La falta de energía eléctrica se extendió a todos los municipios de Coahuila.

Saltillo, Coahuila.- El apagón que se registró en el norte del país y que abarcó los estados de Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila tomó por sorpresa a los habitantes de Saltillo, pues a pesar de ser día inhábil, las actividades en comercios, gasolineras, centros comerciales y hospitales se vieron trastocadas por la interrupción de la energía eléctrica.

Cerca de las 17:00 horas, los semáforos de toda la ciudad dejaron de funcionar, lo que provocó un sinfín de problemas viales en las calles del Centro, y cruceros importantes como Antonio Cárdenas y los bulevares de Luis Echeverría, Nazario Ortiz, Isidro López y Lafragua.

Decenas de comercios en el primer cuadro de la ciudad tuvieron que cerrar sus puertas antes del horario establecido, debido a que no contaban con sistema para las cajas registradoras, ni para los detectores antirrobo.

Tiendas de conveniencia también hicieron lo mismo por falta de sistema para el cobro de artículos.

Las gasolineras se vieron obligadas a suspender sus servicios debido a que no había energía para las bombas despachadoras, lo que provocó que al momento de restablecerse la electricidad, cientos de automovilístas acudieran para abastecerse de combustible, ante el temor de un nuevo apagón.

La gran mayoría de los cajeros automáticos en centros comerciales y sucursales bancarias también resultaron afectados, lo que causó que se viviera el mismo fenómeno que en las gasolineras: enormes filas de cuentahabientes para retirar efectivo.

Aun así, algunos no pudieron dar el servicio, pues con el corte de luz quedaron sin funcionar.

El apagón trastocó las ventas de diversos negocios establecidos dentro de plazas comerciales de la ciudad, causando pérdidas económicas que algunos de ellos estimaron hasta en 50%, pues los fines de semana es cuando se tiene mayor afluencia e incremento en sus ventas.

"Esto del apagón disminuyó las ventas por la mitad; cada fin de semana obtengo 7 mil pesos pero esta vez no llegué ni a 3 mil pesos, mientras que la renta del local no va a disminuir de los 22 mil pesos mensuales que pago, además debo pagarles a los trabajadores su jornada completa", expuso Sara Román, propietaria de un negocio de la Plaza Sendero Sur.

Hora cero

El corte de la energía en Saltillo se registró minutos después de las 17 horas y se restableció hasta dos horas después, tiempo en que los negocios de comida y los complejos cinematográficos suelen tener mayor clientela.

Los restaurantes y expendedores de alimentos se preocuparon por la conservación de estos, mientras que otros negocios dedicados a la venta de ropa, telefonía, calzado y electrodomésticos, suspendieron las ventas ante la falla en sus sistemas de cobro y de seguridad.

"Nosotros sólo tenemos por indicación, estar atentos a cualquier robo porque las cámaras están apagadas, pero sí podemos seguir ofertando los protectores de celular, lo que nos dio miedo fue que se tratara de un accidente dentro de la plaza", dijo Fátima Carrizales, empleada de una tienda de telefonía celular.

Propietarios de los locales criticaron el hecho de que se les cobre una alta renta, pero ocupar un espacio en centros comerciales y no contar con esquemas de previsión para situaciones como la ocurrida la tarde de ayer.

"Los directivos de la plaza no han dado otra indicación más que la de estar atentos a cualquier irregularidad y descartaron evacuar a los visitantes", sostuvo Mario Camacho, oficial de seguridad del centro comercial.

Energía alterna

Algunos complejos y edificios debieron echar mano de las plantas de emergencia, como el Hospital Universitario, donde personal de seguridad informó que, salvo los sistemas vitales, el nosocomio se quedó sin energía alrededor de cinco minutos, en lo que se echó a andar la planta.

El director de Servicios Estatales Aeroportuarios, Luis Gerardo García Martínez, informó que el Aeropuerto Internacional Plan de Guadalupe, de Ramos Arizpe, no tuvo afectación en sus operaciones, pues de inmediato se activaron las plantas de luz de emergencia.

"Hasta las 19:00 horas aproximadamente, no hubo absolutamente ningún detalle ni cambio en las operaciones del aeropuerto, todo transcurre de manera normal, nuestras plantas de luz trabajaron en lo que se restableció el servicio de energía", explicó García Martínez.

Aunque el servicio se empezó a restablecer de manera paulatina en algunas partes de la ciudad, varios sectores, sobre todo al norte de Saltillo, no contaban todavía con luz cerca de las 21:00 horas. Colonias de Ramos Arizpe y algunas aledañas al sector del bulevar Luis Donaldo Colosio, en Saltillo, permanecían en penumbras ya entrada la noche.

Causas

Durante el transcurso del domingo y posterior al apagón, La Comisión Federal de Electricidad (CFE) emitió información muy escueta, respecto al grado de afectación por la falla en el suministro de energía, así como sus posibles causas.

A través de su cuenta de Twitter, la paraestatal informaba sobre las entidadades que se vieron afectadas por el apagón que incluía -además de Coahuila-, a Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua e incluso Jalisco, Sonora y San Luis Potosí.

Fuentes extraoficiales señalaron que la falla fue a consecuencia de la caída de una línea de 400 mil voltios en una estación de Piedras Negras, afectando con ello a toda la zona noreste del país.

Sin embargo, cerca de las 22:00 horas, la CFE aclaró que el suministro de energía se vio interrumpido por "una falla técnica de operación en la subestación San Jerónimo, en Nuevo Léon".

Vuelve a la luz

Pasadas las 19:00 horas del domingo, algunos sectores de la ciudad comenzaban a reportar que habían recobrado el sunimistro de energía, aunque no en su totalidad.

De acuerdo con la Comisión, hasta las 22:30 horas se habia restablecido el servicio de energía eléctrica en un 43% del total de usuarios en todo el territorio de Coahuila.

Alertan falta de agua

La suspensión en el servicio de energía eléctrica del domingo por la tarde provocó además la interrupción en el suminsitro de agua potable en la capital del estado, debido a la interrupción en la extracción del vital líquido de los pozos.

La paramunicipal Aguas de Saltillo, a través de un comunicado emitido en redes sociales, indicó que de manera paulatina se irán restableciendo las cargas en los pozos.

Aclaró que el servicio y distribución del agua en Saltillo estaría regresndo a la normalidad durante la noche del domingo y la mañana del lunes, aunque en algunos sectores se presentaría menor presión de la habitual.

Movilizan a la población cortes de luz

Compras de pánico, sicosis, pérdidas millonarias en comercios e industrias, fue el saldo que dejó el apagón en Monclova y la Zona Norte del país, siendo la Capital del Acero la ciudad más afectada en todo el estado, ya que mientras en otras partes la falta de energía eléctrica duró de 3 a 4 horas, hasta las 10 de la noche con 30 minutos de ayer el suministro no se había reestablecido en su totalidad.

Sin precedentes fue el apagón de luz que se vivió la tarde y noche de ayer, que aunado al rumor de que podría durar hasta dos días, llevó a los monclovenses a salir a las calles en busca de diversos víveres para sobrellevar la contingencia, sin importar el que los semáforos no estuvieran operando.

Entre los productos y servicios más buscados estaban el hielo, las velas, baterías, gas, diésel y gasolina, formándose largas filas afuera de comercios que por lo general cerraron sus puertas como medida de seguridad y ante la falta de una planta de energía.

Fue a partir de las 17:00 horas que la falta de electricidad se hizo evidente, viralizándose en redes sociales el que de Saltillo a Piedras Negras ocurría lo mismo, al igual que en otras entidades de la República Mexicana, alertándose que la falta de luz podía prolongarse hasta 48 horas.

Largas filas comenzaron a formarse en las contadas estaciones de gasolina que mediante un generador de energía estaban surtiendo el combustible, registrándose conatos de bronca cuando algún conductor se metía en la fila aprovechando que había quienes ya iban empujando su coche.

La falta de energía afectó también a varias instituciones bancarias, cuyos cajeros estaban fuera de servicio, sin embargo, como en el caso de algunos restaurantes y hoteles, las plantas de energía a base de combustibles como el diésel les permitieron seguir brindando el servicio con cierta normalidad.

Si bien el transporte también se vio afectado por la falta de combustible, los camiones de las rutas urbanas prestaron el servicio al igual que los carros de alquiler, incluyendo las corridas en la Central de Autobuses, donde en todo momento se contó con energía eléctrica, al igual que en algunas tiendas departamentales y cadenas de autoservicio.

Pérdidas millonarias

Pérdidas millonarias son las que estimó el alcalde Gerardo García Castillo, sufrió Monclova la tarde y noche de ayer con el generalizado apagón de energía eléctrica, que impactó tanto en los hogares como al comercio y la industria de la Capital del Acero.

El Edil señaló como primer punto que la ciudadanía no debía dejarse llevar por información que sin ser oficial había causado alarma, la cual calificó de falsa, ya que mediante una llamada previa con el superintendente de la Comisión Federal de Electricidad, se le informó que hasta la noche de ayer en la otrora paraestatal se desconocían las causas de las fallas.

Aclaró que tanto la Policía Municipal como Protección Civil -apenas ocurrió el apagón- comenzaron a trabajar en apoyo de la ciudadanía, con la vialidad y atendiendo las contingencias que se suscitaran, contando con los suministros necesarios para el turno de tarde y noche como la gasolina para las unidades de emergencia.

El apagón, dijo García Castillo, fue preocupante porque la falta de energía provocó la escasez de combustible, generando dificultad para que la gente pudiera comunicarse, obligando a algunos negocios a cerrar temporalmente, pero sobre todo el daño a negocios e industrias que tuvieron que suspender sus operaciones, con un impacto millonario.

Cuatro Ciénagas, a oscuras

Por más de 4 horas sin energía eléctrica fueron las que impactaron de forma importante la actividad comercial y turística tras el apagón generalizado, que en el caso del pueblo mágico, fue uno de los primero lugares en restablecerse, señaló el alcalde Miguel Guevara, agregando que las compras de pánico afectaron a parte de la población que salió principalmente en busca de combustible.

El Munícipe dijo que el apagón afectó la comunicación, y en contados casos obligó al cierre de algunos comercios, ya que ciertos restaurantes y hoteles cuentan con una fuente alterna de energía, que les permitió seguir trabajando de manera habitual.

La principal señal de alarma entre la gente, indicó, se pudo ver en las filas que se hicieron en las gasolineras, que contando con una planta generadora a base de diésel siguieron vendiendo combustible, transcurriendo la tarde sin incidentes de relevancia e instruyéndose a los policías para que permanecieran alerta y auxiliaran, en caso de necesitarlo, a la ciudadanía.

Alta demanda de hielo en Piedras Negras

Una vez que la población se dio cuenta que el apagón era generalizado en toda la entidad y otros estados del norte del país, los nigropetenses abarrotaron tanto gasolineras como supermercados.

Largas filas de compradores se vieron antes del anochecer a fin de evitar quedarse sin combustible, alimentos y agua purificada, toda vez que el temor se acrecentó al circular información falsa respecto a que la falta de luz se prologaría por varios días.

Hasta 100 personas esperando turno se lograron apreciar afuera de plantas de agua purificada de la colonia Roma y otra más ubicada en la avenida Carranza, donde en pocas horas se agotó el agua en garrafón.

Otros de los negocios que vieron incrementada su venta fueron las expendedoras de hielo, debido a que la población buscaba refrigerar sus alimentos -a falta de luz- y evitar que se descompusieran por la temperatura.

Como en el resto del territorio coahuilense, las gasolineras en diferentes puntos de Piedras, principalmente las que cuentan con planta auxiliar de energía, se vieron abarrotadas de conductores que buscaban recargar los tanques de sus vehículos.