Un exoperador de aviones no tripulados de EE. UU. Habla en contra de las atrocidades que dice que se vio obligado a infligir durante su tiempo en las fuerzas armadas y dice que el ejército estadounidense es «peor que los nazis».
Brandon Bryant
© Stephanie Keith / Reuters
El exoperador de drones de la Fuerza Aérea de EE.UU., Brandon Bryant, en Nueva York, el 19 de noviembre de 2015.
Brandon Bryant se alistó en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos durante seis años. Durante su tiempo con el ejército, operó aviones no tripulados, disparando misiles de forma remota a objetivos a más de 7,000 millas de distancia de Las Vegas, Nevada.

En entrevista publicada por The Independent, Bryant dice que llegó a su punto de quiebre con el ejército estadounidense después de matar a un niño en Afganistán que sus superiores calificaron como «un perro».

Explicó que después de disparar un misil Hellfire contra un edificio que contiene su objetivo, vio a un niño salir del edificio justo cuando el misil golpeó. Cuando alertó a sus superiores sobre la situación después de revisar la cinta, le dijeron «era un perro de mierda, déjalo».

Después de ese incidente, Bryant renunció al ejército. Durante su tiempo en la Fuerza Aérea estima que contribuyó directamente a matar a 13 personas él mismo y dice que su escuadrón disparó contra 1.626 objetivos, incluidas mujeres y niños.

Bryant se alistó entre 2006 y 2011, trabajando como operador de drones, ayudando a dirigir los misiles a sus objetivos.

En una conversación con Roots Action Network, Bryant recordó una instancia al principio de su alistamiento donde a él y a sus compañeros se les mostró un montaje de video de ataques con drones, después de lo cual se les dijo que su trabajo era «matar personas y romper cosas». «
"Fue en contra de todo lo que había aprendido sobre honor, justicia y entrenamiento. Era aterrador lo desdeñosa que era la gente sobre todo el asunto. Estábamos a salvo en los Estados Unidos y los de allá no. Ganamos. Pero no es así ", dijo Bryant.
Destacó que el ejército de Estados Unidos es «peor que los nazis» porque «deberíamos saberlo mejor».

Agregó que él y su familia han sido amenazados por hablar en contra del programa de aviones no tripulados y que ha perdido amigos y distanciado de otros miembros de su familia por su denuncia.

El exoperador de aviones quiere que el público entienda el efecto deshumanizante del programa de drones en los operadores y las personas seleccionadas.
"Me gustaría que la gente supiera, más allá de su existencia, las consecuencias que tiene sobre nosotros como especie algo tan fácilmente destructivo. Cada vez que nos acerquemos a esa ventaja, tendremos que darnos cuenta de dónde nos ubica ", dijo Bryant.
Admitió que vive atormentado por su participación en estos ataques y que siempre recordará como vio desangrarse hasta morir a una de sus primeras víctimas. Al término de su labor, le entregaron una hoja con estadísticas en la que figuraba la cifra de 1.626 personas muertas por estos ataques con drones. Bryant ha pedido disculpas a las familias de las víctimas de los bombardeos aéreos de EE.UU. en los que participó.