La han bautizado como Ianos y puso en alerta a Grecia, en el sureste del Mediterráneo europeo, donde está golpeando con fuerza este viernes.
Estaban previstas rachas de viento de hasta 200 km/h y precipitaciones de entre 200 y 400 l/m2 en pocas horas.

Estaban previstas rachas de viento de hasta 200 km/h y precipitaciones de entre 200 y 400 l/m2 en pocas horas.
Es una rara y potente tormenta que los expertos clasifican de manera informal como un "medicane", palabra que surge de la unión de las palabras Mediterráneo y huracán en inglés.

Este tipo de fenómeno se caracteriza por traer consigo fuertes vientos de fuerza huracanada, y precipitaciones capaces de generar importantes inundaciones. Incluso tiene un ojo en su centro.

En el caso de Ionas, se esperaba que golpeara primero las islas Jónicas occidentales antes de llegar a la península del Peloponeso e incluso a Atenas.

Estaban previstas rachas de viento de hasta 200 km/h y precipitaciones de entre 200 y 400 l/m2 en pocas horas.