Traducido por el equipo de Sott.net en español

Cuando los partidarios de los líderes catalanes encarcelados por organizar un voto democrático entran el aeropuerto de Barcelona, los medios de comunicación hacen un escándalo por los "separatistas" que causan el caos. Cuando se utiliza la misma táctica en Hong Kong, se trata de una protesta "a favor de la democracia".
Catalonia/HongKong protests
© AFP/Pau Barrena/Reuters/Tyrone Siu
Manifestantes se enfrentan con policías españoles en la carretera que conduce al aeropuerto de El Prat en Barcelona el 14 de octubre de 2019. Manifestantes antigubernamentales en Sham Shui Po, en Hong Kong, el 6 de octubre de 2019.

En la obra de George Orwell, 1984, El Ministerio de Guerra fue rebautizado como Ministerio de Paz. La verdad era mentira, el odio era amor.
Pero el escritor Lewis Carroll llegó primero.

En A través del espejo, publicado por primera vez en 1871, Humpty Dumpty le dice a Alicia, y con bastante desprecio:
"Cuando uso una palabra, significa exactamente lo que elijo que signifique, ni más ni menos."

"La pregunta es," dijo Alicia, "si puedes hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes."

"La pregunta es," dijo Zanco Panco, "qué es ser el amo; eso es todo."
De hecho, Zanco Panco se ha vuelto a armar, en nuestras salas de redacción y en la boca de nuestros políticos. Como sucede con tanta frecuencia, encuentra su apogeo en Siria.

El "terrorista" de un hombre es, por supuesto, el "luchador por la libertad" de otro, pero ahora se está volviendo ridículo. Los llamados "libres", los llamados "sirios", los "ejército", los del Ejército Libre Sirio (ELS), son denunciados en todo el mundo por el salvajismo de su conducta en las incursiones turcas en el nordeste de Siria.

El problema es que los Zanco Panco que se lanzan con sus plumas estilográficas contra ellos son los mismos Zancos que nos dijeron durante años que eran soldados "moderados rebeldes" y "seculares" que luchaban por la "democracia" y contra la "dictadura" en Siria. Tanto es así que tuvimos que darles las armas con las que, según se dice, están matando a civiles kurdos, y por los que ahora estamos tan consternados...


Comentario: Nadie está "matando civiles kurdos". Se trata más bien de una mentira occidental para manipular el apoyo para mantener a Siria como una posición del imperio y evitar que se una como un nodo euroasiático totalmente integrado de la Iniciativa del Cinturón y la Ruta.


Aquellos de nosotros que llamábamos la atención sobre el hecho de que uno de los comandantes del ELS, en un antiguo papel, le había arrancado el corazón a un prisionero y se lo había comido en YouTube, se nos prohibió el acceso a las plataformas de los medios sociales, se nos llamó "apologistas de Asad" o "apologistas de Putin" o, en mi caso, ambos. El hecho de que la llamada oposición "democrática" no fuera más que una sopa de letras de las fuerzas fanáticas islamistas portando cascos blancos y que llevaban el lápiz labial de la Sra. Clinton, era una verdad que simplemente no se podía expresar.

Esta trágica farsa está, de hecho, terminando como empezó, cuando el lanzamiento de la Coalición por una Siria Democrática por parte de Hillary Zanza Panca Clinton murió literalmente en sus labios cuando se señaló que ¡muchos de los países de la coalición eran los menos libres y más antidemocráticos de la tierra!

El nombre cambió, pero el flujo de armas, dinero, apoyo político y propaganda nunca lo hizo.

El espacio y el hastío me impiden bosquejar el conjunto entero de los dientes falsos de la historia de Siria, así que permítanme rendir homenaje a Cataluña.

El Gobierno democrático de España en la democrática Unión Europea acaba de condenar a cien años de cárcel a los políticos democráticos catalanes por organizar una votación democrática en Cataluña. Peor aún, una "turba" de sus partidarios ha avanzado sobre... ¡el aeropuerto de Barcelona! El comercio, las vacaciones, los negocios están siendo ARRUINADOS, les digo que arruinados, por esta forma antidemocrática de protesta.

Pero, cuando se usa exactamente la misma táctica en Hong-Kong, los manifestantes NO son una turba, no arruinan nada, son "manifestantes de la democracia". Cuando los manifestantes de Hong-Kong se enfrentan a la policía china con molotovs, cuchillos e incluso armas de fuego, el villano es el policía apuñalado en el cuello.

Cuando la policía francesa desarma literalmente a los manifestantes de chalecos amarillos -es decir, para volarles las manos- hasta Zanco Panco se queda sin palabras, por lo que los gendarmes lanzan un velo mediático de secreto sobre la eliminación de ojos, manos e incluso vidas.

La novela de George Orwell de 1984 se suponía que era una obra distópica de ficción, una advertencia de las perversiones de la verdad que se requerirían para sostener el totalitarismo si no tuviéramos cuidado.

En 2019, se ha convertido en un Manual de Usuario, un libro de jugadas, y algunos de los peores hipócritas del mundo -también conocidos como los medios libres en los países libres- lo despliegan para la aprobación de las clases políticas a las que sirven.

Como dijo Zanco Panco, "La pregunta es, qué es ser el amo; eso es todo."