El mito sobre la existencia del monstruo del lago Ness en Escocia sigue causando intriga y curiosidad entre los aficionados al mundo del misterio.
lago Ness
© www.globallookpress.com
Imagen de la supuesta criatura acuática gigante que vive en el lago Ness, Escocia, y de su pequeña descendencia, que son seguidos por buzos con cámaras subacuáticas.
La leyenda que envuelve a 'Nessie', como es conocida popularmente esta mítica criatura, se puede acrecentar ahora luego que varias personas afirmaran haberlo visto en los últimos meses.

Gary Campbell, responsable del Registro Oficial de Avistamientos del Monstruo en el Lago Ness, dijo que se reportaron un total de ocho avistamientos del monstruo en lo que va de año. "Es el máximo que hemos tenido en este siglo", aseguró.

Sus afirmaciones tienen lugar después de que la doctora Jo Knight, una experta en genética de la Universidad de Lancaster (Reino Unido), descubriera una extraña e inexplicable forma de 'aleta' en unas fotografías que se tomó con su hijo Sam durante una visita al lago el pasado 2 de noviembre, informó el diario Express.

De acuerdo con Campbell, en el organismo que coordina hubo un gran debate sobre si lo que vio la doctora Knight era una ola o un animal, pero finalmente se decidió aceptar este caso como un "avistamiento oficial" del monstruo.

El encargado afirmó que "el mayor número de avistamientos en un año que se ha tenido es de 17, y eso ocurrió en 1996. Antes, en los años 60 y 30 se presentaban más avistamientos, más de una veintena al año", explicó.

Campbell consideró a 2017 como un "año fantástico" para los avistamientos de la criatura. "Este año se está convirtiendo en un año productivo para 'Nessie' y quedan aún unas pocas semanas para que se produzcan más casos", declaró.

Luego de que se extendiera el temor de que el monstruo acuático más famoso del mundo había desaparecido, el 28 de abril se reportó el primer avistamiento oficial del año.

Campbell subrayó que la mayoría de los avistamientos que se declaran no llegan a ser incluidos en el registro porque muchas veces se trata de engaños.