El valenciano Bernabé Zapata, que fue expulsado por el caso de su entrenador, muestra ahora unas pruebas con resultados negativos.
Dzumhur, durante un partido ante Thiem en el pasado Adria Tour.
© Reuters
Dzumhur, durante un partido ante Thiem en el pasado Adria Tour.
Bernabé Zapata no pudo debutar en la ronda previa de Roland Garros tras el supuesto positivo por Covid-19 de su entrenador. El tenista valenciano, de 23 años, quedó descalificado por lo que el lunes regresaba a España para que Carlos Navarro se sometiera a más pruebas, cuyos resultados han resultado finalmente negativos.

El caso de Zapata se suma al de Damir Dzumhur, que también quedó apeado del segundo Grand Slam de la temporada por un positivo de su entrenador, Petar Popovic. El jugador bosnio solicitó una segunda prueba, que el torneo parisino le denegó.

Sin embargo, los test posteriores ofrecieron también resultados negativos, por lo que Dzumhur ha anunciado que tomará acciones legales contra el torneo. "Esto es un escándalo. Estoy seguro que ganaremos en los tribunales", proclamó el ex número 23 de la ATP, fuera ahora de los 100 mejores clasificados.

Rectificación con Pella

Hace un mes, Guido Pella también sufrió un caso similar en el torneo de Cincinnati, cuando un falso positivo de su técnico, Juan Manuel Galván, le obligó a abandonar el torneo. Unos días más tarde, las autoridades permitieron el regreso a la actividad del argentino, que sí pudo disputar el US Open, donde cayó en primera ronda ante Jeffrey John Wolf.

El pricipitado adiós a la arcilla de París supone todo un revés para Zapata, que hace este mismo mes había estrenado su palmarés con el título del Challenger de Cordenons, donde batió en la final a Carlos Alcaraz. Una semana más tarde, Zapata disputó el Masters 1000 de Roma, donde no pudo superar la primera ronda previa.