Científicos de la Universidad de Oxford afirman que han detectado un número inexacto de decesos por covid-19 en las estadísticas oficiales del país.
UK Covid lockdown
© Toby Melville / Reuters
Un trabajador con una mascarilla limpia un letrero en la estación de tren de Waterloo en Londres, Gran Bretaña, el 7 de septiembre de 2020.
Alrededor del 30 % de las personas incluidas durante julio y agosto en la estadística oficial de muertes por covid-19 de las autoridades sanitarias británicas han muerto principalmente por otras afecciones, afirman analistas de la Universidad de Oxford.

Para su investigación los científicos del Centro de Medicina Basada en la Evidencia de Oxford utilizaron los informes semanales de la agencia gubernamental británica Public Health England, con el fin de determinar la proporción de los casos en los que el covid-19 no fue la causa de muerte subyacente.

La causa de muerte subyacente se define como "la enfermedad o lesión que desencadenó la sucesión de acontecimientos mórbidos que condujeron directamente a la muerte". Es decir que si una persona positiva por coronavirus muere de una insuficiencia cardíaca causada por un infarto de miocardio, la causa de muerte subyacente es el infarto de miocardio y no el covid-19.

Resultó que en 465 de los 1.617 casos letales (28,8 %) registrados como 'defunciones por coronavirus' entre el 3 de julio y el 28 de agosto, el covid-19 solo se menciona en la fila 'Otras condiciones significativas que contribuyen a la muerte'. No obstante, no se indica como la causa de muerte subyacente.

Según establecen las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), tales muertes no deben ser registradas como muertes a causa del coronavirus: "Las personas con covid-19 pueden morir por otras enfermedades o accidentes; estos casos no son muertes por covid-19 y no deben ser certificados como tales".
Not covid death
© Organización Mundial de la Salud (OMS)
"La distinción entre la causa subyacente de la muerte y cualquier otra mención en el certificado de defunción será cada vez más importante a medida que entramos en los meses de otoño e invierno, donde se observan aumentos de enfermedades respiratorias anualmente", subrayan los científicos de Oxford.

Paralelamente, señalan que su estudio no ha sido revisado por pares y solo refleja "las opiniones de los autores".


Comentario: Así que podemos esperar que el estudio sea atacado por todos los medios de comunicación, si es que llega a obtener atención, de lo contrario simplemente será ignorado.


"El covid-19 es un engaño"

El Reino Unido contabiliza el mayor número de muertes por coronavirus en Europa: un total de casi 42.000 casos letales desde el inicio del brote, según datos de la OMS.

El reciente aumento de casos diarios en partes de Escocia, Gales y el norte de Inglaterra ya ha dado lugar a la reimposición de algunas restricciones, como la prohibición de reunirse con amigos en casa y la reducción del horario de apertura de bares y restaurantes.

Este sábado, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha anunciado la llegada de la segunda ola de la pandemia. Si bien aseguró que no quiere recurrir a otro confinamiento nacional "en ningún caso", admitió que el Gobierno podría tener que tomar "más medidas" e "intensificar" aquellas que contribuyan a "reducir la tasa de infecciones".

La perspectiva de introducción de nuevas medidas restrictivas provocó indignación entre la población, que este sábado ha salido a las calles de Londres para manifestar su protesta contra nuevas restricciones y confinamiento.

Según Reuters, aproximadamente 1.000 personas se reunieron en el centro de la capital británica llevando pancartas que rezaban: "El covid-19 es un engaño" y "Mi cuerpo, mi elección: no a las mascarillas obligatorias". La protesta fue dispersada por la Policía y al menos 32 personas han sido arrestadas.