Se descubren en una expedición arqueológica unos jeroglíficos monumentales tallados en las rocas cerca de la localidad egipcia de El-Khawy que muestran un mensaje relacionado con el cosmos y datan de alrededor de hace 5200 años.

© CC0 / Pixabay
"Este sitio de arte rupestre recientemente descubierto de El-Khawy conserva algunos de los primeros —y más grandes— signos de las etapas formativas de la escritura jeroglífica y proporciona evidencia de cómo los antiguos egipcios inventaron su sistema único de escritura", dijo en un comunicado John Darnell, profesor de la Universidad de Yale, que codirige la expedición y descubrió el arte de la roca.

Los arqueólogos también descubrieron otra talla que muestra una manada de elefantes, de entre el 4000 a. C. y el 3500 a. C. Uno de los elefantes adultos en la escena está dibujado con un pequeño elefante dentro de su cuerpo —"una manera increíblemente rara de representar un animal hembra embarazada"—, dijo Darnell en la declaración de Yale.

Hay pocas escenas similares que se conozcan de Egipto. Por ejemplo, un jarrón encontrado previamente en el sitio de Abydos representa a una hipopótama embarazada, dijo Darnell a Live Science.


Un mensaje político

Los cuatro primeros signos jeroglíficos se tallaron alrededor del 3250 d. C. y parecen una especie de declaración, ya que los símbolos son unos 70 centímetros de alto y de un color blanquecino que resalta con la pátina de la piedra marrón que los rodea" después de ser recién tallados, comentó Darnell a Live Science.

Entre los signos aparece la cabeza de un toro sobre un palo, símbolo ya conocido de otros sitios egipcios. "La cabeza del toro parece ser un símbolo del poder Real durante las fases de formación del estado egipcio", dijo Darnell Live Science.

Los otros tres signos muestran dos cigüeñas, espalda con espalda, con un pájaro ibis calvo entre ellas. Esta disposición de cigüeña-ibis-cigüeña sugiere que esas tres señales están haciendo una "declaración sobre el cosmos a través del ciclo solar", dijo Darnell Live Science, señalando que un sistema similar de símbolos se puede ver en otros sitios egipcios.

Juntos, los cuatro símbolos probablemente "una expresión de la autoridad Real sobre el cosmos ordenado", dijo Darnell, quien agregó que la "inscripción era visible para los viajeros que van hacia y desde la antigua ciudad de Elkab".

Las tallas de piedra se descubrieron en una expedición conjunta de Yale y el Museo Real de Arte e Historia, en Bruselas. El equipo de la expedición trabaja en colaboración con el Ministerio egipcio de antigüedades.