Traducido por el equipo de Sott.net en español

¿Cómo nos recordará la historia? Como estadounidenses, nos gusta pensar que somos una luz para el mundo y que otros países deberían usarnos como modelo para hacer las cosas correctamente. Pero la verdad es que nos hemos vuelto indescriptiblemente malvados, y después de leer este artículo completo dudo que haya alguien que no esté de acuerdo conmigo. Y si bien es cierto que hay bastantes otras naciones que también son tremendamente malvadas, ninguna ha caído tan fuerte o tan rápido como la nuestra.
abortion fetish

"Nuevo fetiche sexual; Parejas se embarazan y tienen múltiples abortos. 'Mi novia disfruta sus embarazos y disfruta el aborto'." Esto es real.
En alguna época, Estados Unidos fue verdaderamente "la esperanza del mundo", pero ahora casi todas las formas de maldad que puedan imaginar están explotando a nuestro alrededor, y muy pocos de nuestros líderes nacionales parecen preocuparse.

El primer ejemplo que me gustaría discutir es algo que salió en la Corte el jueves...
La directora ejecutiva de StemExpress admitió el jueves en la Corte que su compañía de biotecnología suministra corazones fetales latiendo y cabezas fetales intactas a investigadores médicos.

También admitió en la audiencia preliminar de David Daleiden y Sandra Merritt, del Centro para el Progreso Médico, que la cabeza del bebé se podía obtener pegada al cuerpo del bebé o "se podía arrancar".
Esto es maldad a nivel nazi, y está sucediendo en todos los Estados Unidos todos los días.

Por supuesto, los medios de comunicación dominantes están evitando por completo esta historia, porque aprueban plenamente lo que está sucediendo y no quieren causar ningún tipo de alboroto. Y la mayoría de los medios de comunicación "conservadores" también están evitando esta historia, porque la verdad es que en realidad no son muy "conservadores" en absoluto.

Compañías como StemExpress están ganando una tremenda cantidad de dinero vendiendo partes del cuerpo de bebés a investigadores médicos, y la "investigación" que se está llevando a cabo es increíblemente enfermiza y repugnante.

Entonces, ¿de dónde saca StemExpress sus muestras?

Huelga decir que las obtienen de las clínicas de aborto, y los "procedimientos" que hay que hacer para extraer tales muestras son actos de indecible brutalidad...
"Esa es una admisión especialmente espantosa, pero plantea la pregunta: ¿cómo consiguieron estos niños humanos completamente intactos?" dice Peter Breen, de la Sociedad Thomas More, que representa a Daleiden en la audiencia.

"Si usted tiene un feto con una cabeza y un cuerpo intactos, y extremidades intactas, eso es algo que indicaría que el niño nació vivo, y luego le cortaron los órganos, o que ese niño fue víctima de un aborto ilegal de nacimiento parcial", dijo a LifeSiteNews.
No voy a seguir hablando de los horribles detalles, así que si quiere saber más, le animo a que lea el artículo de LifeSite sobre este caso.

Pero quiero hacer una observación que nadie más está realmente haciendo.

Hoy, cada uno de nuestros líderes políticos en Washington sabe que las partes de los bebés están siendo recogidas, vendidas al mejor postor y utilizadas en algunos de los experimentos científicos más enfermos que uno pueda imaginar.

Entonces, ¿quién está tratando de detenerlo?

Incluso después de los cambios que han ocurrido recientemente, Planned Parenthood seguirá recibiendo más de 500 millones de dólares del gobierno federal este año, y quienes realizan este tipo de "investigación científica" recibirán más de 100 millones de dólares del gobierno federal este año.

Todos sabemos que los demócratas están totalmente de acuerdo con lo que está sucediendo, por lo que ninguno de ellos va a hacer nada al respecto.

Pero los republicanos controlan el Senado y la Casa Blanca. Cada año, el Senado de los Estados Unidos ha estado aprobando proyectos de ley que contienen estos fondos, y cada año esos proyectos de ley han sido firmados por el Presidente Trump.

Eso los hace personalmente responsables de lo que está sucediendo..

Por eso es tan peligroso postularse para un cargo público. Porque si uno conoce el mal que está sucediendo y no hace nada para detenerlo, entonces se vuelve responsable de él.

No, no hay excusas. Han elegido voluntariamente financiar estas actividades año tras año, y sin embargo parecen pensar que no serán responsables.

Pero déjeme hacerle una pregunta.

Si el gobierno de una nación respalda y financia las cosas extremadamente enfermas y malvadas que he discutido en este artículo, ¿qué se merece esa nación?

Puede que no ocurra esta semana o este mes, pero al final Estados Unidos cosechará exactamente lo que ha sembrado.

Por supuesto que no es solamente nuestro gobierno el que está involucrado en actos de gran maldad. En un artículo publicado recientemente, Paul Joseph Watson habló sobre el hecho de que algunas mujeres se están quedando embarazadas a propósito sólo para poder tener abortos...
En un artículo de Reddit titulado 'Pregunta sobre el aborto y el fetiche reproductivo', una usuaria revela cómo tiene "una amiga que tiene un fetiche realmente poderoso por la reproducción" y que nunca utilizó métodos anticonceptivos.

"Ella está con un compañero masculino que es igual que ella, interesado en la reproducción, y han estado practicando su fetiche a lo largo de bastantes abortos", dice el artículo.
En respuesta a ese mensaje, otro usuario de Reddit admitió con entusiasmo que él y su novia "tienen el mismo fetiche". De hecho, admitió que su novia prefiere esperar hasta "entre las 20 y las 24 semanas de gestación" para abortar al niño...
"Conozco este fetiche. Mi novia y yo tenemos el mismo fetiche. Mi novia disfruta de sus embarazos y del aborto. Su fecha preferida para abortar es entre las 20 y 24 semanas de gestación. Me gusta dejarla embarazada. Y disfruto el tiempo de su embarazo. No tiene período menstrual y es sexualmente muy activa", escribe.

"En los últimos diez años de nuestra relación hemos realizado siete abortos y mi novia está embarazada de nuevo con una niña pequeña", añade.
Y todo esto es perfectamente legal en los Estados Unidos, porque ese es el tipo de sociedad en la que vivimos.

Paul Joseph Watson resumió muy bien las cosas cuando hizo la siguiente declaración en Twitter sobre esta historia: "Vivimos en el infierno."

Si nos mantenemos en el camino en el que estamos actualmente, no habrá futuro para Estados Unidos, y en este momento no parece probable que nuestra nación vaya a revertir su rumbo en un futuro cercano.