Trata de personas
© El Sol de México
Tan sólo en el mundo se prevé que 12.3 millones de personas son víctimas de trata de personas.
La Trata de personas, el flagelo de la esclavitud moderna, arroja que en México cerca de 16 mil niños y niñas, son explotados para fines laborales y sexuales.

Tan sólo en el mundo se prevé que 12.3 millones de personas son víctimas de trata de personas, lo que genera al crimen organizado ganancias económicas de hasta 32 mil millones de dólares por año.

Estas cifras fueron reveladas por el Quinto Visitador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Maestro Fernando Batista Jiménez, quien reconoció a la trata de personas como uno de los flagelos de los últimos años.

Batista Jiménez indicó que la Trata de Personas es un delito del orden transnacional, un grave flagelo considerado por el mismo presidente de la CNDH, Raúl Plasencia Villanueva, como la esclavitud moderna, debido a que se atenta contra la libertad de las personas y en prejuicio de las mismas.

Explicó que la gravedad del fenómeno del ilícito obedece a la violación de todos los Derechos Humanos.

Dio a conocer que las cifras en materia internacional, señalan que más de 12.3 millones de personas resultan victimas de dicho flagelo.

Mientras que la UNISEF, por sus siglas en ingles, (El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia) y el INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática), indican que en materia de trata de personas específicamente en prejuicio de abuso sexual, existen cerca de 16 mil niños y niñas que son explotados en México.

Por su parte la OCED (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), señala que la trata de personas genera alrededor de 32 mil millones de dólares anuales, lo que hace que la trata de personas se constituya en el tercer ilícito más lucrativo para la delincuencia organizada, sólo un paso a tras del tráfico de órganos y adelante del tráfico de armas.

En este tenor precisó que aunque los niños y niñas se encuentran en una situación de vulnerabilidad, no pueden quedar atrás los migrantes quienes dada su condición están también bajo un entorno de fragilidad respecto a este delito.

Apuntó que es un problema que abarca a toda la República Mexicana, es un delito muy complejo porque se puede actualizar en diferentes entidades del país, es decir una persona puede ser captada para fines de explotación laboral ó sexual en cualquier región del país.

"Es un portento que no ha sido visualizado como debiera, cada vez se conoce más el delito, sin embargo hacen falta muchas acciones, sobre todo para que se aplique política pública en materia de la prevención y de persecución del delito".

Al cuestionar sobre estadísticas en el estado, dijo que al tratarse de un tema de gran complejidad, es difícil determinar estadísticas en cada estado, por lo que se debe verificar e impulsar que las autoridades procuradoras de justicia investiguen cada caso en particular y se sancione a los responsables.