El secretario general de la Organización de Naciones Unidas confesó que el organismo tiene un déficit de US$230 millones y que podrían quedarse sin dinero a final de mes.
La ONU podría quedarse sin dinero a finales de octubre
© REUTERS/Carlo Allegri
Antonio Guterres secretario general de la ONU
En una carta destinada a los 37,000 empleados de la secretaría de la Organización de Naciones Unidas, el secretario general Antonio Guterres señaló que el organismo internacional tiene un déficit de US$230 millones y que podrían quedarse sin dinero a finales de octubre, por lo que se tendrían que tomar "medidas adicionales" para que se paguen los salarios y beneficios, aunque estas no fueron especificadas.

"Los Estados miembros han pagado solo el 70% del monto total necesario para nuestras operaciones de presupuesto ordinario en 2019. Esto se traduce en una escasez de efectivo de 230 millones de dólares a multas de septiembre. Corremos el riesgo de agotar nuestras reservas de liquidez de respaldo para el final del mes", escribió Guterrez.

Para reducir costos, Guterres mencionó que habría que posponer las conferencias, reuniones y reducir los servicios, además de restringir los viajes oficiales a solo actividades específicas y tomar medidas para ahorrar energía. El secretario general había pedido a los estados miembros a principios de este año que las autoridades al organismo mundial para evitar los problemas de flujo de efectivo, pero se negaron, dijo un funcionario de la ONU bajo condición de anonimato.

"La responsabilidad final de nuestra salud financiera recae en los Estados miembros", dijo Guterres.

En julio, Guterres había advertido sobre la crisis del flujo de dinero en el organismo anotando que este se estaba quedando sin efectivo mucho antes de final del mes. "Nuestro flujo de efectivo jamás fue tan bajo a esta altura del año, y la tendencia más amplia también es preocupante: nos estamos quedando sin dinero muy temprano y quedando en rojo más tiempo", escribió el secretario general.

Sin incluir lo que paga por las operaciones de mantenimiento de la paz, el presupuesto operativo de la ONU para 2018-2019 es cercano a 5.400 millones. Según los datos proporcionados por Guterres a mitad de 2019, los pagos atrasados suman cerca de US$ 810 millones. Un total de 122 países de los 193 pagaron completamente sus aportes a julio, con excepción de Estados Unidos, el país que más contribuye al presupuesto con el 22% del total. Por ello, la Casa Blanca ha estado presionando para una reevaluación de su contribución al organismo. Los recortes impulsados por el presidente estadounidense, Donald Trump, ya han obligado a la ONU a recortar servicios que sirven a refugiados.