Traducido por el equipo de Sott.net

Las inundaciones repentinas arrastraron coches, derrumbaron muros y atraparon a los automovilistas en sus vehículos sumergidos después de que el jueves cayera en cuestión de horas la cantidad de lluvia de un mes.
The scene in an Msida street on Thursday morning.
© Chris Sant Fournier
La escena en una calle de Msida el jueves por la mañana.
Se desplegaron unidades de la policía y el ejército cuando las carreteras se convirtieron en ríos, lo que provocó múltiples rescates en el agua y el cierre de carreteras a lo largo del día.


El Departamento de Protección Civil, desbordado, pidió a los ciudadanos que evitaran los valles y las zonas cercanas al mar. No hubo informes de víctimas mortales.

Pero dos de sus propios agentes tuvieron que ser rescatados por un helicóptero de las Fuerzas Armadas de Malta al verse en dificultades para rescatar a un anciano atrapado en su coche en Burmarrad. Los tres fueron trasladados por aire a un lugar seguro.


La Oficina Meteorológica emitió un aviso meteorológico ámbar por la mañana y reveló que cayó una media de 74,6 mm de lluvia, con una estación meteorológica en Selmun que midió 107,6 mm en 24 horas.


Esta cifra está por encima de la norma para todo el mes de noviembre, en el que se registra una precipitación media de 90 mm.

Lea la noticia competa en inglés aquí