Traducido por el equipo de Sott.net en español

Se han dicho muchas mentiras sobre este virus. Estas son sólo las 12 primeras que hemos seleccionado.
biggest lies about covid
1. Gente que cae muerta en las calles.

Así es como los medios de comunicación retrataron el Covid19 al principio: una enfermedad tan peligrosa que la gente que caminaba por la calle cayó muerta de repente. Prácticamente todos los medios del Reino Unido publicaron estas fotos.
people dead street China virus

El Guardian en enero.

people dead street China virus

Metro el 31 de enero.
people dead street China virus

The Sun el 31 de enero.
Es muy extraño que en las dos primeras fotos, y variantes de ellas en otros periódicos, esos trabajadores de emergencia no tengan equipo con ellos, y parezcan estar parados sin hacer nada. ¿Son fotos falsas? No ha habido informes de personas que hayan caído muertas en la calle en ningún lugar desde entonces. Y si hubiera sido cierto en China, el virus se habría detectado muy rápidamente. Ahora sabemos que los síntomas son indistinguibles de los resfriados, la gripe o la neumonía. Estas fotos fueron el comienzo de las mentiras del coronapánico.

2. El tres por ciento morirá.

La OMS publicó esta cifra de 3% de mortalidad desde el principio. No necesitas ser un mago de las matemáticas para saber que es una persona de cada treinta. Esa es una seria razón para entrar en pánico. Ahora sabemos que la tasa de mortalidad es de alrededor del 0,1%. Eso es alrededor de uno de cada mil, y comparable a la gripe estacional. Pero igual de importante, las cifras se inclinan masivamente hacia las personas de alrededor de ochenta que tienen al menos dos condiciones graves existentes, y ya están en un hogar de cuidado: personas que tienen una calidad de vida mínima, y poca expectativa de vida restante. Para la gente más joven y sana, y más joven aquí puede significar menos de setenta, no importa si veinte o treinta, el riesgo de muerte es cada vez menor.

3. La inmunidad de la manada es una idea peligrosa.

Esta es una de las más serias corrupciones de la ciencia. No se necesita un título en epidemiología para saber que las epidemias vienen y van. La definición misma de la palabra implica esto. (Por el contrario, una enfermedad que se mantiene durante muchos años se llama endémica.) Usted necesita saber sólo una pizca de la epidemiología para entender por qué las epidemias vienen y van. No es ciencia de cohetes. Cuando llega la nueva enfermedad, todo el mundo es susceptible a ella, porque es nueva y por lo tanto nadie tiene ninguna inmunidad. La enfermedad puede correr a través de la población, pero al hacerlo deja a la gente inmune a su paso. A medida que el número de personas inmunes crece, la enfermedad se hace cada vez más difícil de propagar. Cuando el número de personas inmunes alcanza un cierto punto (que varía con las diferentes enfermedades) el bicho no puede encontrar nuevas personas para infectar, por lo que el propio bicho efectivamente muere. Ese punto se llama inmunidad de manada. Es la única manera de derrotar a un nuevo virus. Pero véase el número 4.

4. Necesitamos una vacuna que nos dé inmunidad de grupo.

Las vacunas funcionan creando una inmunidad de manada artificial, pero eso no es mejor que la inmunidad de manada natural. Y el simple hecho es que, como todos saben, no tenemos una vacuna. ¿Cuánto tiempo tomará hacer una, probarla apropiadamente y lanzarla? ¿Dieciocho meses? ¿Tres años? ¿Nunca? En cualquier caso, incluso si usamos una vacuna antes de una prueba de seguridad adecuada, todavía tardará más tiempo en alcanzar la inmunidad de la manada de forma natural. (Y tenga en cuenta que el resfriado común también es causado a menudo por algunos otros Coronavirus. Todavía no hay señales de una vacuna para ninguno de ellos).

5. El confinamiento funciona.

La evidencia aquí es muy, muy débil. Es de sentido común que debe tener algún efecto. Pero tenemos a Nueva York, con un bloqueo duro y muertes masivas, mientras que Tokio con un bloqueo mínimo apenas tiene. O Suecia con un bloqueo muy leve que tiene una tasa de mortalidad menor que Gran Bretaña con un bloqueo draconiano. O España y Portugal, que juntos forman la Península Ibérica, con tasas de mortalidad muy diferentes. Hay otro factor, o factores, involucrados aquí, y los medios de comunicación no parecen preocuparse por lo que podrían ser. Afortunadamente hay algunos científicos que tratan de explicar las diferencias. Varios factores han sido presentados con buena evidencia:
1 La vitamina D juega un papel enorme en el sistema inmunológico, y las variaciones en la deficiencia ciertamente juegan un papel, al menos en casos individuales. De hecho, es una negligencia del Gobierno no haber promovido la suplementación de vitamina D a gran escala.

2 Las vacunas contra la gripe también juegan un papel en causar peores resultados con los Coronavirus. El mecanismo se denomina interferencia viral inducida por la vacuna. Naturalmente, los que hacen las vacunas no están interesados en que usted sepa acerca de tales efectos secundarios indeseables.

3 La obesidad es un indicador negativo, lo que explicaría en parte la alta tasa de mortalidad de Nueva York. Una de las estadísticas más extrañas del Covid hasta la fecha es que del pequeño número de muertes en Japón, no menos de siete son luchadores de sumo.
Uno podría dilucidar muchos otros factores, pero ninguno se acerca al gran rompedor de la epidemiología, que es la inmunidad. La inmunidad es la principal razón por la que la gente no se enferma con ninguna enfermedad. Por lo tanto, el factor principal en las tasas de mortalidad diferencial debe ser el tiempo que los diferentes países tuvieron el virus antes de darse cuenta. A medida que la infección viajaba a través de las poblaciones, confundida con los resfriados y la gripe, fue construyendo constantemente la inmunidad. China tiene un número verdaderamente minúsculo de muertes dada su enorme población. El virus se desató durante la temporada de gripe invernal, antes de que se dieran cuenta de que había algo nuevo. Cuando lo hicieron, se encerraron, y el encierro pareció ser muy efectivo; pero sólo porque ya estaban cerca de la inmunidad de manada.

Los países que rodean a China, que tienen muchas relaciones interpersonales con ella, tienen tasas de mortalidad igualmente bajas (Vietnam, ¡nadie en absoluto!) Cómo y cuándo entró el virus en otros países es difícil de desentrañar ahora; pero hay que tener en cuenta que el aeropuerto de Wuhan es un importante centro de operaciones, con vuelos en todo el mundo. Podemos inferir razonablemente que Noruega, por ejemplo, fue infectada tempranamente, produciendo las mucho menores muertes registradas posteriormente. Esta conclusión se ve confirmada por el hecho de que, habiendo disminuido su cierre, los casos siguen disminuyendo. En otras palabras, no hay signos de una "Segunda Ola". Después de un bloqueo estricto y efectivo que impida la transmisión, y por lo tanto impida el crecimiento de la inmunidad, debería haber efectivamente una segunda ola. La falta de una apunta muy fuertemente a la inmunidad adquirida previamente. (En todo esto, Nueva York sigue siendo una excepción, y no estoy más preparado que nadie para intentar una explicación completa de las estadísticas de NY en esta etapa).

6. El confinamiento no causa más muertes de las que salva.

La cifra filtrada de 150.000 muertes causadas por el confinamiento nunca ha sido refutada por el Gobierno del Reino Unido. Es de sentido común que con el cierre del Servicio Nacional de Salud para casi todo el mundo, habrá más muertes por otras causas. También más suicidios, más violencia doméstica, y el conjunto de problemas que aumentan la mortalidad cuando la pobreza aumenta. El colapso económico va a tener un gran efecto allí. ¿Y consideramos que el suicidio de una persona sana de 20 años equivale a la muerte de una persona enferma de 85 años? El encierro no es una calle de un solo sentido cuando se trata de salvar vidas; más bien una calle de sentido contrario.

7. Estar infectado puede no (o no) hacerte inmune.

Esta es una suposición realmente extraña para cualquier infección específica. (Nótese que el resfriado común, que es endémico, es causado por un número de diferentes virus). Este "hecho" se basó supuestamente en algunas personas que parecían estar infectadas dos veces. Pero la extrema dificultad de distinguir entre resfriados, gripe, Covid19 y neumonía significa que siempre fue una conclusión ridícula a la que llegar. Y si fuera verdad, sería un tiro mortal de la "Carrera por la vacuna". Las vacunas sólo funcionan porque estimulan el sistema inmunológico de la manera en que lo hace una infección natural. Si el Covid19 no provocara una respuesta inmunológica normal, cualquier vacuna sería inútil.

8. Tener Covid significa tener síntomas graves.

Al principio de esta lamentable saga, el síntoma más grave, como se ha señalado en la mentira 1, fue la muerte instantánea. Ahora sabemos que en su mayoría no tiene ningún síntoma, o se presenta como un resfriado común. Todos los "expertos" del mundo, altamente financiados e infinitamente promocionados, de alguna manera no se dieron cuenta de esto.

9. Las máscaras funcionan.

Si lo hacen, ¿por qué no podemos usarlas todos y volver a la normalidad? Si no lo hacen, ¿por qué nos recomiendan que las usemos? La efectividad o no de las máscaras ha sido un tema controvertido durante meses. Algunos médicos han dicho que el uso de personas sanas fuera de un entorno clínico es definitivamente una mala idea. ¿Es la controversia de las máscaras sólo otra forma de aumentar el miedo y la confusión?

10. Es necesario un distanciamiento social de dos metros.

No hay una buena ciencia detrás de esto. En Noruega, con su increíblemente baja tasa de mortalidad, usan un metro. Y nunca se hace referencia a si estás dentro o fuera. Si respiras un virus en el interior, no tienes más remedio que quedarte un rato en la habitación. Si estás fuera en un aire bastante quieto, que tiene una velocidad de unos 2 metros por segundo, el virus que respiraste hace 2 segundos ya está a 4 metros de distancia. Y debido a que el aire que exhala es siempre más caliente que el aire circundante, y el aire caliente se eleva, ese aire potencialmente cargado de virus se elevará al exterior sin techo que lo detenga. Así que dos metros no son necesarios en Noruega, pero sí en Inglaterra, ya sea que estés en una habitación pequeña o en una playa con brisa. ¿Es esto una tontería que fomenta el miedo, o la ciencia? Ciertamente no es lo último.

11. El dinero no tiene nada que ver con nada de esto.

La influencia y los mega-dólares de Bill Gates y la Big Pharma supuestamente no están sesgando el debate. Las donaciones de Bill Gates al Colegio Imperial del Profesor Confinamiento Ferguson, o a la OMS, no hacen ninguna diferencia, y el deseo de Bill Gates de producir siete mil millones de dosis de vacunas no le da un interés financiero. Bill Gates es un buen tipo que sabe mucho sobre virus informáticos, así que todos deberíamos verlo como nuestro salvador de este virus. Me imagino que hay más lógica en Alicia en el País de las Maravillas.

12. La destrucción de los derechos humanos básicos es un precio que vale la pena pagar.

Las personas que están bajo arresto domiciliario virtual, con la libertad de movimiento, libertad de asociación, libertad de expresión, libertad de trabajo, libertad de asistir a la escuela, todas restringidas, ¿está bien? ¿La introducción de la vigilancia personal masiva es algo bueno? Si un invasor extranjero amenazara nuestros derechos de esa manera, lucharíamos por ellos y aceptaríamos bajas en el proceso. ¿Por qué de repente le damos la vuelta a esa lógica y decidimos renunciar a los Derechos para (posiblemente) salvar vidas? ¿Imaginamos todos con cariño que pronto tendremos nuestros Derechos de vuelta? La historia muestra que los Derechos son generalmente difíciles de ganar, y una vez perdidos son muy difíciles de recuperar. Y si usted piensa que todavía tiene la Libertad de Expresión, trate como yo y otros, de presentar un punto de vista que sea diferente al del Gobierno. Sí, puedes hacer que se transmita a unos pocos. Pero si llega a muchos más, Google, o YouTube, o Facebook pronto lo censurará. Si usted está leyendo este artículo, es porque usted es uno de un pequeño número, lo que significa que el artículo está todavía por debajo del radar del censor, o del nivel de popularidad que desencadena la censura.

En esos maravillosos días antes de Covid19, todos sabíamos que los políticos, periodistas y vendedores son proveedores empedernidos de pasteles de carne. Ahora estas mismas personas son consideradas como Santos y Salvadores, con absolutamente nada más que nuestros mejores intereses y bienestar en sus corazones. Es un hecho, es decir, uno real, no uno falso, que no se me ocurre ningún tema en el que se hayan dicho tantas mentiras tan extrañas como este. También es un hecho que no puedo pensar en ningún otro tema en el que los políticos de todo el mundo hayan empezado de repente a rebuznar como burros con el mismo horrible "¡Hiaaaa, hiaaaa!". Y también es un hecho que no puedo pensar en ningún otro suceso que haya destruido simultáneamente los derechos humanos y destrozado la economía en todo el mundo. ¿No es extraño que todas esas tres observaciones extremas se apliquen al mismo pequeño virus? Si alguien no puede ver un problema aquí, sólo puede ser que el Coronapánico ha borrado totalmente sus procesos de pensamiento.