Militares estadounidenses opinan que de este modo los responsables del lanzamiento del misil trataron de interrumpir la vigilancia del ataque contra el petrolero Kokuka Courageous.
oman gulf
© ISNA/Handout / Reuters
Uno de los buques afectados en el golfo de Omán, el 13 de junio de 2019.
El portavoz del Mando Central de EE.UU., teniente coronel Earl Brown, confirmó este sábado a ABC News los detalles que trascendieron en los medios respecto al ataque del 13 de junio contra dos buques petroleros en el golfo de Omán, del que el Gobierno estadounidense responsabiliza a Teherán, y afirmó que aquel día un misil modificado iraní tierra-aire SA-7 trató de derribar el dron estadounidense MQ-9.


Según Brown, el intento de derribo del MQ-9 tuvo por objetivo "interrumpir la vigilancia del ataque de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica [fuerza de élite de Irán] contra el petrolero Kokuka Courageous". El portavoz del Mando Central agregó que el ataque contra el dron tuvo lugar a las 6:45 hora local y que previamente el MQ-9 había documentado el incendio en otro petrolero atacado, el Front Altair.

"El SA-7 fue ineficaz y su punto de acercamiento máximo al MQ-9 fue de aproximadamente un kilómetro", detalló Brown.


Comentario: Ante esto, nos quedamos con las declaraciones del Kremlin:
El Kremlin ha calificado como "infundadas" las acusaciones contra Irán sobre el ataque del 13 de junio contra dos buques petroleros en el golfo de Omán. El secretario de prensa de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, ha aseverado en un programa televisivo que estas declaraciones "no pueden ser tomadas en cuenta".

"No nos hemos olvidado de las probetas con polvo blanco", afirmó Peskov, en alusión a lo que presentó en 2003 el secretario de Estado de EE.UU., Colin Powell, en el Consejo de Seguridad de la ONU como prueba de la supuesta presencia de armas químicas en Irak para justificar la posterior invasión al país. "Recordamos eso. Por ello aprendimos a ser cautos en nuestras evaluaciones y llamamos a evaluar de manera sobria la situación y a esperar que aparezcan datos convincentes", agregó.




  • A bordo de los buques petroleros Front Altair y Kokuka Courageous, que transportaban cargamento relacionado con Japón, se escucharon explosiones y se registró un incendio. Los 44 tripulantes de ambas embarcaciones fueron evacuados.
  • EE.UU. culpó del ataque al Gobierno iraní y difundió un video borroso que supuestamente muestra a miembros de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria retirando lo que sería un dispositivo sin explotar del Kokuka Courageous.
  • Arabia Saudita también sostiene que los petroleros fueron atacados por Irán, mientras que el Reino Unido llega a la misma conclusión "con casi total seguridad". Por su parte, Rusia afirmó "abstenerse de sacar conclusiones precipitadas" hasta que se complete una investigación internacional.
  • El Gobierno iraní rechaza las acusaciones en su contra y niega su involucración en lo sucedido.