Traducido por Noticias Católicas

Nota: El 4 de octubre de 2019, Voice of the Family, una coalición de organizaciones pro-vida y pro-familia, organizó una mesa redonda en Roma para abordar temas críticos para la Iglesia y la familia en la víspera del Sínodo de Obispos de la región Pan-Amazónica. Lea el informe de LifeSiteNews sobre este evento aqui. A continuación se muestra la dirección completa proporcionada por Roberto de Mattei.


Actualmente hay dos religiones en la Iglesia Católica. El primero es el catolicismo tradicional, la religión de aquellos que, en la confusión actual, permanecen fieles al Magisterio inmutable de la Iglesia. El segundo, hasta hace unos meses, sin nombre, ahora tiene un nombre: es la religión amazónica porque, según lo declarado por la persona que actualmente gobierna la Iglesia, hay un plan para darle a la Iglesia "una cara amazónica".
Prof. Roberto de Mattei
© Jim Hale / LifeSiteNews
Prof. Roberto de Mattei
Lo que se entiende por cara amazónica se explica en Instrumentum laboris para el Sínodo de octubre y las numerosas declaraciones de los teólogos, obispos y cardenales que prepararon este documento. Se trata de "reinventar" la Iglesia en palabras de Leonardo Boff (Eclesiogénesis Las comunidades de base están reinventando la Iglesia, Borla, Roma 1978). La eclesiogénesis de Boff se convirtió en una cosmogénesis alineada con el ecologismo posmoderno. Su propósito ahora es más amplio: la reinvención no solo de la Iglesia sino de la creación en su conjunto, basada en un nuevo "pacto cósmico" (Grito de la tierra, grito de los pobres - Por una ecología cósmica, Traducción italiana Assisi, Cittadella, 1996).

Este objetivo se logra mediante el método de reinterpretar la verdad de la fe católica. El modernismo había enseñado previamente que la forma más efectiva de negar la verdad es la distorsión en lugar del ataque directo. La reinterpretación es una negación indirecta de la enseñanza de la fe, más profunda que la negación total, y significa que a las mismas palabras se les da un nuevo significado.

Por ejemplo, el primer artículo de nuestro Credo enseña: "Creo en Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra".

El Instrumentum laboris propuestas para "cosmovisión capturada en el mantra de Francisco: todo está conectado & # 39;"(Sección 25). Sin embargo, en ninguna parte del documento se afirma que todas las cosas están ordenadas jerárquicamente a Dios, su Creador, y distintas de este último. La tierra se presenta como una biosfera, un ecosistema que incluye a Dios dentro de ella y en el cual la ley suprema es la igualdad de todas las cosas. De hecho, la regla principal de la creación no es la interconexión igualitaria de todas las cosas, sino su ordinatio ad unum. La Iglesia ha condenado en repetidas ocasiones los errores del panteísmo antiguo y moderno, que absorbe a Dios en el mundo o el mundo en Dios. Según la fe católica, "Dios es distinto del mundo"(Concilio Vaticano I, Constitución Dogmática Di filius Denz., Sección 3001) y, como se reitera en el Concilio Vaticano I, "si alguien dice que la sustancia y la esencia de Dios y todas las cosas son una y la misma, sea anatema "(Sección 3923).

La nueva religión amazónica reinterpreta y distorsiona el primer artículo de Creeme, citando "sabiduría antigua" de pueblos indígenas que ven a Dios en los elementos físicos de la naturaleza, sin entender que Dios trasciende estos elementos. No tienen noción de trascendencia, porque no tienen noción de creación, y confunden a Dios con la naturaleza, que para ellos es un Todo que contiene a Dios. El cristianismo ha explicado que Dios creó todo y está en todo, pero en ninguna parte puede contenerlo porque Dios es inmenso, no en el sentido material, sino en el sentido metafísico y trascendente. Dios llena los cielos y la tierra, pero los cielos y la tierra no lo contienen.

La religión amazónica no solo niega la trascendencia de Dios, incluyéndolo en la naturaleza, sino también el panteísmo, el panenteísmo y el monismo; pero también niega su unidad, como lo hace el politeísmo pagano.

Por politeísmo nos referimos a la creencia en una pluralidad de dioses, a diferencia del monoteísmo, que es la creencia en un Dios. La religión amazónica es una religión politeísta, porque aplica la noción de Dios a los elementos individuales de la naturaleza, reduciendo lo Absoluto al nivel finito, lo espiritual al nivel material.

Leonardo Boff, el ecoteólogo de la liberación que colaboró ​​en Laudato si estados: "Por mucho que deseamos interpretarlo, debemos reconocer que los paganos tenían esta habilidad extraordinaria: podían vislumbrar la presencia de dioses y diosas en todas las cosas. En el bosque, Pan y Silvanus, en la Tierra, Gaia Demeter (= Madre Tierra) o Ceres, en el sol, Apolo y Febo, y así sucesivamente."(Lloro de la tierra y llanto de los pobres, p. 355)

El Instrumentum laboris resume el mismo panteísmo y politeísmo en estas líneas, que se refieren a Laudato si: «Las vidas de las comunidades amazónicas, aún libres de la influencia de la civilización occidental, se reflejan en sus creencias y rituales en relación con las acciones de los espíritus, de la divinidad, invocados de diversas maneras, con y en el territorio, con y en relación con la naturaleza. Este la visión del mundo está capturada en el mantra de Francisco: todo está conectado "(LS 16, 91, 117, 138, 240). Esta misma cosmovisión se expresa en muchos otros pasajes del documento.

Con el debido respeto a las autoridades eclesiásticas, acuso a todos los que han aprobado o aprobarán Instrumentum laboris en la Amazonía, politeísmo y, más específicamente, polidemonismo, porque "Todas las deidades de los gentiles son demonios; nuestro Señor creó los cielos "(Salmos95, 5).

Dos religiones no pueden coexistir dentro de la misma iglesia.

Pido a los cardenales y obispos que todavía son católicos que alcen sus voces contra este escándalo. Si su silencio continúa, continuaremos buscando la intervención de los Ángeles y María Reina de los Ángeles, para salvar a la Santa Iglesia de todas las formas de reinvención, distorsión y reinterpretación.