Imagen
© epa
Uribe debe afrontar Justicia por los derechos humanos, afirma el periodista Hollman Morris
El periodista colombiano Hollman Morris dijo hoy a Efe que el expresidente Álvaro Uribe Velez deberá responder ante la Justicia de su país por hechos que, aseguró, pusieron en riesgo la vida de activistas de derechos humanos y de reporteros independientes.

Morris declaró tras participar en un foro de la Universidad de Miami (EE.UU.) sobre la situación de los derechos humanos en Colombia, una nación que, según él, llegó a ser uno de los países donde más violaciones de esa índole ocurrieron.Para el especializado en derechos humanos y en el conflicto armado interno colombiano, la desaparición de "50.000 personas" y el desplazamiento de "4 millones más" son muestra clara de la "degradación del conflicto social que aún se vive allí".

En Colombia, de acuerdo con Morris, un fuerte crítico de Uribe, no hubo garantías para los defensores de derechos humanos mientras el exgobernante estuvo en el poder.

"A tal punto que se organizó una cacería criminal desde los servicios secretos como el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), en contra de defensores, periodistas independientes y líderes de oposición críticos", aseveró.

A principios de 2009, Morris fue acusado por Uribe y otros funcionarios de alto rango de su Gobierno de "complicidad" con el grupo guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de hacer "apología del terrorismo". Según el periodista, el exmandatario vinculó a todos los defensores de derechos humanos y pensadores críticos independientes, desde el comienzo de su primer Gobierno, como parte estratégica del enemigo (FARC).

"Existe un famoso discurso de septiembre de 2003 donde el expresidente Uribe tacha de terroristas a los defensores de derechos humanos y eso hizo que los organismos de seguridad del Estado, especialmente la policía secreta, la que él mismo dirigía, orquestara la cacería en contra del pensamiento crítico", precisó.

El hallazgo de fotografías, agregó, en archivos secretos de organismos de seguridad del Estado de personas que protestaban en las calles contra el Gobierno de Uribe, demostraría hasta dónde llegó la "infamia de esta cacería criminal que tendrá que ir a un museo del terror en Colombia".

Uribe dijo en enero pasado en una conferencia en Miami que su país ha "trabajado duro" por la situación general de derechos humanos y que incluso organizaciones como Human Rights Watch han reconocido recientemente importantes avances en este campo.

Mientras el exvicepresidente de Colombia, Francisco Santos Calderón, informó en el 2010 ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU los resultados de los ocho años de Gobierno de Uribe en esa materia y de pacificación.

Santos Calderón precisó que en el proceso de Justicia y Paz, 280.000 personas estaban presentando sus reclamos, 46.000 habían participado en las diligencias judiciales de los desmovilizados, que estaban en verificación más de 34.377 homicidios y 1.148 masacres, entre otros crímenes, y que más de 17.000 estaban esclarecidos.

Morris también reconoció y aplaudió la importancia del "cambio en el lenguaje" que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos le ha dado al tema de derechos humanos en Colombia. "Las vías de diálogo entre la sociedad civil, sectores de derechos humanos y el Gobierno nacional están dando muestras positivas. Yo soy un convencido que el nuevo Gobierno actuará con respeto", dijo a Efe.

El periodista, que salió de Colombia por amenazas contra su vida, viajará a Ginebra en marzo próximo para presentar el documental "Impunidad", realizado con Juan José Lozano, que recopila seis años de trabajo sobre el proceso de desmovilización del paramilitarismo en Colombia conocido como 'Justicia y Paz'.

"El país y el mundo aún no conocen todo sobre el paramilitarismo. Cuando los peces gordos empezaron a hablar, Uribe los extraditó a Estados Unidos", afirmó Morris, que es becario de la Universidad de Harvard.