementación e Implicaciones

La Agenda 21 es un plan global que debe ser implementado localmente a través de una "legislación suave". A pesar de que esta agenda tendría un impacto material de gran alcance en todos y cada uno de nosotros, la ciudadanía estadounidense no ha tenido la oportunidad de estudiar o votar sobre ninguna de las diversas facetas de la Agenda 21. Además, la gran mayoría, por una profunda preocupación por el planeta, es neutralizada efectivamente por la jerga, las palabras de moda y los eslóganes con definiciones deliberadamente oscuras, todos los cuales son ideados por las mejores empresas de relaciones públicas que el dinero puede comprar. Tal vez incluso peor, como Rosa Koire, quien ha experimentado ramificaciones negativas en su comunidad de Santa Rosa, escribe en Behind the Green Mask:
La ironía es que la Agenda 21 de la ONU ordena 'más' participación ciudadana, pero lo hace mediante la creación de tantas juntas, comisiones, agencias regionales, organizaciones sin fines de lucro, reuniones y programas que es imposible mantenerse al tanto de lo que está sucediendo. Estamos demasiado agotados para luchar contra más de un problema a la vez. Así que nos volvemos, necesariamente, más fragmentados y menos como un vecindario, sintiéndonos exhaustos y aislados porque no podemos seguir el ritmo. La llamada participación ciudadana es dictada por grupos de vecinos falsos con cabilderos [lobbys] pagados y facilitadores que los dirigen. Los tableros y comisiones se eligen en base a "jugadores de equipo" o "cómplices" seleccionados para llevar a cabo un juego final, pasando por encima de los pocos ciudadanos desconectados reales. Estos grupos son los "grupos de preselección" de candidatos a cargos públicos. Ellos son los que reciben donaciones en tiempo de elecciones. Es dudoso que alguien que no juega a la pelota salga en la boleta.
Había 17 objetivos oficiales de desarrollo sostenible (o SDG por sus siglas en inglés) para la nueva Agenda 2030 que fue adoptada universalmente por las naciones de todo el mundo en la reunión plenaria de las Naciones Unidas en Nueva York el 25 de septiembre de 2015. Estos SDG no sustituyen al Programa 21. La Agenda 2030 dice claramente: "Reafirmamos todos los principios de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, incluyendo, entre otros, el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas".

2030 agenda goals
Un breve artículo, titulado "Traducción de la Agenda 2030: Cómo leer los nuevos objetivos de desarrollo sostenible de la ONU", revela algunas de las consecuencias reales de la Agenda. Para empezar, el Objetivo 1, como se indica: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todas partes. Objetivo 1, tal como se ha traducido: Bancos centralizados, FMI, Banco Mundial y FED para controlar todas las finanzas. Objetivo 2, como se indica: Acabar con el hambre, lograr la seguridad alimenticia y una mejor nutrición y promover la agricultura sostenible. Objetivo 2, tal como ha sido traducido: Los organismos modificados genéticamente [OMG]. Y así sucesivamente.

Otro artículo titulado simplemente Agenda 21 muestra cómo, a gran escala, el Desarrollo Sostenible afectará al agricultor:
Si tienes ganado y pueden beber de un arroyo, entonces quieren que cerques permanentemente tu propia tierra para evitar cualquier alteración del hábitat potencial de los peces. [...] El Programa 21 se centra en el objetivo de eliminar el consumo de carne y utilizar los pastos para cultivar trigo, maíz y soja para el consumo humano. Para que cumplamos, se nos dice en interminables campañas de propaganda que la carne es peligrosa y que el estilo de vida vegetariano es la única alternativa saludable. [...] El "ganado de pastoreo" está clasificado como "insostenible" en el Informe de Evaluación de la Biodiversidad Mundial de las Naciones Unidas. En el mismo documento, la agricultura y la propiedad privada se consideran "insostenibles". Todas las infracciones a la propiedad privada y a los derechos del agua que hemos visto provienen directamente de los programas de Desarrollo Sostenible. Vienen en una amplia variedad de nombres para despistar a la gente, tales como Planificación Integral, Gestión del Crecimiento, Crecimiento Inteligente, y así sucesivamente.
local agenda 21 planning guide
La implementación de la Agenda 21 por parte de los gobiernos locales fue preparada por el ICLEI (Consejo Internacional de Iniciativas Ambientales Locales, por sus siglas en inglés) para el Foro Río+5 del Consejo de la Tierra, celebrado del 13 al 19 de abril de 1997 en Río de Janeiro, Brasil, para el 5º período de sesiones de la Comisión de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible y para la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Cumbre de la Tierra+5. De ahí surgió la Guía de Planificación de la Agenda 21 Local, elaborada por el ICLEI y las Naciones Unidas.

Las "ciudades resilientes" son parte de ICLEI. Según su sitio web, la organización fue fundada en 2010 por el ICLEI (ahora conocido como Gobiernos Locales por la Sostenibilidad), el Consejo Mundial de Alcaldes sobre el Cambio Climático y la Ciudad de Bonn, Alemania, que también está afiliada. Las "ciudades resilientes" se presentan como el primer foro sobre las ciudades y la adaptación al cambio climático. En 2012, las "ciudades resistentes" cambiaron su nombre por el de Foro Mundial sobre Resiliencia y Adaptación Urbana.

Crecimiento inteligente, ciudades inteligentes y 5G


El crecimiento inteligente y las ciudades inteligentes también forman parte del plan de "sostenibilidad", como lo demuestran sus objetivos aparentemente nobles, que de alguna manera no consideran la "nueva" energía o incluso el cáñamo no industrial como una forma de reconstruir el suelo y proteger el medio ambiente para satisfacer una parte considerable de las necesidades energéticas de la nación, que no entienden la importancia crucial de restaurar el humus rico en carbono en el suelo a través de la gestión integral del ganado y otras formas de agricultura regenerativa, porque de alguna manera dependen de los grandes bancos y de una flotilla de 'inversores' en lugar de hacer lo obvio mediante la reforma del sistema monetario de la nación; y que, como afirman acertadamente Koire y otros, sólo pueden conducir al final al totalitarismo.

El explosivo despliegue mundial de las redes 5G "hace que las ciudades inteligentes sean una realidad", a pesar de los riesgos para la salud reconocidos y significativos asociados. Para septiembre de 2018, gracias a un dictamen del FCC y al cabildeo de los transportistas, veinte estados de EE.UU., aparentemente al amparo de la noche, ya habían aprobado una legislación para despojar a sus ciudades del poder de regular los despliegues de la 5G. El veredicto del FCC en particular ha provocado un considerable retroceso, porque no sólo obligará a los contribuyentes del FCC a subsidiar el acceso de la industria a la infraestructura de propiedad pública, sino que, como declaró el director de información de la ciudad de Nueva York, Samir Saini: "El FCC está amenazando el derecho del público a controlar la propiedad pública, y docenas de ciudades, estados y pueblos desde la ciudad de Nueva York hasta Lincoln, Nebraska, hasta Anchorage, Alaska, están listos para defender ese derecho en nombre de nuestros residentes y contribuyentes".
FCC ruling 5g

El FCC
Además de todo esto, ahora nos encontramos con que el "tsunami" de la recogida de datos habilitados por la 5G podría consumir una quinta parte de la electricidad mundial en 2025. Como la mayoría sabe, el viento y la energía solar (que también tienen importantes problemas ambientales y de uso de la tierra) no lo reducirán, y especialmente con la 5G.

Una red interminable de comisiones, consejos, agencias y programas cuidadosamente marcados

Otros grupos y organizaciones vinculados al Programa 21 siguen proliferando. Estas organizaciones incluyen las que formulan los "Planes de Acción Climática" que están siendo adoptados por las comunidades locales en todo el mundo. El Center for Climate Solutions es una de esas organizaciones y el Institute for local Government, con sede en California, es otra. Pueden buscarlos en Google en su estado, ciudad o condado, además de "Climate Action Plan and Resilient Plan" (Plan de Acción Climática y Plan de Resistencia) para obtener más información sobre cómo se está llevando a cabo en su propia comunidad. Puede apostar que ninguno de ellos incluye formas alternativas de energía "nueva" (incluyendo la construcción de suelo de cáñamo no industrial) o la agricultura regenerativa (secuestradora de carbono), que sólo puede ser practicada adecuadamente por los pequeños productores.

Una muestra de los planes de la Agenda 21 adaptados a las ciudades de América del Norte:
Rochester climate action plan
chicago climate action plan
Honolulu climate action plan
Flintridge climate action
calgary climate action
anchorage climate action
seattle climate action
santa cruz climate action
Germany climate action
boston climate action
Bedford climate action plan
portland climate action plan
Multnomah County climate action
Tempe's Climate Action Plan
san diego climate action plan
colorado climate plan
Una rama de la Asociación de Planificación Regional es América 2050, que se centra en la planificación para el surgimiento de megarregiones, o áreas urbanas de alta densidad, junto con el desarrollo de infraestructura, con el objetivo de "dar forma al plan de inversión en infraestructura" y "proporcionar liderazgo en una amplia gama de cuestiones de transporte, sostenibilidad y desarrollo económico que afectan el crecimiento de Estados Unidos en el siglo XXI". FEMA contribuye al desarrollo de las megarregiones a través de su Programa de Mitigación de Peligros, mediante el cual, junto con el HUD, proporciona subvenciones para ayudar -a expensas de los contribuyentes- a las comunidades estatales y locales en la compra de propiedades ubicadas en áreas de alto riesgo de incendio, alto riesgo de inundación, alto riesgo de erosión y alto riesgo de deslizamientos de lodo.

"Reurbanización" es otra palabra de moda importante y engañosa, ya que en realidad representa a un "gobierno desconocido" que, entre otras cosas, utiliza el dominio eminente para obtener beneficios privados, y no para "el bien mayor", a pesar de las afirmaciones en sentido contrario. Como Koire escribe en Detrás de la máscara verde:
Un pequeño libro de 40 páginas titulado Reurbanización: El Gobierno Desconocido presentado por los Funcionarios Municipales de California para la Reforma de Reurbanización presenta la fea verdad con gráficos, caricaturas y datos concretos [...] Con el apoyo de poderosos grupos de cabilderos que lideran a los corredores de bonos, abogados y consultores de deuda, la tendencia de designar cada vez más áreas de reurbanización también cuenta con el apoyo de miembros del personal de agencias gubernamentales y de empresas privadas que se benefician de la reurbanización. Desviar los impuestos sobre la propiedad a estos chupasangres es un gran negocio: para 2006, las agencias de reurbanización de todo el estado (en California) habían acumulado 81.000 millones de dólares en deuda en bonos, una cifra que se duplica cada 10 años. Y no piense que esto es sólo en California - está en casi todas las ciudades y condados de los Estados Unidos. Debido a que las agencias pueden vender deuda de bonos sin la aprobación de los votantes (a diferencia de las juntas escolares) y el fondo general de la ciudad es responsable de cualquier deuda sobreextendida, estas son la gallina de los huevos de oro para las firmas de corretaje de bonos.
Otras organizaciones encargadas de promover el "desarrollo sostenible" y su corolario el "Nuevo Acuerdo Verde" son la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y el Instituto de Recursos Mundiales.
Hillary Clinton Addresses the World Resource Institute

Hillary Clinton dando una conferencia en el Instituto de Recursos Mundiales

Producción de alimentos y elección de alimentos


El Instituto de Recursos Mundiales publicó recientemente Creando un futuro sostenible para la alimentación, que fue producido "en colaboración con el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y las agencias francesas de investigación agrícola CIRAD e INRA". En su página de anuncio de publicación, se pregunta si seremos capaces de producir suficientes alimentos de manera sostenible para alimentar a los 10.000 millones de personas que se calcula que existirán en el planeta para el año 2050.

Como se explica con bastante detalle en mi libro Cambio climático, uso de la tierra y política monetaria, la respuesta es un sí rotundo. Contrariamente a lo que teme el Programa 21, podremos alimentar de forma sostenible, moderadamente, a entre 20.000 y 30.000 millones de personas en todo el mundo si cambiamos la forma en que ejercemos la agricultura, que DEBERÁ incluir la ganadería gestionada de forma holística. Al hacerlo, reduciremos drásticamente la cantidad de tierra que ahora se dedica a los sistemas agrícolas industriales y la cantidad de contaminación generada por dichos sistemas, al tiempo que devolveremos el carbono al suelo, donde se necesita para mantener la vida en este planeta.


Comentario: En resumen, reduzca los carbohidratos y coma mucha más carne. Un ecologista británico vio la luz cuando probó precisamente la teoría opuesta a lo que los verdes afirman que es un hecho:



A primera vista, el mencionado informe de Recursos Mundiales también parece estar de acuerdo, como lo indica este titular de 2018 en un artículo del San Francisco Chronicle titulado "New Report Urges Drastic Changes in Food Production and Consumption" (Un nuevo informe urge cambios drásticos en la producción y el consumo de alimentos). El artículo continúa resumiendo la versión del informe de 'sostenibilidad':
Las recomendaciones centrales del informe de 96 páginas coinciden con muchas de las innovaciones que ya están ocurriendo, a veces a pequeña escala, en muchas granjas, compañías de alimentos y empresas tecnológicas del Área de la Bahía. Esto incluye el desarrollo de sustitutos de la carne a base de plantas, empresas y gobiernos locales que se centran en la reducción de residuos de alimentos, y granjas que están haciendo cambios para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. [...] El informe hace un llamamiento a los gobiernos para que financien la investigación y el desarrollo y proporcionen "regulaciones flexibles" para las nuevas tecnologías, como los sustitutos de la carne a base de plantas y las innovaciones en el fitomejoramiento, como la edición genética. [...] Los individuos también deberían hacer cambios en sus dietas, dicen los autores, especialmente en países ricos como Estados Unidos, donde la mayoría de los alimentos de origen animal se consumen. [...] Muchos de los avances tecnológicos que el informe insta están ocurriendo en el Área de la Bahía. La región se ha convertido en un centro mundial para la creación de sustituciones de carne a base de plantas, incluyendo aquellas hechas por Impossible Foods of Redwood City [...] Un nuevo lote de compañías está desarrollando carne desarrollada en laboratorio o "cultivada" que será hecha de tejido de pollo, carne de res o pescado de células pero que no requerirá criar o matar animales.
meat subs
El acaparamiento verde, la mejor manera de salvar la naturaleza es venderla

La Cumbre de la Tierra de Río de 1992 dio lugar a una serie de cumbres mundiales sobre desarrollo sostenible patrocinadas por las Naciones Unidas. En 2012, el 20º aniversario de la Cumbre de Río fue bautizado con el nombre de Río + 20. Se centró en la Economía Verde con el propósito específico de marcar el comienzo del crecimiento económico mundial al poner los valores de mercado en los servicios ambientales y en la producción y el consumo respetuosos con el medio ambiente. Este plan condujo al término "acaparamiento verde", que se refiere a la apropiación de tierras y recursos, supuestamente para fines ambientales. Por lo tanto, no debería sorprender que, como sugiere este artículo en Bloomberg, Wall Street esté más que dispuesto a financiar el New Deal ecológico.

Algunos extractos ilustrativos que fueron tomados de un artículo de 2012 titulado Green Grabbing Our Future at Rio + 20, aparecieron en mi libro Cambio climático, uso de la tierra y política monetaria. El artículo fue publicado originalmente en el sitio web de Food First, y fue escrito por Eric Holt-Gimenez, Director Ejecutivo de Food First. Algunos extractos:
El propio proceso de Río ha sido privatizado constantemente bajo el peso de 20 años de globalización neoliberal. A medida que las contradicciones globales entre la economía y el medio ambiente se han intensificado, la propia naturaleza se está convirtiendo en una fuente de beneficios. [...] Lo que antes era un marco regulatorio orientado al Estado se ha transformado en una iniciativa corporativa basada en el mercado.

La tendencia corporativa a privatizar y comercializar los servicios y recursos de los ecosistemas en nombre de la protección del medio ambiente se conoce como "apropiación verde", ya que estos esquemas pueden hacer que las comunidades locales pierdan sus derechos sobre los recursos genéticos. [...] Es el enfoque preferido de las grandes organizaciones conservacionistas como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Conservación Internacional (CI) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que se han garantizado así su lugar en la mesa de negociaciones de Río+20 junto a los gobiernos neoliberales y los poderosos intereses empresariales multinacionales.

El concepto de Economía Verde que determina el contenido de todas las propuestas [para el informe borrador Zero] fue creado por un grupo dirigido por Pavan Sukhdev, ex banquero senior del Deutsche Bank y director de la Iniciativa de Economía Verde del PNUMA. Esto es un reflejo de una larga tendencia en la asociación entre el CDB, grandes organizaciones ambientales y representantes corporativos, es decir, el Consejo Empresarial Mundial sobre Desarrollo Sostenible, la Cámara de Comercio Internacional, CI, WWF, UICN, etc.

La dudosa justificación para traer la naturaleza a Wall Street -donde los créditos y las acciones de los servicios de los ecosistemas, los derivados de la biodiversidad, las emisiones evitadas e incluso los bancos de especies silvestres pueden ser troceados, reempacados y revendidos junto con deudas, hipotecas, fondos de cobertura y similares; y es que la mejor manera de salvar la naturaleza es venderla. Al hacerlo, se nos dice, haremos crecer la economía y esto a su vez beneficiará a los pobres, terminando así con la pobreza y el hambre.
Resumiendo

ICLEI CBC
En términos prácticos, la Agenda 21 es un plan global implementado localmente a través de ICLEI (y otros organismos y entidades) utilizando la "legislación suave". Los siguientes extractos de un artículo titulado "La Agenda 21 de las Naciones Unidas se dirige a su alcalde" constituyen un ejemplo útil de cómo se lleva a cabo la implementación local:
Del 1 al 5 de junio de 2005, la ciudad de San Francisco fue sede de una conferencia internacional llamada "Día Mundial del Medio Ambiente". Pero la agenda de esta conferencia era mucho más grande que otro baile jipi en el parque. Esta reunión de la élite mundial tenía un objetivo específico y una agenda con fuerza. El objetivo era la plena aplicación de la política del Programa 21 de las Naciones Unidas denominada Desarrollo Sostenible, un principio rector para el control vertical de todos los aspectos de nuestras vidas, desde la alimentación hasta la atención de la salud, pasando por el desarrollo comunitario y más allá. Esta vez, el público objetivo son los alcaldes de nuestra nación. La nueva táctica de la ONU, que se exhibe en esta conferencia, es ignorar a los gobiernos federales y estatales e ir directamente a las raíces de la sociedad estadounidense. Pensar globalmente - actuar localmente.

He aquí un vistazo rápido a algunas de las 21 acciones de la agenda que se requieren. En el tema de la energía, la primera acción pide a los alcaldes que apliquen una política para aumentar el uso de la energía "renovable" en un 10% en un plazo de siete años. La energía renovable incluye la energía solar y eólica.

En los documentos de las Naciones Unidas no se menciona el hecho de que para alcanzar la meta, una comunidad tendría que reservar miles de acres de tierra para instalar costosos paneles solares o incluso más tierra para molinos de viento. Considere que se necesita una planta generadora de gas de 50 megavatios de alrededor de 2-5 acres de tierra para producir su energía. Sin embargo, para crear esa misma cantidad de energía mediante el uso de paneles solares se necesitarían al menos 1.000 acres. Usar molinos de viento para generar 50 megavatios requeriría más de 4.000 acres de tierra, mientras se descuartizan las aves y se produce un estruendo ensordecedor. El costo de esta energía "alternativa" para la comunidad sería enormemente prohibitivo. Sin embargo, tales ideas impracticables son las órdenes ambientalmente correctas del día que se insta a los alcaldes a cumplir.
Rosa Koire, mencionada anteriormente, resume el final del juego en su sitio web Democrats Against Agenda 21:
El problema que casi nadie ve es que la Agenda 21 de la ONU/Desarrollo Sostenible es el plan de acción para catalogar y controlar toda la tierra, toda el agua, todos los minerales, todas las plantas, todos los animales, toda la construcción, todos los medios de producción, toda la información, toda la energía y a todos los seres humanos en el mundo. ¡La Agenda 21/Desarrollo Sostenible trata sobre Inventario y Control!
¡Cuidado con la Agenda 21 y su New Deal ecológico!
Sobre el autor

Geraldine Perry es coautora de The Two Faces of Money y autora de Cambio climático, uso de la tierra y política monetaria: La Nueva Trifecta. Lea otros artículos de Geraldine, o visite el sitio web de Geraldine.