700 familias damnificadas por la sequía en el Chaco, es la cifra oficial que maneja la Gobernación en Chuquisaca.
Imagen
© Desconocido
Macharetí perdió cabezas de ganado hace un mes y medio, pero debido a una peste que ya fue controlada. Sin embargo, tampoco recibió ninguna ayuda del gobierno
La población de Macharetí, que sufre el recrudecimiento de la sequía en el Chaco chuquisaqueño, paga entre 200 y 250 bolivianos por el alquiler de una cisterna para acarrear agua desde una quebrada que está a dos kilómetros del centro poblado. Desde esa región, informaron que la sequía en una semana podría ser incontrolable, por lo que piden atención de la Gobernación.

"Estamos sintiendo un calor como nunca, ahorita mismo debe estar por los 40 grados y no hay todavía miras de que vaya a llover", indicó ayer al mediodía desde Macharetí el presidente del Comité de Vigilancia, Gilberto Contreras.

Asimismo, alertó que el agua comienza a escasear más y en una semana podría complicar la situación de los ganados, que por ahora reciben lo necesario para soportar las inclemencias del tiempo.

Necesitan cisternas

Actualmente, el centro poblado de Macharetí recibe agua en dos cisternas particulares desde una quebrada que está a tres kilómetros del pueblo. "Para acarrear es caro, las cisternas particulares cobran por su servicio en los tramos más cortos 200 y 250 bolivianos", afirmó Contreras.

Cada cisterna transporta 15.000 litros de agua.

La situación para los ganaderos es aún más complicada porque ellos reciben agua desde un pozo perforado a unos 30 kilómetros.

Ante esta situación, Contreras pidió al Gobierno Departamental gestionar cisternas. "Necesitamos que la Gobernación contrate cisternas, no queremos todo gratis, que nos apoyen con el 50% ya que algunos perdimos el ganado que íbamos a vender", dijo el dirigente.

Hace un mes y medio una peste mató a por lo menos 2.000 cabezas de ganado en Macharetí. El problema fue resuelto por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG), pero no llegó más ayuda desde ninguna instancia del Gobierno.

Respuesta de la gobernación

El responsable del área agrícola de la Gobernación de Chuquisaca, Jorge Espinoza, informó que a la fecha el único informe que recibieron sobre sequía es de Huacaya. Los otros municipios del Chaco no lo hicieron llegar, porque todavía tienen capacidad para atender las emergencias con sus recursos.

El informe de Huacaya indica que 700 familias resultaron damnificadas en el municipio, por la sequía que afectó la producción en la pasada gestión agrícola, por lo que solicitaron semillas.

Espinoza dijo que en próximos días se entregará 350 bolsas de semilla de maíz, quedando la otra mitad de las familias afectadas bajo atención de la Municipalidad de Huacaya.