Las tropas yemeníes matan a varios militares saudíes en una operación de represalia en las regiones sureñas del reino árabe.
Combatientes del Ejército yemení y el movimiento popular Ansarolá en la ciudad de Al-Hudayda.

Combatientes del Ejército yemení y el movimiento popular Ansarolá en la ciudad de Al-Hudayda.
Los francotiradores de movimiento popular yemení Ansarolá y soldados del Ejército atacaron las posiciones de las tropas saudíes en la localidad de Aalab, en Asir (suroeste de Arabia Saudí), y mataron a tres soldados saudíes, ha informado este lunes la televisión yemení Al Masirah.


Además, las tropas yemeníes han lanzado seis misiles balísticos Zelzal-1 contra blancos saudíes en la región de Jizan. El ataque con misiles ha provocado la muerte de varios militares saudíes y acabado con sus fortificaciones.

En los últimos meses, el Ejército y Ansarolá han intensificado sus ataques aéreos con drones y misiles en territorio saudí. Se centran en objetivos militares y económicos, en especial, bases aéreas y refinerías de petróleo.

El 17 de agosto, Mohamad al-Bujaiti, un miembro del Consejo Político de Ansarolá, advirtió de que "el conflicto en Yemen puede acabar destrozando Arabia Saudí si la monarquía árabe insiste en continuar la agresión".