El jueves 4, el vicepresidente Mike Pence dijo en Washington que China lanzó un esfuerzo sin precedentes para influir en las elecciones estadounidenses de mitad de período de noviembre de 2018 y las presidenciales de 2020.
eeuu injerencia disco rayado
© Ramsés
Ya escuchamos demasiadas veces este disco...
Además, afirmó que China está interfiriendo en la política interna de su país como nunca antes, empleando un enfoque de todo el Gobierno, utilizando herramientas políticas, económicas y militares, incluida la propaganda, para promover su influencia y sus intereses en Estados Unidos.


Comentario: Bla, bla, bla... ¡Ufff, ya aburren estos loros parlanchines de Washington! ¿Cuándo cambiarán el disco?


La portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Hua Chunying, declaró que China rechaza firmemente las declaraciones infundadas del vicepresidente de Estados Unidos. "El discurso correspondiente [de Pence] está repleto de críticas completamente infundadas respecto a la política exterior y interna de China, las declaraciones sobre la injerencia de China en las elecciones de EEUU son calumniosas, están completamente inventadas y son engañosas, China protesta enérgicamente por ello", dijo en un comunicado.

Añadió que "China siempre se atiene al principio de la no injerencia en la política interna de otros países" y "no tiene ningún interés en interferir en las elecciones de Estados Unidos".

La alta diplomática subrayó que la comunidad internacional ya sabe perfectamente "quién en cada ocasión interfiere sin ceremonias en los asuntos internos de otros países y perjudica los intereses de otros Estados". "Instamos a Estados Unidos a que corrijan sus errores, cesen las acusaciones infundadas contra China, dejen de dañar las relaciones bilaterales y tomen medidas prácticas para mantener relaciones sanas y estables entre China y EEUU", resaltó la portavoz.