Imagen
© AP
Vientos de más de 60 millas por hora crearon zonas sin visibilidad durante la tormenta de nieve del viernes.
Socorristas acudieron con camiones militares y otros vehículos pesados para rescatar a automovilistas de 500 vehículos abandonados a lo largo de carreteras cubiertas de hielo y nieve a través de Dakota del Norte y los condujeron a iglesias, escuelas, bares y estaciones de gasolina que se conviertieron en refugios.

Alrededor de 800 personas fueron rescatadas a partir del viernes por la tarde, y la mayoría permanecía en los albergues el sábado mientras las carreteras seguían cerradas. El portavoz de la Guardia Nacional del estado, capitán Dan Murphy, indicó que la misión de rescate terminó el sábado por la mañana, pero los soldaods aún estaban en servicio, patrullando los desvíos hacia la autopista.

Las lesiones que se reportaron sólo fueron menores luego de cientos de choques múltiples y otros accidentes de carretera, dijo el teniente de la patrulla de carreteras Jody Skogen. Un aviso de no transitar por las carreteras se había suspendido, pero la nieve y los autos abandonaodos aún bloqueaban las vías, dijeron las autoridades.

Vientos de más de 60 millas por hora crearon zonas sin visibilidad durante la tormenta de nieve del viernes.

La estudiante universitaria Katie Woodbury manejaba desde su escuela en Fargo hasta la finca de su familia en Stanley, en el noroeste de Dakota del Norte, cuando las condiciones de las carreteras la obligaron a refugiarse en una iglesia en Medina.

''Tuve miedo --hablé sola todo el tiempo'', declaró. ''Sólo quiero llegar a casa y ver a mis padres y a los 13 nuevos cerditos de la finca''.

La iglesia y un escuela en Medina se convirtieron en refugios luego de que la tormenta obligó a unos 400 viajeros a refugiarse allí, más que duplicando la población del pueblo de 335 habitantes.

''La gente está dando vueltas por las calles buscando qué hacer'', dijo el sábado. ''Es una locura''.

Unos 70 soldados tomaron parte en los rescates, utilizando camiones militares que pudieran penetrar en los montículos de nieve para rescatar a decenas de automovilistas varados y llevarlos a ''cualquier edificio calientito que estuviera disponible'', declaró Murphy.

Una mujer que comenzó a dar a luz el viernes por la noche en la Interestatal 94 fue rescatada cerca de Steel y conducida a un albergue en el pueblo, 40 millas al este del hospital más cercano en Bismarck.