Otra gran bola de fuego ha sido vista hace un par de noches, alrededor de las 9 de la noche del 4 de octubre, esta vez sobre Irlanda y el oeste del Reino Unido. De hecho, no estamos seguros de que fuera un objeto solitario.
meteor fireball ireland

La bola de fuego vista desde Galway, Irlanda. El objetivo de la cámara está orientado aproximadamente hacia el norte-noreste. La trayectoria parece ser de oeste-noroeste a este-sureste.
Aquí hay imágenes de una bola de fuego que fue tomada en Galway en el oeste de Irlanda:

La Sociedad Meteorológica Americana recibió 19 informes de una bola de fuego sobre Irlanda, Escocia y Gales. El miembro de AMS 'Paul K.', también con sede en Galway, capturó estas imágenes del evento:

Además de ver la bola de fuego, testigos oculares en Donegal, en el noroeste de Irlanda, informaron que oyeron un estruendo atronador, que asustó a los animales.

En el suroeste de Irlanda, testigos presenciales reportaron haber visto una bola de fuego, pero más temprano en la noche, alrededor de las 19:30 horas. El residente de Cork Mark Dignam dijo:
"¿Alguien más vio el meteorito masivo sobre Irlanda justo antes de las 19:30? Increíblemente brillante por un par de momentos."
Astronomy Ireland tuiteó que creen que la gente vio un satélite chino romperse en la atmósfera:
"Nuestro presidente David Moore PIENSA que este es el cuerpo de un cohete de un satélite chino usado para lanzar un satélite tipo 'GPS' en enero de 2016, volviendo a entrar a la atmósfera terrestre."
Nótese el énfasis en "piensa". Está adivinando.

Aún más extraño, John Corr, otro residente de Cork, reportó haber visto el evento de las 9 de la noche:
"Voló de oeste a este a través del cielo norte visto desde Cork. Fue visible durante unos 30 segundos. Se rompió en varias piezas y cambió de color. Ocurrió alrededor de las 21:05
Así que aparentemente hubo dos o más eventos de bolas de fuego sobre el oeste de Irlanda, con una hora y 30 minutos de diferencia, yendo aproximadamente de este a oeste.

Curiosamente, hubo otro asteroide cercano a la Tierra que pasó volando el día anterior, el 3 de octubre, cuando el Asteroide 2019 SP3 hizo un acercamiento "cercano" a aproximadamente 0.97 LD (distancia lunar).

Puede que eso no suene muy bien, pero lo que no te dicen sobre estos objetos es que su detección no puede medir la cantidad de escombros que lleva consigo. Si un objeto tiene un largo tren de rocas más pequeñas a remolque, nuestro planeta puede hacer contacto con ese tren después de que el objeto principal nos haya 'perdido'....