Traducido por el equipo de Sott.net

"Este no es el tipo de descubrimiento que los arqueólogos israelíes se alegrarán de escuchar, por razones políticas y culturales, pero en contra de las interpretaciones clásicas de la historia bíblica: el rey Salomón fue en realidad un faraón en Egipto", dice un historiador y escritor británico que ha investigado la historia de la vida del rey Salomón en los últimos veinte años y ha llegado a esta insólita conclusión.
King Solomon
© Wikimedia Commons
Una representación del rey bíblico Salomón de Israel
Ralph Ellis, de 54 años, afirma que tiene la solución a un misterio de 3.000 años de antigüedad, al que llegó después de ser incapaz de encontrar el tesoro del rey Salomón (500 toneladas de oro que actualmente se valoran en 3 billones de dólares) en sus legendarias minas. Los cazadores de tesoros siguen buscando las minas del rey Salomón con la esperanza de encontrar los tesoros del rey, pero Ellis está seguro de que los que siguen probando suerte pueden encontrarse con una gran decepción.

Según él, Salomón no era en absoluto el rey de Israel, sino un faraón egipcio llamado Susa el Primero, que gobernó Egipto e Israel a finales del siglo X a.C. (identificado por la mayoría de los estudiosos con el rey egipcio Shishak mencionado en la Biblia).

Comparó el hallazgo del tesoro del rey con una leyenda histórica como un "bautismo en la fuente de la juventud" y dijo que la historia del rey Salomón, tal y como la conocemos, es probablemente una "mala interpretación" de la historia.

"Salomón, faraón de Egipto"

En su libro Salomón, faraón de Egipto, habla de los reinos vecinos que saquearon las tumbas reales en el Valle de los Reyes en Egipto y presentaron las riquezas a Salomón como gesto para evitar su invasión.

"Según la Biblia, el rey Salomón era increíblemente rico. Generaciones de teólogos y arqueólogos han rastreado Tierra Santa en busca de su capital, su palacio, su templo y sus posesiones, sin éxito. Al final, tenemos que aceptar el hecho de que la Torá es completamente ficticia o darnos cuenta de que estábamos buscando en el lugar equivocado y tras las cosas equivocadas". Si su teoría es correcta, los tesoros de Salomón se encuentran fácilmente en el Museo Egipcio de El Cairo, donde se pueden encontrar decenas de objetos de esa época.

"De mi investigación se desprende que existe una base fáctica para la historia de Salomón y su riqueza, pero fue ocultada y reescrita por los escritores bíblicos posteriores porque las historias sobre faraones se consideraban entonces difíciles de digerir y de apropiarse. Cambiaron la historia para crear puros héroes israelíes", dijo Ellis.

Según la Biblia, Salomón construyó el Primer Templo de Jerusalén y fue considerado increíblemente sabio. Sin embargo, la historia bíblica sigue rodeada de misterio y los expertos siguen intentando descifrar y encontrar pruebas de los relatos bíblicos.