"Gran parte del centro y sur de Florida se acerca a condiciones de sequía", advirtió el gobernador Rick Scott.

El estado de emergencia fue declarado en Florida, Estados Unidos (EE.UU.), debido a más de 100 incendios forestales que han consumido 20.000 hectáreas en zonas con escasez de lluvias.
© EFE
Varias casas destruidas por los incendios en Indian Lake Estates, Condado de Polk, Florida.

La orden fue dada por el gobernador Rick Scott, quien informó en un comunicado que "gran parte del centro y sur de Florida se acerca a condiciones de sequía y las posibilidades de que los incendios continúen aumentan con las altas temperaturas y bajas precipitaciones".

Scott indicó que la sequía en Florida "solo puede empeorar cuando entramos en los meses de verano", por lo que resulta "crucial que tomemos todas las medidas ahora mismo para estar preparados".

El gobernador autorizó al director de la División de Manejo de Emergencias de Florida (DEM) activar el plan de control integral de emergencias por la amenaza de los incendios. También solicitó la movilización de la Guardia Nacional.

El comisionado de Agricultura de Florida, Adam Putnam, aseguró que se trata de la temporada más activa de incendios desde el 2011.