Traducido por el equipo de Sott.net en español

Soy blanco y eso está bien para mí. No me enorgullece ser blanco porque no hice nada para lograrlo. Sólo soy blanco porque mis dos padres lo fueron. No tuve nada que ver con su decisión. No tuvo nada que ver conmigo.
is it ok to be white?

¿Es correcto ser blanco?
En diciembre de 2019 aparecieron carteles en Perth diciendo "Está bien ser blanco". Según la BBC, apenas fiable, esto provocó que algunas personas dijeran: "Es repugnante y asqueroso saber que la gente piensa así". El gobierno escocés aparentemente estuvo de acuerdo, con el viceprimer ministro, John Swinney, declarando: "Debemos permanecer juntos para resistir este material inaceptable".

¿Por qué es inaceptable? ¿Sería inaceptable decir que está bien ser negro, marrón1, amarillo o rojo2? Tal vez sí, pero si es así, ¿por qué? ¿Qué tiene de malo en sentirse bien con tu color de piel? ¿Debemos estar incómodos con nuestra propia etnia? ¿Qué importa el color de la piel de todos modos? La reacción visceral asume que los carteles eran inherentemente racistas. Tal vez esto dice más de los que reaccionan que de los que lo publican.

Creo que está bien ser negro, está bien ser moreno, es genial ser amarillo y perfecto ser de piel roja. En las naciones desarrolladas modernas, considero que cualquiera que se imagine superior por el color de su piel es un idiota o con un gran lavado de cerebro. Son los idiotas y a quienes les lavan el cerebro los que niegan a la gente la igualdad de oportunidades por el color de su piel. Ellos son la causa del racismo sistémico restante. Independientemente de su propio color de piel. Afortunadamente, hay cada vez menos de ellos, pero todavía existen.

Se han aprobado leyes para detener la discriminación de los idiotas. Desafortunadamente, muchos de los idiotas que aún discriminan son inmensamente ricos y por lo tanto poderosos. Pueden permitirse otros idiotas muy caros que ganarán los juicios por ellos. Así que la ley generalmente no se aplica a los idiotas que pueden permitirse no preocuparse por las legalidades. Estamos a punto de averiguar quiénes son.

Es todo sobre el privilegio de los blancos

Recientemente se ha hablado mucho sobre el privilegio de los blancos. Ciertamente, si eres blanco en una sociedad que supuestamente favorece a los blancos, teóricamente una ventaja debería ser medible. Sin embargo, al menos en el Reino Unido, ese no parece ser el caso.

La evidencia muestra, sin sorpresa, que el idioma es una barrera para el logro educativo, pero el siguiente gran obstáculo parece ser el grupo socioeconómico, no el color de la piel. La evidencia del privilegio de los blancos no es evidente.
UK Government Statistics 2019

Estadísticas del Gobierno del Reino Unido 2019: Porcentaje de personas de 16 a 64 años de edad que estaban empleadas, por etnia (blancos y no blancos) a lo largo del tiempo
Como regla general, la pobreza, no la raza, determina las oportunidades de tu vida en el Reino Unido. Para la gente blanca sin poder, que vive en la sociedad mayoritariamente blanca, este siempre ha sido el caso. Enviaban a los niños blancos pobres a arrastrarse por los telares, no a los hijos de la aristocracia. Lo mismo es cierto para los negros, los morenos, los amarillos y los pieles rojas sin poder que viven en el Reino Unido.

Esto no significa que algunos empresarios no sean intolerantes, ni que el sistema no haya sido lento en eliminarlos. Sin embargo, para los de baja y media cualificación, en una sociedad predominantemente blanca, el color de la piel no parece hacer una gran diferencia. Ciertamente, en términos de desempleo, por porcentaje, el privilegio de los blancos es imposible de identificar. A menos que estar desempleado sea un privilegio.
UK Government Statistics 2019 2

Estadísticas del Gobierno del Reino Unido de 2019: Porcentaje de trabajadores en diferentes tipos de ocupación según su etnicidad.
Algunas diferencias empiezan a surgir a medida que se asciende en los estratos económicos. Por ejemplo, las estadísticas del gobierno del Reino Unido muestran que, como porcentaje de la población étnica, el 21% de los negros y mulatos se convierten en profesionales, en comparación con el 20% de los blancos. Por nacionalidad, las cifras son más notables. Con el 31% de los indios y sólo el 16% de los paquistaníes y bangladeshíes convirtiéndose en profesionales.

Tampoco es posible identificar el supuesto privilegio de los blancos a partir de estas estadísticas. Por supuesto, asumimos que las estadísticas son exactas. Fueron proporcionadas por el gobierno después de todo.

Una estadística destaca. Dicho crudamente, mientras que el 11% de los morenos, blancos y amarillos llegan a la cima de la pirámide corporativa, sólo el 6% de los negros y el 8% de los mulatos logran lo mismo. Aunque tampoco hay evidencia de privilegio de los blancos, parece haber cierta discriminación contra los negros, en particular. Si la discriminación se encuentra en algún lugar, es en el mundo corporativo. Lo cual, en mi opinión, no es ninguna sorpresa.

La lente del racismo

Reconozco que el racismo es real y que la historia del imperio inglés y la esclavitud puede ser vista como racista. Registra ampliamente la subyugación de un pueblo por otro. Es razonable, aunque inadecuado, ver estos procesos de asesinato en masa y esclavitud a través de la lente del racismo. Sin embargo, como estamos a punto de discutir, es una interpretación que carece de entendimiento. Como acabamos de ver, el privilegio de los blancos en las personas pobres no existe actualmente en el Reino Unido.

En el caso de la esclavitud, desde una perspectiva racial, esta fue predominantemente orquestada por poderosos blancos que explotaban a indefensos negros. Sin duda tuvo una influencia visible en la sociedad y el racismo extremo no era raro en las culturas occidentales y otras culturas, en ese momento. Sin embargo, mientras que el racismo en todos los niveles de la sociedad era endémico, los poderosos blancos no tenían reparos en explotar a los indefensos blancos.

Los poderosos morenos también vendieron a negros indefensos y algunos negros poderosos también comerciaron con negros indefensos. Los poderosos amarillos generalmente esclavizaron a amarillos indefensos, mientras que los poderosos blancos compraron mano de obra amarilla barata, explotando a la mayoría de los amarillos indefensos, generalmente para enriquecer a los poderosos blancos y a una pequeña minoría de poderosos amarillos.

Muchos negros y morenos también se hicieron poderosos explotando a otros negros y morenos, a menudo para el beneficio económico de poderosos blancos. En lugar de hacer mucho dinero con los pieles rojas, los blancos poderosos enviaron a los blancos indefensos a matarlos. De hecho, los blancos poderosos enviaron a blancos indefensos a matar a muchos negros, morenos, amarillos y pieles rojas indefensos (a los que casi aniquilaron por completo).

Sin embargo, en la era del imperio, los poderosos blancos masacraron a millones de impotentes blancos, negros, morenos, pieles rojas y amarrillos. Así como los negros y morenos demasiado poderosos, frecuentemente, mataban a los impotentes negros, morenos, amarillos y blancos. En los últimos siglos, los poderosos amarillos han matado principalmente a los impotentes amarillos, aunque hace unos 80 años también mataron a muchos impotentes blancos, negros y morenos. Retrocediendo un poco más, los poderosos amarillos mataron a millones de impotentes amarillos, blancos y morenos.

En los tiempos modernos el panorama ha cambiado, o eso nos dicen. En muchos países desarrollados, la gente blanca, negra, morena y amarilla vive junta. Incluso es ilegal matar a los pieles rojas, lo cual es un gran paso adelante. Por supuesto que los impotentes blancos, negros, morenos y amarillos siempre han vivido juntos, en varios lugares del mundo, el cambio es que ahora se celebra esta antiquísima realidad.

Esta celebración me parece fuera de lugar. Si los poderosos hubieran dejado de matar en masa a los impotentes, podríamos tener algo por lo que gritar. Pero ellos no han dejado de matar ni nosotros de morir.

Hoy en día, en la nueva era del imperio, los poderosos blancos, negros y morenos están aparentemente concentrados en enviar a los blancos, negros, morenos y amarillos indefensos a matar a un gran número de morenos indefensos. También financian el entrenamiento y el equipamiento de una franja lunática de personas morenas, blancas y negras indefensas para que maten a la mayoría de los morenos indefensos y a una minoría considerable de blancos indefensos.

Más al sur, los poderosos morenos, amarillos, blancos y negros han adoptado un enfoque similar para alentar a los negros indefensos a matar, en general, a otros negros indefensos. En otros lugares, las naciones, dirigidas por poderosos morenos están financiando a otros morenos y negros locos e indefensos para que maten a la mayoría de los morenos y negros indefensos.

De manera similar, desde una perspectiva económica basada en la raza, mientras que muchas personas negras, morenas, amarillas y pieles rojas supervivientes sin poder han mejorado ampliamente sus condiciones de vida y sus oportunidades económicas y sociales, muchas de ellas permanecen en los estratos económicos más bajos. Desde el punto de vista de la movilidad económica y social, la era moderna tampoco ha servido de mucho a los blancos sin poder.

A lo largo de la historia, personas muy poderosas siempre han envenenado, hecho pasar hambre, desplazado, matado y explotado a la mayoría de las personas sin poder. Esto sigue siendo lo mismo hoy en día.

En el pasado, los indefensos enviados a matar a los indefensos morenos, negros, amarillos, pieles rojas y blancos no tenían elección. Cuando ellos mismos fueron asesinados por los otros indefensos, tratando de defenderse, los poderosos que los enviaron, a quienes no les importaba quién muriera, simplemente enviaban más. Ya sea que quisieran ir o no.

Hoy en día la mayoría de los asesinos no son forzados a hacerlo, aunque una gran minoría sí. Muchos de este grupo forzado de gente indefensa son niños, así que definitivamente no es su culpa. Sin embargo, los impulsores económicos, sociales, ideológicos y políticos que obligan a los adultos a matarse entre sí, y a muchos niños pobres, siguen siendo influyentes.

Felices de perpetuar todo esto, los poderosos siguen enviando a los débiles a matar a otros débiles. Esto se hace para que la gente poderosa pueda ser aún más poderosa. Por lo que mantienen y promueven los motores económicos, sociales, ideológicos y políticos.

Que la gente indefensa de hoy en día se sienta culpable de todo esto, por el color de su piel, es uno de los desórdenes emocionales más absurdos que le ha ocurrido a la humanidad. La noción de culpa colectiva, especialmente para las generaciones pasadas, es muy ridícula. Aunque tal vez hoy se justifique un poco de culpa por permitir que los poderosos se salgan con la suya.

En el lado positivo, casi todos en el mundo tienen un mejor nivel de vida, una mayor esperanza de vida, mejores condiciones sanitarias y seguridad alimentaria y de agua. Sin embargo, esto es relativo. La desigualdad también ha aumentado incesantemente.

Los poderosos también han mejorado su propio nivel de vida y esperanza de vida. En mucho mayor medida que cualquier otra persona. De hecho, ahora están tan distantes de la economía, la sociedad y el paradigma político que habitan las personas sin poder, todo lo cual controlan, que prácticamente están viviendo en otro planeta.


Comentario: Y ven al resto de nosotros (todas las razas) como prácticamente otra especie.


A través de la lente de quienes imprimen trozos de papel

Todo esto ha sido logrado por los poderosos que imprimieron muchos trozos de papel, los dieron a los indefensos negros, pieles rojas, morenos, amarillos y blancos, para que pudieran comprar más cosas de los poderosos para construir un mundo mejor para ellos. De este modo, los poderosos se volvieron exponencialmente más poderosos. Hasta el punto de que comprar naciones enteras está fácilmente a su alcance.

Desde la perspectiva de los poderosos, esta idea de hace 250 años, de imprimir y distribuir trozos de papel a mucha gente, y luego convencerlos de que vale algo, tenía algunas grandes ventajas. En primer lugar, no les costó nada y en segundo lugar, creó el mito de que trabajar duro para los poderosos sería bueno para los indefensos amarillos, pieles rojas, blancos, negros y morenos. A medida que los indefensos acumularon más trozos de papel, ya no necesitaban ser forzados a trabajar para los poderosos. Lo hicieron de buena gana.

Ni los poderosos necesitaban presionar a los indefensos para que mataran. Todo lo que necesitaban hacer era convencer a los indefensos de que podían salir de sus (relativos) barrios bajos si aceptaban matar. Algunas personas indefensas, al no ver ninguna oportunidad de vida en otros lugares, aprovecharon la oportunidad y aceptaron matar a petición de los poderosos.

De vez en cuando la gente poderosa ve la necesidad de intensificar sus matanzas. Comienzan grandes guerras, forzando a la gente indefensa a luchar sólo para sobrevivir. Ganar o perder no tiene importancia. Ellos invierten en todos los bandos y, cuando termina la guerra, se llevan todas las ganancias. Así es como las corporaciones, especialmente los bancos, realmente "hacen una matanza".

Hoy en día, si los asesinos sin poder sobreviven intactos, rara vez se benefician del acuerdo. Si no mueren, pueden perder miembros y si están físicamente bien, es probable que el trauma arruine sus vidas. Cuando necesitan ayuda, las únicas personas que los ayudarán son otras personas sin poder. A las personas poderosas que los enviaron a matar, a morir, a sufrir mutilaciones y a volverse locos no les importa.

Algunas personas sin poder han acumulado tantos pedazos de papel que han sido invitadas a ser poderosas también. Tan pronto como tienen suficientes trozos de papel los cambian por cosas realmente valiosas como tierra, infraestructura, edificios, negocios, arte, oro y plata. Con la riqueza real asegurada, viendo que toda la gente sin poder todavía cree que los trozos de papel valen algo, el poder definitivo es el poder de imprimir más trozos de papel.

Sólo los más poderosos tienen este poder. Es gratis para aquellos que pueden permitírselo. A través de él, porque todos los demás tienen fe en los trozos de papel, controlan todo el planeta.

Hay algunos países donde no permiten que los poderosos impriman papel y se lleven todo el poder. Estos países están constantemente bajo ataque. Cuando un país decide que va a imprimir sus propios trozos de papel, sin preguntarle a los poderosos si puede, es despiadadamente destrozado.

El problema que los indefensos enfrentan ahora es que todo el esquema ponzi es inherentemente defectuoso. Es esencialmente un sistema de deuda en espiral que existe sólo como producto de la creación de la deuda. Colapsará, así que otro nuevo sistema de control está siendo ideado por gente poderosa para gente sin poder. Uno basado en la financiación de la naturaleza en vez de en trozos de papel.

Para los poderosos, esto tiene la ventaja adicional de controlar algo que los indefensos realmente necesitan para sobrevivir. A diferencia de los trozos de papel, que no necesitan.

A través de la lente de la distracción

Los más poderosos no quieren que ningún indefenso se dé cuenta de que han esclavizado a todos usando un truco de confianza. Unas pocas personas indefensas se han dado cuenta de esto. Así que los poderosos ordenan a algunos indefensos que digan a los demás indefensos que los indefensos que han descubierto lo que los poderosos traman están todos bastante locos. Esto parece funcionar.

La gente poderosa necesita asegurarse de que la menor cantidad de gente indefensa posible se ponga al corriente de su operación de fuego. Así que necesitan una forma de distraer a la gran mayoría de la gente sin poder para que no se den cuenta de la verdad.

Son dueños de todos los medios de comunicación, los partidos políticos, financian casi toda la ciencia, dirigen las organizaciones no gubernamentales, son dueños de todas las corporaciones, casi toda la tierra y, por supuesto, tienen el único poder de imprimir los pedazos de papel. Así que esta tarea es relativamente fácil.

Todo lo que tienen que hacer es convencer a todos los indefensos de que deben atacarse entre ellos. Lo hacen usando su poder para convencerlos de que están divididos. Normalmente gracias a los sistemas de creencias inculcados a los indefensos por los poderosos dueños del llamado sistema educativo y muchos supuestos académicos.

Ejemplos de las herramientas útiles, desplegadas tácticamente, incluyen el nacionalismo extremo, el dogma político, la intolerancia religiosa, el adoctrinamiento social, el excepcionalismo científico y cualquier creencia que aliente a un grupo de personas sin poder a imaginar que es mejor que otro.

Convencer a las personas sin poder para que vean todo a través de la lente del racismo es particularmente eficaz. Precisamente porque existen pruebas que demuestran lo racistas que pueden ser las personas. La pregunta es, ¿por qué la gente es racista? Los niños no nacen racistas, así que ¿cómo se vuelven racistas los adultos? La respuesta es la misma que siempre ha sido. Se les enseña. Tal vez por sus padres, a través de su educación o a través de sus compañeros. Este sistema es fantástico para la gente poderosa.

Mientras tanto, los poderosos pueden o no ser racistas ellos mismos. No importa. La historia nos enseña que matan a todos por igual. La raza no parece importar cuando se trata de sus decisiones sobre quién muere y quién vive. Todo es parte de su gran juego de estrategia de ajedrez.

Una cosa es segura. A menos que nosotros, la gente sin poder, dejemos de culparnos unos a otros por todos los males del mundo; a menos que nos demos cuenta de que todos estamos sujetos a fuerzas globalistas inconmensurablemente perniciosas que no se preocupan por nuestra edad, etnia, género, sexualidad o discapacidad, seguiremos siendo explotados. Como siempre lo ha sido.

Mientras caigamos sin pensar en el viejo truco del divide y vencerás, estaremos perdidos. Sólo cuando nos demos cuenta de que todos estamos siendo explotados, y empecemos a mirar hacia el poder de los granjeros, en lugar de pelearnos con las otras ovejas, podremos avanzar hacia un mundo mejor.

Sea cual sea el color de nuestra piel, estamos todos juntos en esto.
Sobre el autor

Iain Davis es un autor, bloguero (colaborador de 21stCenturyWire, UKColumn y otros sitios de noticias destacados), periodista (certificado por el CPD), investigador y realizador de cortometrajes que discute las pruebas en In This Together. Puedes seguir a Iain en Twitter, Steemit y MINDS. Incluso puedes ver sus videos en YouTube, DTube y en BitChute también.
Notas del editor:

1. Según la Wikipedia en inglés: "La gente morena o marrón (brown people en inglés) es un término racial y étnico [...] es una metáfora de la raza basada únicamente en el color de la piel humana. El mundo marrón se extiende en un inmenso cinturón claro a través del sur de Asia y el norte de África, desde el Pacífico hasta los océanos Atlánticos". Sin embargo, el término es muy ambiguo y "los tonos bronceados de la piel también suelen incluirse en la clasificación racial marrón, en México (y el suroeste de los Estados Unidos) y Filipinas el término se asocia con los pueblos mestizos, y en Brasil es el pardo."

2. Los pieles rojas (red people en inglés) también denominados raza cobriza es, según Wikipedia, "un término descriptivo de los pueblos indígenas de América y una terminología de color para raza, utilizado en América del Norte y Europa desde la colonización europea de América."