Al menos 56 personas han muerto por las inundaciones que han afectado en los últimos días al suroeste de Japón y las autoridades han recomendado a 1,4 millones de personas de la isla de Kyosho que abandonen sus lugares de residencia por el temor a un temporal sin precedentes en décadas.
Meteorologist Heather Tesch says the death toll is expected to rise after flooding in Japan.

La meteoróloga Heather Tesch dice que se espera que el número de muertos aumente después de las inundaciones en Japón.
La prefectura de Kumamoto es la que más fallecidos acumula hasta el momento, con al menos 53 víctimas mortales ya confirmadas y nueve personas más desaparecidas, según la cadena NHK. Las lluvias han afectado principalmente a zonas rurales de esta región.

La Agencia Meteorológica de Japón emitió el lunes sendas alertas para las prefecturas de Fukuoka, Saga y Nagasaki y, aunque ya las ha levantado, ha advertido a la población de que aún puede haber desbordamientos de ríos, inundaciones y corrimientos de tierra.


Más de 70 corrimientos de tierra

El Gobierno calcula que desde el sábado ha habido más de 70 corrimientos de tierra, en su mayoría en Kumamoto, y los meteorólogos prevén que el temporal se extienda el miércoles por la isla de Kyushu y también por otras zonas del país. La agencia prevé hasta 250 milímetros de lluvia por metro cuadrado en varias áreas.

Se espera que este miércoles continúe lloviendo en varias zonas del oeste y nordeste del país. La Agencia Meteorológica de Japón ha emitido este lunes sendas alertas para parte de las prefecturas de Fukuoka, Saga y Nagasaki ante la posibilidad de que sufran las peores lluvias en décadas.

Por otro lado, las personas que viven en zonas montañosas continúan con la línea telefónica, la electricidad y el agua cortadas. Así, las autoridades locales también están intentando trasladar a los residentes a centros de evacuación, según ha informado la agencia de noticias japonesa Kiodo.